Amigdalitis: Síntomas, Causas y Tratamiento

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (4 votos)
Loading ... Loading ...

Una amigdalitis es una infección de las amígdalas causada, normalmente, por virus o bacterias.

Las amígdalas, junto con otros órganos y tejidos del cuerpo humano, son responsables de desarrollar el sistema inmunitario en los primeros años de vida. El cuerpo aprende a rechazar y protegerse de sustancias ajenas y perjudiciales para el cuerpo, como los virus y las bacterias.

El dolor de garganta y el dolor al tragar son los síntomas más característicos, pero si quieres saber el resto de síntomas y las causas que pueden provocar esta dolencia, no dejes de leer esta información.


¿Qué es la amigdalitis?

La amigdalitis o anginas es la inflamación de una o ambas amígdalas, que son las masas de tejido ovales, carnosas y grandes que se encuentran a los lados del velo del paladar. Están formados por tejido linfoide, que contienen las células que producen anticuerpos útiles en la lucha contra la infección.

La amigdalitis es una enfermedad muy común, especialmente en niños.

Síntomas de la amigdalitis

Los síntomas de esta dolencia son dificultad para tragar, dolor de oídos, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolor de garganta que dura más de 48 horas, sensibilidad de la mandíbula y la garganta.

En los niños pequeños esta dolencia se manifiesta con fiebre, llanto, inapetencia e incluso pueden aparecer vómitos y diarrea. Pueden tener también síntomas de catarro (tos y mocos) y conjuntivitis.

Los niños más mayores, además de fiebre, pueden tener dolor de garganta, cabeza y tripa. Pueden aparecer bultos en el cuello, que a veces son dolorosos y, en ocasiones, erupciones o manchas en la piel.

Causas de la amigdalitis

La causa más frecuente de la amigdalitis son las infecciones por virus o bacterias. La amigdalitis en los niños menores de dos años están causadas por virus. En los niños de mayor edad, aunque la mayor parte siguen siendo causadas por virus, comienzan a intervenir también las bacterias.

La amigdalitis pueden aparecer en cualquier época del año, pero son más frecuentes en los meses de invierno.

Tratamiento de la amigdalitis

A continuación te presentamos los mejores remedios caseros para la Amigdalitis que hemos recopilado.

Nuestros remedios naturales para la Amigdalitis pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Alimentación / dieta de la amigdalitis

En estos casos se recomienda beber muchos líquidos, sobre todo agua y zumos de cítricos, para reintegrar los líquidos perdidos con la sudoración cuando aparece la fiebre. También se pueden tomar sopas y caldos, incorporando en ellos verduras para reponer los minerales perdidos.

Lo último en nuestra sección Vida Sana

11 Estupendos Consejos para Conciliar el Sueño en Verano

Cuando llega el verano, cambian tus ciclos vitales, y el del sueño no podía ser una excepción, ya que al haber más horas de sueño, tu cuerpo se acostumbra.Si le unes el calor que suele haber alguna noche que hace que sea más difícil todavía dormir, alguna noche de verano puede convertirse en una pesadilla, acabando por sufrir insomnio.Para que eso no ocurra, y tu organismo no tenga tantas dificultades para descansar, hoy te traigo 11 estupendos consejos para conciliar el sueño en verano que te resultarán realmente útiles. ¿Te lo vas a perder?