Artrosis: Síntomas, Causas y Tratamiento

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (13 votos)
Loading ... Loading ...

La artrosis es un tipo de artritis, que se asocia con el deterioro del cartílago que forma parte de las articulaciones.

Esta dolencia causa que el cartílago se deteriore, perdiendo su elasticidad, y decreciendo su función de actuar como almohadilla entre los huesos. A medida que el cartílago se deteriora, los músculos y tendones que rodean la articulación sufren causando dolor, pudiendo llegar a producir, en los casos más avanzados, que los huesos choquen uno con otro con el movimiento de la articulación.

Si quieres saber más sobre las causas y síntomas de esta enfermedad, no dejes de leer esta información.


¿Qué es la artrosis?

La artrosis es una enfermedad que lesiona el cartílago articular y origina dolor, rigidez e incapacidad funcional. Habitualmente se localiza en la columna cervical y lumbar, algunas articulaciones del hombro y de los dedos de las manos, siendo normal también que aparezca en la articulación de la raíz del pulgar, la cadera, la rodilla y la articulación del comienzo del dedo gordo del pie.

Es raro que aparezca fuera de estos lugares, pero si aparece, se debe sospechar la existencia de un daño previo o de otra enfermedad articular subyacente.

La artrosis también es conocida con el nombre de osteoartritis.

Síntomas de la artrosis

El principal síntoma de la artrosis es el dolor en la articulación. En las primeras fases de esta enfermedad, el dolor es leve y sólo se produce cuando se fuerza la articulación afectada con una actividad física importante, cediendo espontáneamente con el reposo. Cuando la enfermedad va avanzando, el dolor aparece con más facilidad, se hace más continuo, y se necesita un menor esfuerzo físico para que el paciente note molestias.

Al iniciar un movimiento, el dolor articular en la artrosis es mayor y va a acompañado de una sensación de rigidez o entumecimiento de la articulación, que dificulta su libre movimiento. Este dolor y rigidez mejoran en pocos minutos después de que la articulación se “calienta” con el ejercicio.

En la evolución de la artrosis pueden aparecer periodos de duración variable en los que el paciente experimenta un dolor mucho más agudo e intenso, que le impide mover la articulación enferma. Tambien pueden aparecer otras dolencias relacionadas con las articulaciones, como la inflamación articular (derrame de líquido sinovial) o la tendinitis , que es la inflamación de los tendones situados alrededor de la articulación con artrosis.

En las fases más avanzadas de la enfermedad, además del dolor, se puede experimentar una limitación o disminución en los movimientos que se pueden hacer con la articulación (por ejemplo, no puede flexionar la cadera o la rodilla completamente). También pueden observarse ciertas deformidades en las articulaciones con artrosis y alteraciones en la alineación de los huesos.

Causas de la artrosis

Aunque no se saben bien las causas por las que aparece esta enfermedad, existen determinados factores que aumentan el riesgo de padecerla como son la obesidad, determinadas ocupaciones y actividades laborales, la herencia y la raza, y el excesivo ejercicio físico.

Algunas personas transmiten en sus genes alteraciones en la producción de proteínas (colágeno) que intervienen en fabricación de un cartílago normal. Mujeres con predisposición hereditaria pueden desarrollar artrosis en los dedos de las manos, siendo la artrosis de las manos y las rodillas más frecuente en las mujeres. También se puede nacer con anomalías en la configuración de los extremos de los huesos que forman las articulaciones o con alteraciones que permiten que éstas se muevan en exceso (la llamada laxitud articular) que incrementan el riesgo de padecer artrosis.

La artrosis no es debida a ciertos tipos de clima ni a los componentes de la dieta, ya que ocurre en todo el mundo y a veces los pacientes pueden tener más dolor cuando baja la presión atmosférica o hay más humedad, aunque eso no signifique que la lesión artrósica haya empeorado.

Tratamiento de la artrosis

A continuación te presentamos los mejores remedios caseros para la Artrosis que hemos recopilado.

Nuestros remedios naturales para la Artrosis pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Alimentación / dieta de la artrosis

En los casos de artrosis es esencial llevar una dieta sana y equilibrada. Están recomendados alimentos como el pescado azul así como ciertos aceites vegetales ricos en omega-3. Las verduras, hortalizas, frutas, cereales integrales e incluso los frutos secos son grandes aliados para mejorar los síntomas de esta enfermedad.

Lo último en nuestra sección Vida Sana

11 Hábitos Saludables para Prevenir la Formación de Piedras en el Riñón

Las piedras en el riñón aparecen cuando se cristalizan ciertas sustancias que van en la orina y se depositan en los tejidos de estos órganos, antes de ser expulsadas por tu organismo.Una vez que has sufrido esta dolencia, la única forma de evitar que se repita, es mediante la prevención. La buena noticia es que la mayoría de las recomendaciones en lo que a la dieta se refiere, son las mismas que para llevar una vida sana y saludable, por lo que no necesitas realizar demasiados esfuerzos extras.Por eso, aquí tienes 11 consejos que te ayudarán a evitar su formación y te resultarán sencillos de aplicar en tu vida diaria.