Colon Irritable: Síntomas, Causas y Tratamiento

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (19 votos)
Loading ... Loading ...

El colon irritable es un trastorno gastrointestinal que se caracteriza por presentar un conjunto de molestias abdominales y alteraciones de los hábitos y ritmos a la hora de hacer deposiciones.

Aparentemente, se originan en la última porción del tubo digestivo, y por lo general, no suele aparecer una alteración en la morfología o en el metabolismo intestinales, ni causas infecciosas que lo justifiquen.

Si quieres saber más acerca de este problema, no dejes de leer esta información.


¿Qué es el colon irritable?

El colon irritable, también conocido como ‘Síndrome del Intestino Irritable’ (SII), es un cuadro crónico caracterizado por la existencia de dolor abdominal y/o cambios en el ritmo intestinal, que pueden ir acompañados de una sensación de distensión abdominal.

Síntomas del colon irritable

Los síntomas digestivos propios son el dolor, la distensión abdominales y la alteración del ritmo intestinal.

El dolor abdominal suele ser difuso o localizado en el abdomen inferior, de tipo cólico, opresivo o punzante, de leve o de moderada intensidad, con una duración inferior a las dos horas, que se alivia tras la defecación y que suele respetar el sueño. El inicio o la presencia del dolor abdominal se asocia habitualmente con ganas de defecar o con cambios en la frecuencia o consistencia de las deposiciones siendo habitual que el paciente relacione su comienzo con la ingesta de algún alimento.

Las alteraciones del ritmo intestinal pueden manifestarse con predominio del estreñimiento o de la diarrea, o de forma alterna diarrea-estreñimiento. La distensión abdominal y el meteorismo (exceso de gases) se desarrollan progresivamente a lo largo del día. Son frecuentes además, la saciedad precoz tras la ingesta, las nauseas, los vómitos y el ardor torácico (pirosis).También se puede experimentar una sensación de evacuación incompleta y la presencia de moco en las deposiciones.

Causas del colon irritable

Las causas más normales que provocan la aparición de este problema son la existencia de alteraciones de la motilidad y/o de la sensibilidad digestiva, influenciadas por factores psicológicos.

Además, existen otras diferentes alteraciones que podrían influir en esta enfermedad, como la gastroenteritis, intolerancias alimentarias, alteraciones hormonales y factores genéticos.

Tratamiento del colon irritable

A continuación te presentamos los mejores remedios caseros para el Colon Irritable que hemos recopilado.

Nuestros remedios naturales para el Colon Irritable pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Alimentación / dieta del colon irritable

Cuando el problema del colon irritable se manifiesta en forma de estreñimiento o de diarrea leve, o cuando se alternan ambas, lo más recomendable es seguir una dieta rica en fibra, aumentando la ingesta de alimentos ricos en fibra como el pan y los cereales integrales, la fruta (las manzanas son muy recomendables en estos casos) y verduras frescas, como las espinacas y las zanahorias.

Si el problema del colon irritable se manifiesta en forma de diarreas abundantes y severas, es recomendable prescindir de ciertos alimentos como la leche y los derivados lácteos, sustituyéndolos por otros lácteos de origen vegetal, como la leche de soja, de avena o los yogures desnatados probióticos. Entre los alimentos aconsejados especialmente en los casos de diarrea severa encontramos el arroz blanco, el aceite de oliva, el pan blanco, la pasta no integral, los plátanos y las peras.

Lo último en nuestra sección Vida Sana

29 Sorprendentes Usos de las Fantásticas Cebollas

La cebolla es un alimento muy utilizado en la cocina, que resulta fácil de conseguir a un precio bastante asequible, pero además, está repleto de buenas propiedades que te interesaría conocer.Seguro que alguna vez has utilizado una cebolla cortada por la mitad y la has dejado en tu mesilla de noche sobre un plato cuando has tenido mucha tos después de pasar un resfriado o catarro, para ayudarte a calmar las mucosas y poder dormir mejor. Pero además de éste uso, hay otros muchos más que sería interesante que conozcas porque alguna vez te puede servir de utilidad.¿Quieres saber cuáles son todos esos usos?