Depresión: Síntomas, Causas y Tratamiento

misremedios.com

¿Qué es la Depresión?

La depresión es un trastorno del estado de ánimo de una persona que en un determinado momento de su vida sufre sentimientos severos y prolongados de tristeza o síntomas relacionados que afectan a su capacidad para relacionarse con los demás, para trabajar o incluso para afrontar el día.

Aunque la tristeza y la melancolía son dos sentimientos que aparecen presentes en algún momento de la vida de todas las personas, cuando se prolongan en el tiempo y se convierten en una enfermedad, es cuando aparece la depresión.

Síntomas de la Depresión

Sentirse triste o decaído de vez en cuando es algo que se experimenta de forma normal en la vida diaria, pero una depresión es algo muy distinto, ya que puede producir una serie de síntomas tanto emocionales como físicos, que pueden persistir en el tiempo y afectar el día a día de la persona que lo sufre.

Entre los síntomas emocionales o psicológicos destacan:

  • Tristeza.
  • Desesperanza.
  • Soledad.
  • Pérdida de interés hasta en cosas con las que antes disfrutaba.
  • Estado de ánimo bajo o irritable la mayor parte del tiempo.
  • Sentimiento de abandono.
  • Pensamientos repetitivos de muerte o incluso de suicidio.

Y entre los síntomas físicos, se pueden destacar los siguientes:

  • Cambios de peso: la depresión afecta a las hormonas que regulan el apetito, por lo que la persona que lo sufre, le puede dar por comer compulsivamente o perder el apetito y dejar de comer, por lo que puede sufrir tanto ganancia como pérdida de peso. Además, los problemas de sueño que suelen aparecer en estos casos pueden acrecentar el problema, dado que la privación de dormir puede interferir en estas mismas hormonas, transmitiendo la sensación de hambre o de plenitud.
  • Dolores y achaques: a veces aparecen dolores musculares o de las articulaciones debido a un proceso depresivo. Esto es debido a que cuando no eres capaz de exteriorizar convenientemente los sentimientos, tu cuerpo puede hacer que salgan a la luz en forma de dolores musculares o de las articulaciones. Incluso los dolores de cabeza o el dolor de espalda puede ser un síntoma de depresión.
  • Problemas digestivos: hay una gran conexión entre la depresión y algunos trastornos digestivos como pueden ser hinchazón, estreñimiento y aparición de intestino irritable, y es que el aparato digestivo y en concreto, el intestino, es particularmente sensible a los estados de ánimo.
  • Trastornos del sueño: la depresión puede causar una amplia gama de problemas asociados al sueño, que pueden ir desde la dificultad para conciliar el sueño, dificultad para mantenerlo apareciendo los intervalos de insomnio durante la noche, e incluso sueño diurno al no poder dormir como el cuerpo necesita.
  • Falta de energía y sensación de fatiga abrumadora, que puede ser demasiado inquietante para quien lo padece. Esto suele agravarse con los problemas ligados al sueño que hablábamos en el punto anterior.
  • Dolor de cabeza y migrañas: esto puede ser a la vez un síntoma de depresión y una consecuencia de padecer esta dolencia. Las migrañas pueden ser una causa que explique la aparición de trastornos de estado de ánimo, como es el caso de la depresión, y viceversa, ésta puede explicar la aparición de esta dolencia. Esta relación es aún más estrecha en los casos de personas que padecen cuadros de migrañas con aura, donde ven luces parpadeantes o estrellas durante un ataque de migraña.
    Según un estudio del British Journal of Psychiatry publicado en el año 2009, existe una asociación específica entre la depresión y las migrañas con aura, debido a varios factores de riesgo etiológicos. Y según otro estudio del año 2011 publicado en el Journal of Headache and Pain, se hablaba de la mayor probabilidad de sufrir depresión por parte de las personas que padecían migrañas con aura que aquellas que las padecían sin aura.
  • Problemas de piel: la hormonas del estrés, el cortisol, pueden causar daños en tu piel, y la depresión está asociada con unos elevados niveles de esta hormona, por lo que es normal que las personas depresivas sufran problemas como eczema, psoriasis y acné.
  • Dolor en el pecho: aunque este tipo de dolor suele darse debido a problemas cardíacos, hay una estrecha relación entre la aparición de este dolor y la depresión, en ambos sentidos. En los cuadros depresivos, pueden aparecer alteraciones en los ritmos cardíacos, un aumento de la presión arterial, un aumento de los niveles de insulina, del colesterol y de la hormona del estrés, que pueden justificar la aparición de dolor o presión en el pecho
  • Problemas dentales: cuando una persona se encuentra depresiva, puede aparecer una falta de autocuidado personal que puede afectar a su higiene, favoreciendo la aparición de problemas dentales. De hecho, hay un estudio publicado en el año 2004 por las Asociaciones Internacionales y Americanas para la Investigación Dental, donde los investigadores encontraron que la depresión y la ansiedad se asociaban a una mayor probabilidad de perder dientes, debido principalmente a la neglicencia en el cuidado personal de las personas que atraviesan estos procesos.

Causas de la Depresión

Entre las principales causas que pueden desencadenar una depresión, encontramos factores genéticos, fisiológicos, personales y ambientales:

  • Causas genéticas: las personas que tienen antecedentes familiares de depresión en familiares directos, suelen tener entre un 25 y un 30% más de probabilidad de sufrirla a lo largo de su vida que los que no lo tienen.
  • Causas fisiológicas: la aparición de esta dolencia se ha relacionado especialmente con un descenso de los niveles de serotonina a nivel de las uniones neuronales. Por eso en estos casos se recurre a fármacos que modifican los niveles de serotonina, que suelen estar alterados en las personas que sufren esta dolencia. Además, hay un grupo de enfermedades estrechamente ligadas a la aparición de depresión, como son el hipotiroidismo, migraña, diabetes, síndrome de Cushing, enfermedad de Adisson y amenorrea hiperprolactinémica, por lo que las personas que sufren alguna de estas dolencias, tienen más posibilidades de experimentar depresión.
  • Causas personales: es más frecuente la aparición de depresión en mujeres que en hombres, y la franja de edad donde más incide esta enfermedad es en la franja comprendida entre los 35 y los 45 años. Dentro del grupo de las mujeres, las etapas de la vida donde más suele incidir este problema es durante el embarazo y el posparto, debido a las alteraciones hormonales al que están sujetas durante estas etapas.
  • Causas ambientales: hay factores que pueden potenciar la aparición de este trastorno, y son todos aquellos que son negativos para la persona que los sufre, como el estrés, la ansiedad, o la incapacidad de encauzar los problemas ya sea en el ámbito personal, laboral o familiar. Además, si la persona se encuentra en una situación de dependencia o consumo habitual de sustancias como el alcohol o drogas, se puede acrecentar este problema. Las personas que tengan escasas o nulas relaciones interpersonales también son más propensas a sufrir depresión.
Libro Remedios Caseros

Tratamiento de la Depresión

A continuación te presentamos los mejores remedios caseros para depresión que hemos recopilado.

Nuestros remedios para depresión pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Alimentación / dieta de la Depresión

Una dieta sana y equilibrada es fundamental para estos casos, dado que la deficiencia de algunos nutrientes pueden desencadenar o empeorar una depresión, como te contábamos en este artículo.

Procura tomar mucha verdura y fruta fresca, para obtener todas las vitaminas posibles, legumbres, para tomar proteínas de calidad, granos integrales y semillas, frutos secos, pescado rico en omega-3 y algunas raciones de carne a la semana.

La comida precocinada, las harinas refinadas y las grasas trans no son buenas en estos casos, dado que puedes estar privando a tu organismo de los nutrientes, por lo que intenta evitarlas todo lo posible.

Plantas y complementos para Depresión