Eccema: Síntomas, Causas y Tratamiento

misremedios.com

¿Qué es el Eccema?

El eccema es un término que se utiliza para denominar cualquier inflamación de la piel que conlleva un proceso descamativo y con picor.

Aunque es común en los niños, puede ocurrir a cualquier edad. Está considerada como una enfermedad crónica o de larga duración, ya que tiende a aparecer periódicamente para luego desaparecer.

Síntomas del Eccema

Los síntomas pueden variar mucho de una persona a otra, aunque por lo general suelen aparecer los siguientes:

  • Sensación de picor que puede llegar a ser bastante molesta, sobre todo por la noche.
  • Aparición de zonas más o menos extensas de color rojo, pardo o gris, en forma de parches, sobre todo en las manos, pies, tobillos, muñecas, cuello, parte superior del pecho, párpados, en el pliegue de los codos y en las rodillas. En los bebés suele afectar la cara y el cuero cabelludo.
  • Pequeñas ampollas o protuberancias, que liberan líquido y forman costras cuando se rascan demasiado.
  • Aparición de piel seca, con escamas, más gruesa y con grietas.
  • Sensibilidad e hinchazón en la piel como resultado de rascarse.

Causas del Eccema

Aunque la causa exacta que desencadena el eccema es desconocida, hay dos factores que suelen influir en su aparición. El primero de ellos, y el de mayor peso, es el factor genético, y el otro se asocia con algo que altera el sistema inmune y que hace que la función barrera de la piel no realice su cometido que es protegerla y se debilite.

Otros factores que pueden influir o desencadenar la aparición de un eccema son los siguientes:

    • Sustancias que entran en contacto con la piel, como en el caso de determinados jabones, productos cosméticos, ropa, detergentes, joyas o incluso el calor y el sudor que puede provocar su aparición.
    • Presencia de alérgenos ambientales, es decir de sustancias que causan reacciones alérgicas y que pueden desencadenar un brote.
    • Cambios de temperatura o de humedad o incluso el estrés, que pueden desencadenar un brote de este tipo en algunas personas.
    • Aparición de otras enfermedades o dolencias como la fiebre del heno, asma, rinitis alérgica…etc., que pueden desencadenar su aparición.
    Libro Remedios Caseros

    Tratamiento del Eccema

    A continuación te presentamos los mejores remedios caseros para eccema que hemos recopilado.

    Nuestros remedios para eccema pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

    Alimentación / dieta del Eccema

    Algunas veces, si las dietas no son adecuadas o son demasiado ricas en grasas demasiado saturadas, pueden sobrecargarse ciertos órganos como el hígado, los riñones y la vesícula,y deben esforzarse mucho por eliminar toxinas. Si estas toxinas circulan por el torrente sanguíneo durante demasiado tiempo pueden producir problemas en la piel como el eccema. El motivo es que estas toxinas deben salir por algún sitio, y pueden ir parte de ellas en el sudor alterando la piel .

    En estos casos, conviene llevar una dieta sana y sencilla, eligiendo preferentemente granos enteros legumbres y verduras cocidas al vapor, y reducir o evitar las carnes demasiado grasas, los fritos, el azúcar, los productos lácteos, los granos y cereales refinados.

    Hay que tener en cuenta también que es necesario aumentar los ácidos grasos esenciales y eliminar los aceites hidrogenados y grasas trans, o lo que es lo mismo, aumentar el consumo de grasas buenas y reducir o aliminar el consumo de las malas.

    Para aumentar tu consumo de grasas buenas, puedes seguir estas recomendaciones durante al menos tres meses y observar si el problema mejora:

    • Elimina de tu dieta los alimentos fritos.
    • No compres nada en cuya etiqueta aparezca aceite hidrogenado o parcialmente hidrogenado.
    • No consumas alimentos procesados, ya que son altos en grasas trans.
    • Utiliza sólo el aceite de oliva para cocinar y para aliñar tus ensaladas.
    • Toma una cucharada de aceite de linaza al día durante los primeros 30 días. Si tu piel no mejora, cambia a 6-9 pequeñas gotas de aceite de sésamo al día durante los próximos 30 días. Una vez más, si no hay mejoría, cambia a seis gotas de aceite de semilla negra por los próximos 30 días. De nuevo, si no hay una mejora suficiente, cambiar a 6-9 cápsulas de aceite de pescado a diario.
    • Aumenta el consumo de pescado azul, como el salmón, la caballa o el arenque un par de veces por semana, ya que contenido en omega-3 te resultará muy beneficioso.
    • Incluye otros alimentos ricos en omega-3 como el aguacate en tu dieta habitual.

    ¿Cuándo hay que visitar al médico?

    Es necesario consultar con el médico cuando se da alguna de las siguientes circunstancias:

    • Aparece tanta incomodidad que es difícil conciliar el sueño o afecta a su rutina diaria.
    • Siente dolor al contacto con la piel.
    • Aparece infección sobre la piel: vetas rojas, pus, costras…etc.
    • No mejora poniendo en práctica medidas de autocuidado.
    • Cree que esta condición puede estar afectando a sus ojos o a su visión.
    • Cuando note alguno de los síntomas en los niños, como rastros de infección en la piel o fiebre, es preferible acudir al médico de inmediato.