Fiebre: Síntomas, Causas y Tratamiento

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (19 votos)
Loading...Loading...

La fiebre es el aumento de la temperatura corporal por encima de los 38 °C, dependiendo de dónde se mida.

La temperatura puede medirse con un termómetro adecuado bajo la axila (axilar), en el ano (rectal) o bajo la lengua en la boca (bucal), considerándose la rectal como la medición más exacta.

La fiebre está relacionada habitualmente con la estimulación del sistema inmunitario del organismo, es decir, con la actividad de nuestras defensas cuando ayudan a combatir a determinados organismos que podrían causarnos enfermedades.


¿Qué es la fiebre?

La fiebre es un aumento de la temperatura normal del cuerpo. No se trata en sí misma de una enfermedad sino de un síntoma o respuesta a alguna enfermedad o padecimiento.

Se considera que un niño tiene fiebre cuando su temperatura está en o por encima de estos niveles:

  • 38 C medida en las nalgas (rectal).
  • 37’5 C medida en la boca (oral).
  • 37 C medida bajo el brazo (axilar).

Un adulto probablemente tiene fiebre cuando la temperatura está por encima de 37 – 37’5 C, dependiendo de la hora del día.

Factores que pueden afectar la temperatura corporal son:

  • la hora del día. Por lo general, la temperatura corporal es más alta por la noche.
  • en la segunda parte del ciclo menstrual de una mujer, su temperatura se puede elevar en un grado o más.
  • la actividad física, las emociones fuertes, comer, el empleo de ropas gruesas, la ingesta de medicamentos, una temperatura ambiente alta y humedad ambiente alta también pueden incrementar la temperatura corporal.

Hay que acudir enseguida al médico si la fiebre no remite en 48-72 horas o si la temperatura, medida en la axila, supera los 40 C.

Síntomas de la fiebre

El síntoma de la fiebre es la sensación de calor, que ha de ser corroborada por una medición de la temperatura corporal mediante un termómetro.

A medida que la fiebre aumenta, tanto el pulso como la respiración pueden incrementar su velocidad.

Causas de la fiebre

La fiebre está relacionada habitualmente con la estimulación del sistema inmunitario del organismo, ya que ayuda a combatir a determinados organismos que causan enfermedades.

Entre las causas más comunes tenemos:

  • infecciones.
  • trastornos inflamatorios o autoinmunitarios.
  • coágulos de sangre y tromboflebitis.
  • medicamentos (algunos antibióticos, antihistamínicos y anticonvulsivos).
  • el abuso de anfetaminas y la abstinencia de una sustancia psicotrópica en un adicto a ella.
  • la recepción de calor emitida por maquinaria industrial o por insolación.
  • el primer síntoma de un cáncer puede ser fiebre.

Tratamiento de la fiebre

A continuación te presentamos los mejores remedios caseros para la Fiebre que hemos recopilado.

Nuestros remedios naturales para la Fiebre pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Alimentación / dieta de la fiebre

Lo más importante es que el enfermo con fiebre tenga suficiente aporte de líquidos, lo cual no es difícil ya que el enfermo suele tener sed. Con los zumos de frutas frescas, se aportará la cantidad suficiente de vitaminas cuyo consumo está elevado por la fiebre.

Estos jugos se pueden endulzar con abundante cantidad de azúcar, que suministrarán el aporte necesario de hidratos de carbono.

Resulta aconsejable:

  • papillas y puddings con zumos de fruta o compota, sopas de leche o de frutas, jalea de maizena con zumo de frambuesas y grosella.
  • huevos cocidos.
  • el puré de patata debe prepararse con patatas cocidas con piel, sin sal, con leche fresca o caldo de verduras.
  • las verduras frescas.
  • la carne magra tierna.
  • las galletas y los bizcochos suaves.
  • las frutas frescas (destacar las naranjas, las fresas y los pomelos).

En cambio, no resultan recomendables:

  • las comidas sazonadas con mucha sal,
  • los alimentos grasos y de digestión difícil.
  • tampoco conviene tomar demasiado pan.

La dieta debe ser de fácil asimilación, fresca, rica en vitaminas y sobre todo agradable al paladar, variada y vistosa.

Lo último en nuestra sección Vida Sana

Descubre los Beneficios de Caminar al menos 30 Minutos al Día

Hoy en día, está totalmente demostrado que es beneficioso realizar una actividad física de manera regular. Si no tienes tiempo de ir al gimnasio para realizar largas sesiones de entrenamiento o simplemente, no te gusta demasiado hacer deporte, hoy te propongo un sencillo ejercicio que puedes hacer a diario que te traerá buenos beneficios para tu salud.Hay un dicho que dice que, quien mueve las piernas, mueve el corazón, y es muy cierto que uno de los principales beneficios de caminar a diario es una mejora de la circulación sanguínea que se traduce, además de reducir el riesgo de padecer accidentes cardiovasculares, en beneficios saludables para el resto de las zonas del cuerpo.Si quieres saber cuáles son esos beneficios, no dejes de leer esta información.