Gingivitis: Síntomas, Causas y Tratamiento

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (4 votos)
Loading...
Gingivitis

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis o inflamación de las encías debida a la presencia de bacterias, es una enfermedad periodontal que implica inflamación e infección que destruye los tejidos de soporte de los dientes, incluso las encías, los ligamentos periodontales y los alvéolos dentales (hueso alveolar).

Cuando aparece no es dolorosa, pero si no se trata puede convertirse en periodontitis, que afecta gravemente a los dientes y puede hacer que se muevan.

Síntomas de la gingivitis

Dependiendo de la fase en la que se encuentre, la gingivitis presenta síntomas distintos:

  • Fase 1: Lesión inicial o gingivitis leve. Las encías pueden sangrar ligeramente durante el cepillado y el enrojecimiento de las mismas pasa prácticamente desapercibido.
  • Fase 2: Lesión temprana o gingivitis moderada. El sangrado producido por el cepillado es más abundante, las encías están enrojecidas y comienzan a aparecer hinchadas.
  • Fase 3: Lesión establecida o gingivitis grave. El sangrado es espontáneo. El epitelio conectivo que fija la encía al diente se ve afectado de forma que, una vez que la encía deja de adherirse a la superficie del diente, el espacio entre la encía y el diente crece.

Causas de la gingivitis

La gingivitis es debida, principalmente, a los efectos a largo plazo de los depósitos de placa en los dientes. La placa es un material adherente compuesto de bacterias, moco y residuos de alimentos que se acumula en las áreas expuestas del diente, además de ser una causa importante de caries dental.

Si la placa no se quita, se convierte en un depósito duro denominado sarro que queda atrapado en la base del diente. La placa y el sarro irritan e inflaman las encías. Las bacterias y las toxinas que éstas producen hacen que las encías se infecten, se inflamen y se tornen sensibles.

Además, hay factores que aumentan el riesgo de padecer gingivitis, como por ejemplo:

  • Ciertas infecciones y enfermedades en todo el cuerpo (generalizadas).
  • Mala higiene dental.
  • Embarazo (los cambios hormonales aumentan la sensibilidad de las encías).
  • Diabetes no controlada.
  • Los dientes mal alineados, los bordes ásperos de las obturaciones y la aparatología oral mal colocada o contaminada (como correctores dentales, prótesis, puentes y coronas).
  • El uso de ciertos medicamentos como la fenitoína, las pastillas anticonceptivas y el bismuto.

Muchas personas tienen algún grado de gingivitis. Ésta generalmente aparece durante la pubertad o durante las primeras etapas de la edad adulta, debido a los cambios hormonales. Puede persistir o reaparecer con frecuencia, según la salud de sus dientes y encías.

Libro Remedios Caseros

Tratamiento de la gingivitis

A continuación te presentamos los mejores remedios caseros para la gingivitis que hemos recopilado.

Nuestros remedios para la gingivitis pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Alimentación / dieta de la gingivitis

Una dieta equilibrada es básica para mantener la salud bucal cuando se presenta un cuadro de gingivitis. Además, algunos alimentos crujientes y fibrosos como la manzana y zanahorias son muy buenos para darle un masaje a las encías mientras mastica.

La vitamina C es otro de los remedios naturales para la gingivitis, por lo que es recomendable la ingesta de cítricos ricos en vitamina C (naranjas, pomelos…), así como evitar el azúcar, los refrescos y alimentos con alto contenido de grasas.

Una buena higiene oral reduce y evita el desarrollo de la gingivitis.

La gingivitis es reversible. Dado que la causa principal de la gingivitis es la placa, visitar al dentista y mantener una buena higiene bucal ayudarán a solucionar el problema.

Deja tu comentario

Cuida a los que más te importan

Con más de 400 páginas, gracias a nuestro libro podrás librarte de sustancias tóxicas y medicamentos y sustituirlos por remedios naturales que te ayudarán a que tú y aquellos a los que más quieres podáis llevar una vida más sana.