Obesidad: Síntomas, Causas y Tratamiento

misremedios.com

¿Qué es la Obesidad?

La obesidad aparece cuando hay un aumento de grasa corporal que implica un aumento de peso excesivo o una atrofia del tejido adiposo y pone en peligro la vida. Se considera una enfermedad crónica que puede aparecer desde la infancia y la adolescencia

Según la Organización Mundial de la Salud se considera que existe obesidad cuando el IMC (índice de masa corporal, que es el resultado de dividir el peso de un individuo entre su estatura al cuadrado) es igual o superior a 30 kg/m².2​ También se considera que hay obesidad cuando el perímetro abdominal en hombres es mayor o igual a 102 cm y en mujeres mayor o igual a 88 cm.

El principal problema de la obesidad es que es un factor de riesgo para padecer a corto plazo otras dolencias más graves como la diabetes, la hipertensión, las complicaciones cardiovasculares, e incluso algunos tipos de cáncer, como los gastrointestinales.

Síntomas de la Obesidad

Algunos síntomas que pueden aparecer con la obesidad son:

    • Dificultad para respirar y/o sensación de ahogo: debido a la acumulación del exceso de grasa debajo del diafragma y de la pared torácica que ejerce presión sobre los pulmomes haciendo difícil la respiración.
    • Aparición de apnea del sueño: la dificultad para respirar puede interferir en el sueño, provocando la parada momentánea de respiración, aparición de somnolencia durante el día y algunas otras complicaciones.
    • Aparición de trastornos cutáneos: las personas con obesidad tienen una superficie corporal insuficiente en relación a su peso, y no pueden eliminar el calor del cuerpo como sería necesario, apareciendo en muchos casos una sudoración mayor que en las personas con un peso más adecuado.
    • Aparición de edemas: la obesidad está ligada a una mala circulación, siendo habitual la aparición de acumulación de líquido, sobre todo en pies y tobillos.
    • Problemas ortopédicos: cuando el cuerpo tiene que soportar un mayor peso, los huesos y articulaciones se resienten, por lo que es habitual la aparición de dolor en la parte baja de la espalda (lumbalgia) y otros problemas como artrosis, sobre todo en caderas, rodillas y tobillos.

Causas de la Obesidad

La principal causa que produce obesidad es un desequilibrio energético entre las calorías que se consumen y las calorías que se gastan, produciendo el aumento de peso que si no se controla a tiempo, puede desembocar en este problema.

En general, lo que ha ocurrido en los últimos años es que consumimos alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasas al mismo tiemepo que se ha disminuido la actividad física que realizamos debido a la forma cada vez más sedentaria de muchos tipos de trabajo y a los nuevos tipos de transporte que hace que nos desplacemos menos a pie a diario.

Hay otras causas que pueden predisponer a la obesidad, como las genéticas, ya que hay una relación directa entre la aparición de obesidad cuando hay antecedentes de obesidad en la familia.

Otra causa puede ser el factor socioeconómico, dado que se observa un mayor grado de obesidad entre estamentos más pobres, donde no hay recursos para alimentarse correctamente o tiempo para realizar el ejercicio necesario o la dieta adecuada para perder ese exceso de peso.

Libro Remedios Caseros

Tratamiento de la Obesidad

A continuación te presentamos los mejores remedios caseros para obesidad que hemos recopilado.

Nuestros remedios para obesidad pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Alimentación / dieta de la Obesidad

Una de las claves para atajar este problema es llevar una dieta sana y equilibrada junto a la práctica regular de ejercicio físico.

Siempre es bueno realizar un mínimo de cinco comidas diarias tomando raciones reducidas, para repartir mejor la ingesta de calorías. La dieta mediterránea es un buen ejemplo de dieta a seguir, tomando alimentos bajos en grasas y abundancia de frutas y verduras.

Además, es bueno que la persona que padezca obesidad limite la cantidad energética que toma diariamente, vigilando la cantidad total que toma de grasas y azúcares, aumente el consumo de frutas y verduras, de legumbres y de cereales, preferiblemente integrales. La forma de cocinar los alimentos también influye, por lo que es preferible prescindir de los fritos o de los guisos con demasiada grasa y optar por cocinar de una forma más saludable, como hacer los alimnetos a la plancha o brasa y al vapor, para limitar las calorías que se toman. Las bebidas azucaradas son una fuente de azúcar totalmente innecesario para el organismo, por lo que es bueno reducir su consumo al mínimo.

También hay que acompañar la dieta con la práctica habitual de ejercicio, y lo más importante es la constancia. Por lo menos es necesario realizar algún tipo de ejercicio durante 45 minutos tres veces por semana, siempre adecuando la intensidad a las necesidades y al estado físico de la persona, incrementando si es posible la frecuencia un poquito más cada vez para lograr el resultado deseado.

Plantas y complementos para Obesidad