Sinusitis: Síntomas, Causas y Tratamiento

misremedios.com

En el cuerpo humano tenemos 4 pares de senos paranasales, unas cavidades que generalmente están cubiertas de mucosa, un delgado tejido formado por una o más capas de células.

Su función principal es humidificar y filtrar el aire el aire que respiramos. Si estas cavidades se encuentran inflamadas debido a una infección, pueden obstruirse y ser un foco de proliferación de bacterias y gérmenes.

¿Quieres saber qué puede causar esa infección y qué síntomas tiene?

¿Qué es la Sinusitis?

La sinusitis es la inflamación de los senos paranasales debida a una infección por virus, bacterias u hongos.

Los senos paranasales son espacios llenos de aire en el cráneo, por detrás de la frente, las mejillas y los ojos, y que están recubiertos con membrana mucosa. Los senos paranasales sanos no contienen bacterias ni otros gérmenes. Por lo general, el moco puede salir y el aire circular.

Cuando las aberturas paranasales resultan bloqueadas o se acumula demasiado moco, las bacterias y otros gérmenes pueden multiplicarse más fácilmente.

La sinusitis puede ser de varios tipos:

  • Sinusitis aguda. La duración de los síntomas es inferior a las tres o cuatro semanas.
  • Sinusitis crónica. Los síntomas duran tres meses o más.
  • Sinusitis subaguda. La duración de los síntomas es intermedia entre las otras dos.
  • Sinusitis alérgica. Los síntomas de la sinusitis no están causados por un microorganismo (virus, bacteria u hongo) sino a causa de una reacción alérgica ambiental.

Además, la sinusitis puede afectar a todos los senos paranasales o a algunos en concreto. Dependiendo de a qué senos paranasales afecte, la sinusitis recibe un nombre distinto:

  • Sinusitis maxilar. Los senos inflamados son los situados en la zona  de las mejillas, sobre los dientes de la arcada superior.
  • Sinusitis etmoidal. Los senos inflamados son los situados en la zona de la base del cráneo.
  • Sinusitis esfenoidal. Los senos inflamados son los situados en la parte trasera de las cuencas del ojo. Así como los dos tipos anteriores son más comunes, este tipo de sinusitis es menos frecuente.
  • Sinusitis frontal. Los senos inflamados son los situados en la zona de la frente. Al igual que la sinusitis esfenoidal, este tipo de sinusitis también es poco frecuente.

Síntomas de la Sinusitis

En la fase inicial de la enfermedad, los síntomas se pueden confundir con los síntomas de un resfriado común o de un ataque de alergia.

Los síntomas típicos de la sinusitis aguda en adultos pueden ser:

  • dolor facial, sobre todo en la zona maxilar y detrás de los ojos.
  • congestión y secreción nasal.
  • dolor de garganta y goteo retronasal.
  • mal aliento o pérdida del sentido del olfato.
  • fatiga y sensación de malestar general.
  • fiebre, aunque es menos común.
  • dolor de cabeza: dolor similar a presión, dolor detrás de los ojos, o sensibilidad facial.
  • dolor de muelas.
  • tos que generalmente empeora por la noche.

Los síntomas de la sinusitis crónica son los mismos de la sinusitis aguda, pero tienden a ser más leves y a durar más de 12 semanas.

Los síntomas de la sinusitis en niños suelen ser:

  • congestión nasal durante más de siete días.
  • fiebre alta.
  • moco purulento.

Tanto en adultos como en niños, si notas que los síntomas se alargan varios días, aparece fiebre o se presenta un fuerte dolor de cabeza, es recomendable acudir al médico cuanto antes.

Libro Remedios Caseros

Causas de la Sinusitis

Cuando las aberturas paranasales resultan bloqueadas o se acumula demasiado moco, las bacterias y otros gérmenes pueden multiplicarse más fácilmente, generando la inflamación de los senos paranasales.

La sinusitis se puede presentar por una de las siguientes situaciones:

  • los pequeños pelillos que hay en los senos paranasales, que ayudan a sacar el moco, no están funcionando en forma apropiada debido a alguna afección.
  • los resfriados y las alergias pueden provocar la producción de demasiado moco o bloquear la abertura de los senos paranasales.
  • un tabique nasal desviado, un espolón óseo nasal o pólipos nasales pueden bloquear la abertura de los senos paranasales.
  • con los cambios de presión en el aire, por ejemplo al bucear, viajar en avión o practicar alpinismo.
  • tener un sistema inmunológico débil puede incrementar el riesgo de sufrir sinusitis.
  • fumar puede provocar la inflamación de las mucosas y los senos paranasales.
  • padecer rinitis alérgica o fiebre del heno puede provocar la aparición de sinusitis.
  • padecer fibrosis quística, una enfermedad genética, puede aumentar el riesgo de padecer sinusitis.

Tratamiento de la Sinusitis

A continuación te presentamos los mejores remedios caseros para la sinusitis que hemos recopilado.

Nuestros remedios para la sinusitis pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Alimentación / Dieta de la Sinusitis

Conviene tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • deberían eliminarse de la dieta aquellos alimentos alergénicos o que sean sospechosos de serlo en nuestro caso particular: lácteos, trigo o alimentos con gluten.
  • en cambio se ha de potenciar el consumo de alimentos ricos en vitamina C y/o bioflavonoides (frutas, verduras crudas y germinados) para fortalecer nuestro sistema inmune.
  • también conviene aumentar el consumo de alimentos ricos en betacaroteno (zanahoria, calabaza, etc.) ya que colaboran con el buen mantenimiento de las mucosas y sistema inmune.
  • es interesante potenciar el consumo de alimentos picantes, como nabos, rabanitos, chile, jengibre, cebolla, ajo, wasabi o rábano japonés, pimienta de cayena, o pimienta negra, ya que tienden a descongestionar los senos nasales a la vez que tienen propiedades antimicrobianas.