Varices: Síntomas, Causas y Tratamiento

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (9 votos)
Loading ... Loading ...

Las varices son venas abultadas que están inflamadas y se se notan muy cerca de la superficie de la piel.

Es muy común que aparezcan en las piernas y en los tobillos ya que se desarrollan cuando las válvulas venosas que permiten que la sangre fluya hacia el corazón dejan de funcionar adecuadamente. Como resultado, la sangre se acumula en las venas y provoca las dilataciones.

Si quieres saber más acerca de las causas de esta dolencia y cuáles son sus síntomas, no dejes de leer esta información.


¿Qué son las varices?

Las varices son venas dilatadas que se inflaman y se elevan a la superficie de la piel. Pueden ser de un color morado o azul oscuro y parecer estar torcidas y abultadas.

Las varices se encuentran comúnmente en las partes posteriores de las pantorrillas o en la cara interna de la pierna.

Las varices se pueden encontrar en otros sitios como:

  • el esófago: várices esofágicas.
  • la región anal: hemorroides o almorranas.
  • en los testículos: varicocele.

Síntomas de las varices

Algunos de sus síntomas son:

  • dolor en las piernas,
  • pesadez en las mismas  o sensación de “piernas pesadas”,
  • aparición de venas diminutas,
  • una leve hinchazón en los tobillos,
  • úlceras en la piel,
  • sensación de quemazón y constante hormigueo en las piernas al permanecer un período de tiempo prolongado sentado o de pie, sin realizar una actividad física,
  • calambres y escozor en las zonas afectadas.

Causas de las varices

Las varices aparecen sobre todo en las mujeres, por causas tanto genéticas como hormonales. Las hormonas que produce el ovario relajan las fibras musculares existentes en la pared venosa, favoreciendo así a la aparición de varices.

Los embarazos causan las varices por varias razones:

  • porque aumenta la cantidad de sangre que tiene que pasar por las venas.
  • porque el feto comprime durante largos meses las venas de la pelvis, impidiendo una buena circulación.
  • pero, fundamentalmente, por las hormonas que produce la placenta.

Otras causas son:

  • padecer tromboflebitis,
  • la obesidad,
  • el uso de anticonceptivos o tomar hormonas,
  • estar de pie o sentado durante mucho tiempo seguido,
  • vestir con ropa o calzado ajustados,
  • calor aplicado directamente en las piernas.

Tratamiento de las varices

A continuación te presentamos los mejores remedios caseros para las varices que hemos recopilado.

Nuestros remedios naturales para las varices pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Alimentación / dieta para las varices

Quienes sufren de insuficiencia venosa tienen que evitar sobre todo alimentos ricos en grasas, como frituras, cortes de carne grasos, bebidas alcohólicas, exceso de sal, etc.

En el apartado de comidas recomendadas está:

  • grasas de origen vegetal, como los aceites y frutos secos, siempre crudas,
  • alimentos ricos en potasio, como verduras, frutas frescas, cereales integrales, levadura de cerveza y legumbres,
  • fibras para mejorar la circulación sanguínea y el tránsito intestinal.
  • sal de ajo, sal de apio y cualquier otra baja en sodio,
  • beber mucha agua, zumos naturales de frutas o vegetales, caldos desgrasados, etc. para aumentar la eliminación de toxinas y mejorar la circulación sanguínea.
Lo último en nuestra sección Vida Sana

Dolores de Cabeza: Por Qué se Producen y Cómo Evitarlos

Uno de los problemas de salud más frecuentes es el dolor de cabeza, pero, aunque puede ser bastante común, no suele ser un problema de los más graves.Aún así, no hay que subestimarlos, ya que pueden afectar a tu estado de ánimo y algunas veces, llegar a ser bastante molestos.Hoy te traigo las herramientas necesarias para que aprendas a identificar el tipo de dolor que tienes y las posibles causas que lo provocan, para que introduzcas pequeños cambios en tu vida que te ayuden a disminuir la intensidad de esos dolores y conseguir que aparezcan más de tarde en tarde. ¿Quieres saber cómo?