Remedios para la Alergia Nasal

Valora este artículo: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (38 votos)
Loading ... Loading ...

Las alergias, también llamadas reacciones de hipersensibilidad, son respuestas exageradas del sistema inmunológico, es decir, de nuestras defensas, al entrar en contacto con determinadas sustancias, llamadas alergenos.

En este caso, se puede desarrollar en la nariz debido que ésta es la primera barrera que dispone el organismo para evitar el ingreso de muchos alérgenos que se encuentran en el aire, afectando a la mucosa nasal y produciendo estornudos, picor, obstrucción, secreciones nasales y en ocasiones falta de olfato.

Su aparición se recrudece en primavera, porque uno de los grupos de alergenos más frecuentes son los pólenes, unas células reproductoras de las plantas que proliferan durante esta estación.

Nuestros remedios caseros para la Alergia Nasal

¿Necesitas algún remedio natural o casero para la Alergia Nasal? A continuación te presentamos los mejores que hemos recopilado:

1. Remedio con aceite de eucalipto para la alergia nasal

El eucalipto tiene propiedades balsámicas y expectorantes, por lo que te ayudará a aliviar la congestión que puede producirte la alergia nasal.Tienes que poner a calentar una cacerola y añadir una o dos cucharadas de hojas de eucalipto, o un par de gotas de aceite esencial de eucalipto, cualquiera de las opciones vale. Deja que hierva un par de minutos y después retíralo del fuego. A continuación, colócate encima de la cacerola y cúbrete la cabeza con una toalla, para que puedas retener mejor esos vapores. Inhala profundamente los vapores, con cuidado de no acercarte demasiado para no quemarte con el vapor.Puedes repetir las inhalaciones un par de veces al día hasta que notes que tus síntomas mejoran.

2. Remedio con agua salada para la alergia nasal

Para la alergia nasal o rinitis alérgica están muy recomendados los lavados nasales diarios con agua salada.Para realizarlos correctamente, la mejor forma es inclinar tu cabeza sobre el lavabo y girarla de forma que tus fosas nasales estén paralelas al lavabo. Introducir por la fosa nasal que queda arriba, una pera de agua o netty pot llena de agua templada a la que habrás añadido una cucharadita de sal. Tienes que dejar que salga el agua por la otra fosa nasal sobre el lavabo, para que arrastre todas las posibles partículas que puedan estar en las cavidades nasales y que te estén produciendo incomodidad. Puedes hacerlo un par de veces al día hasta que veas que los síntomas van mejorando.Este remedio fortalece las fosas nasales al disminuir las secreciones abundantes y los estornudos.

3. Remedio con caldo de cebolla para la alergia nasal

Por su poder bactericida, la cebolla es muy adecuada para todos los problemas del aparato respiratorio, incluída la alergia nasal.Para beneficiarte de esta propiedad de la cebolla, tan sólo tienes que hervir, durante 10 minutos, media cebolla en medio litro de agua. Después, tienes que retirar del fuego, dejar reposar unos diez minutos y colar para quedarte sólo con el líquido, que deberás tomar a lo largo del día.Puedes repetir esta acción hasta que veas que tus síntomas mejoran.

4. Remedio con eucalipto, romero, equinácea y miel para la alergia nasal

Las propiedades balsámicas del eucalipto, junto con las propiedades bactericidas del romero y la capacidad para aumentar las defensas que posee y la equinácea, hacen de esta combinación, un buen remedio para mejorar los síntomas de la alergia nasal.Para preparar este remedio necesitarás lo un litro de agua, una cucharada de eucalipto, una cucharada de romero y una cucharada de equinacea.En primer lugar, tienes que poner una cacerola con el agua al fuego, y cuando rompa a hervir, tienes que añadir las hierbas y retirar del fuego. Después, colócate encima de la cacerola, tapándote la cabeza con una toalla e inhala sus vapores durante 5 o 10 minutos, con cuidado de no quemarte con el vapor.Cuando hayas realizado las inhalaciones, cuela la infusión, déjala enfriar y añádele si quieres una cucharadita de miel para endulzar. Puedes beber tres tazas al día hasta que notes que los síntomas mejoran.

5. Remedio con Infusión de eufrasia, llantén mayor, ortiga y eupatorio para las alergias

La eufrasia es utilizada para problemas de los ojos, como el enrojecimiento que te puede provocar la alergia nasal, junto con las propiedades calmantes de la ortiga, hacen de este remedio un buen aliado para la alergia nasal.Tienes que mezclar, a partes iguales, eufrasia, llantén mayor, ortiga y eupatorio, y utilizar una cucharada de la mezcla de estas plantas por cada taza de agua que vayas a preparar. Pon el agua a calentar y cuando rompa a hervir añade la mezcla de las plantas, dejando hervir durante 3 minutos. A continuación, retira del fuego y deja reposar la infusión tapada. Después, tienes que filtrarla y debes tomar tres tazas calientes a lo largo del día, pudiendo aumentar la administración a cuatro tazas si la mucosidad es muy densa.Cuando se presentan brotes de ataques alérgicos, con rinitis y accesos de tos persistente, puedes prepara esta infusión que te ayudará a aliviar los síntomas.

6. Remedio con pepino y té negro para la alergia nasal

Para la alergia nasal o rinitis alérgica está indicado el siguiente remedio. En realidad, este remedio procura aliviar el picor intenso y molesto en los ojos, con un lagrimeo constante, que suele producirse en este tipo de alergia.Hay que colocar, cuando se tienen los ojos enrojecidos o irritados, unas rodajas de pepino fresco directamente sobre los párpados e intercambiar con bolsas de té negro bien empapadas.


Nuestros remedios naturales para la Alergia Nasal pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Lo último en nuestra sección Vida Sana

11 Estupendos Consejos para Conciliar el Sueño en Verano

Cuando llega el verano, cambian tus ciclos vitales, y el del sueño no podía ser una excepción, ya que al haber más horas de sueño, tu cuerpo se acostumbra.Si le unes el calor que suele haber alguna noche que hace que sea más difícil todavía dormir, alguna noche de verano puede convertirse en una pesadilla, acabando por sufrir insomnio.Para que eso no ocurra, y tu organismo no tenga tantas dificultades para descansar, hoy te traigo 11 estupendos consejos para conciliar el sueño en verano que te resultarán realmente útiles. ¿Te lo vas a perder?