Remedios para la Amigdalitis

Valora este artículo: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votos)
Loading ... Loading ...

Una amigdalitis es una infección de las amígdalas causada, normalmente, por virus o bacterias.

Las amígdalas, junto con otros órganos y tejidos del cuerpo humano, son responsables de desarrollar el sistema inmunitario en los primeros años de vida. El cuerpo aprende a rechazar y protegerse de sustancias ajenas y perjudiciales para el cuerpo, como los virus y las bacterias.

El dolor de garganta y el dolor al tragar son los síntomas más característicos, pero si quieres saber el resto de síntomas y las causas que pueden provocar esta dolencia, no dejes de leer esta información.

Nuestros remedios caseros para la Amigdalitis

¿Necesitas algún remedio casero para la Amigdalitis? A continuación te presentamos los mejores remedios naturales que hemos recopilado para tí:

1. Remedio con ajo (o cebolla) para la amigdalitis

El ajo tiene propiedades bactericidas, y es uno de los mejores antibióticos que puede ofrecernos la naturaleza, por lo que resulta muy beneficioso en caso de anginas o amigdalitis.Para poder beneficiarte de esta propiedad del ajo, tienes que tomar un par de dientes de ajo crudo al día, hasta que los síntomas mejoren o desaparezcan.Pero debes tener en cuenta, que el ajo crudo puede provocar acidez y resultar un poco irritante para los estómagos delicados, por lo que, si notas alguna molestia estomacal, te conviene reducir o limitar su consumo.

2. Remedio con gárgaras con limón y miel para la amigdalitis

¿Qué necesitas?

1 limón 1 cucharadita de miel

El remedio

El limón tiene un alto contenido de vitamina C y elementos fitoquímicos, que hace que aumenten las defensas del cuerpo y lo prepara para luchar contra las infecciones.Para beneficiarte de estas propiedades del limón puedes exprimir un limón y hacer gárgaras con el zumo directamente, añadiendo una cucharadita de miel para suavizar el sabor. Tienes que realizar las gárgaras al menos cinco veces al día hasta que los síntomas desaparezcan.Para evitar el efecto corrosivo del ácido del limón sobre los dientes es conveniente que te los laves después de cada sesión de gárgaras.

3. Remedio con gárgaras de manzanilla y salvia para la amigdalitis

Tanto la manzanilla como la salvia poseen propiedades antisépticas y bactericidas, por lo que su combinación es buena para mejorar la inflamación de las amígdalas. Para preparar la infusión, necesitas 20 gramos de manzanilla y 20 hojas de salvia por cada litro de agua. Pon el agua a calentar y cuando rompa a hervir, retírala del fuego y añádele las dos plantas. Después deja reposar la infusión tapada unos 10 o 15 minutos. Pasado ese tiempo, tienes que colar la infusión para separar los restos de las plantas.Tienes que realizar gárgaras con la infusión caliente, manteniendo el líquido unos minutos en la boca, durante al menos, tres veces al día, por la mañana, por la tarde y por la noche.

Cuida a los que más te importan

Con más de 400 páginas, gracias a nuestro libro podrás librarte de sustancias tóxicas y medicamentos y sustituirlos por remedios naturales que te ayudarán a que tú y aquellos a los que más quieres podáis llevar una vida más sana.

4. Remedio con Gárgaras de orégano para la amigdalitis

¿Qué necesitas?

2 Cucharaditas de orégano. 1/2 litro de agua.

El remedio:

El orégano es un buen antiinflamatorio y antiséptico de las vías respiratorias, por lo que realizar gárgaras con la infusión de orégano es una gran opción para combatir la amigdalitis.Para preparar la infusión necesitas dos cucharaditas de la hierba desmenuzada por cada medio litro de agua que vayas a preparar. Pon el agua a calentar en un cazo y cuando rompa a hervir retírala del fuego. Añade el orégano y deja reposar la infusión durante 15 minutos tapada. Pasado ese tiempo, tienes que colar la infusión para separar los restos de la planta y haz las gárgaras con el líquido resultante prefeferiblemente caliente, al menos 3 o 4 veces al día. Puedes recalentar la infusión antes de hacer las gárgaras.

5. Remedio con gárgaras de romero para la amigdalitis

Las propiedades bactericidas del romero le convierten en un buen remedio para mejorar los síntomas de la amigdalitis y anginas.Necesitarás poner a calentar una taza de vino blanco en un cazo y retirarlo del fuego cuando rompa a hervir. Añade 3 cucharadas de romero y deja reposar durante 10 minutos, colando después la infusión. Puedes añadir 1 cucharada de miel de abejas para endulzar.Tienes que hacer gárgaras tres veces al día con la infusión, preferiblemente caliente.

6. Remedio con infusión de tomillo y limón para la amigdalitis

El tomillo posee propiedades antisépticas, por lo que le convierte en un buen remedio natural para combatir los síntomas de las anginas.Para preparar esta infusión, necesitarás una cucharada de la planta de tomillo por cada taza de agua que quieras preparar. Pon el agua a calentar en un cazo y cuando rompa a hervir, retírala del fuego. Añade el tomillo y déjalo reposar 10 minutos tapado. A continuación, cuela la infusión para separar los restos de la planta del líquido resultante y añade el zumo de medio limón y una cucharada de miel para endulzar si quieres.Puedes tomar dos o tres tazas de la infusión al día hasta que notes que los síntomas van desapareciendo.

P.D.: ¿Sabías que en nuestro libro "365 Remedios Caseros" puedes encontrar estos y otros remedios para la Amigdalitis y otros problemas frecuentes? Consigue ya tu libro y benefíciate de sus más de 350 páginas llenas de remedios naturales para cuidar tu salud y de los que más te importan.


Nuestros remedios naturales para la Amigdalitis pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Lo último en nuestra sección Vida Sana

Mejora tu Circulación Sanguínea con estos Sencillos Consejos

Una de las mejores maneras de promover y mejorar una buena circulación de la sangre es seguir un estilo de vida saludable.Los altos niveles de colesterol pueden conducir a la obstrucción de las arterias, a depósitos de placa y a la hipertensión, y sin embargo, comer un alto contenido de fibra y una dieta baja en grasa, así como hacer ejercicio con regularidad, te ayudarán a mejorar la circulación de la sangre .Si padeces de mala circulación sanguínea, te conviene leer esta información, ya que te voy a contar cómo puedes mejorarla de una forma sencilla. ¿Quieres saber más?.