Remedios para el dolor de muelas

Valora este artículo: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (15 votos)
Loading ... Loading ...

El dolor de muelas es uno de los dolores más molestos e insoportables que puedes sufrir.

Una de las principales causas de un dolor de muelas son las caries, pero también puede estar causado por infecciones, restos de comida que se quedan entre los dientes, golpe o rotura de algún diente, o por dolor irradiado desde otra parte del cuerpo.

Si alguna vez has experimentado este dolor, o simplemtente quieres saber qué otras causas pueden provocar un dolor de muelas, y qué puedes hacer para mejorar los síntomas, no dejes de leer esta información.

Nuestros remedios caseros para el dolor de muelas

¿Necesitas algún remedio natural o casero para el dolor de muelas? A continuación te presentamos los mejores que hemos recopilado:

1. Remedio con Cebolla para el dolor de muelas

La cebolla posee propiedades antisépticas y desinfectantes, por lo que te va a ayudar a acabar con las bacterias que puede haber en tu boca y que pueden estar provocando tu dolor de muelas.Para beneficiarte de estas propiedades, simplemente tienes que ponerte sobre la muela afectada, un trozo de cebolla cruda y apretarlo para que vaya soltando el jugo y aliviar el dolor.

2. Remedio con Clavo para el dolor de muelas

El clavo posee propiedades anestésicas y desinfectantes de las bacterias que puede haber en la boca, por lo que te ayudará a aliviar tu dolor de muelas.Para beneficiarte de estas propiedades del clavo, tienes que colocar una pequeña cantidad de aceite esencial de clavo directamente sobre la muela afectada para aliviar el dolor.

3. Remedio con Enjuagues de malva para las inflamaciones de la boca

La malva posee propiedades calmantes y se utiliza con éxtito en afecciones de la boca producidas por inflamación de encías o dolor de muelas.Para beneficiarte de estas propiedades tendrás que realizar una decocción, es decir, dejar hervir lentamente, durante diez minutos, de una cucharadita de flores de malva por cada litro de agua que lleves a ebullición. Posteriormente, tendrás que realizar enjuagues con el líquido resultante para notar los efectos, unas tres veces al día.

4. Remedio con Enjuagues de manzanilla para el dolor de muelas

La manzanilla es antiséptica y antiinflamatoria, propiedades que te van a venir muy bien para aliviar el dolor de muelas.Para beneficiarte de estas propiedades y aliviar el dolor de muelas, tienes que realizar enjuagues fríos de infusión de manzanilla tantas veces al día como sea necesario. Para preparar la infusión, tienes que añadir dos cucharaditas de la planta seca de manzanilla a medio litro de agua que lleves a ebullición durante dos minutos. Pasado ese tiempo, déjalo reposar y cuélalo antes de realizar los enjuagues con el líquido ya frío.

5. Remedio con Infusión de melisa para el dolor de muelas

El efecto ligéramente narcótico junto con las propiedades analgésicas de la melisa pueden ayudar a aliviar el dolor de muelas.Para ello, tienes que tomar una infusión que prepararás con una cucharada de la planta por cada vaso de agua que lleves a bullición, y dejarlo hervir durante 15 minutos. Puedes tomar la infusión unas tres o cuatro veces al día.

6. Remedio con Perejil para el dolor de muelas

El perejil, por su poder anestésico, es una de las hierbas que segrega una sustancia que puede disminuir el dolor de muelas.Para beneficiarte de esta propiedad del perejil, cuando se presente el dolor, tan sólo tienes que masticar unas hojas de perejil fresco preferentemente por el área dolorida para aliviar el dolor. Con este sencillo gesto, estarás ayudando a tu cerebro a generar al mismo tiempo endorfinas que te ayudarán a calmar el dolor.Después de masticar la hierba, deberías enjuagarte al menos con un poco de agua para evitar que queden residuos en los dientes.


Nuestros remedios naturales para el dolor de muelas pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.