Remedios para la hipertensión

Valora este artículo: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (30 votos)
Loading ... Loading ...

La presión arterial alta, hipertensión arterial o simplemente hipertensión es una enfermedad crónica caracterizada porque la sangre se desplaza a través de las arterias a una presión más alta que lo normal.

Suele considerarse que hay hipertensión cuando el valor de la presión sistólica iguala o supera los 140 mm Hg o la presión diastólica iguala o supera los 90 mm Hg.

La hipertensión arterial aumenta la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal y la muerte temprana.

El principal problema es que el paciente no suele saber que la padece, por lo que sus efectos pueden aparecer de manera inesperada.

Nuestros remedios caseros para la hipertensión

¿Necesitas algún remedio natural o casero para la hipertensión? A continuación te presentamos los mejores que hemos recopilado:

1. Remedio con ajo para la hipertensión

El ajo, además de reducir el colesterol de la sangre, dilata las arterias y previene la formación de trombos en las mismas, por lo que reduce la hipertensión.Es preferible consumirlos crudos, algo a lo que mucha gente no se anima por el fuerte sabor, por ejemplo incorporando en las ensaladas algunos dientes de ajo. La dosis indicada es de un diente de ajo crudo al día.También se puede tomar en forma de cápsulas de ajo.

2. Remedio con batido de pepino para la hipertensión

Los pepinos son ricos en potasio y pobres en sodio, lo que les confiere una acción diurética que favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo, siendo beneficiosos, entre otras enfermedades, para el tratamiento de la hipertensión.Hacer un batido de pepino y tomarlo diariamente.

3. Remedio con Cebolla, ajo y limón para la presión arterial alta

Colocar una cebolla pequeña y troceada, 7 dientes de ajo pelados y el zumo de un limón en un recipiente. Agregar agua hasta cubrir los ingredientes y dejar toda la noche. Colar y beber en ayunas durante 9 días.

4. Remedio con ginkgo para la hipertensión

El Ginkgo biloba constituye uno de los mejores remedios para la circulación sanguínea, por su poder vasodilatador, a la vez que inhibe la sedimentación de plaquetas en los vasos sanguíneos, lo que hace que la sangre circule más fluidamente.La dosis habitual es de unos 120 mg de extracto al día, repartidos en tres tomas.

5. Remedio con Infusión de angélica, tila, cola de caballo, abedul e hinojo para la presión arterial alta

Para hacer esta infusión hay que combinar angélica con tila, cola de caballo, abedul e hinojo, a partes iguales y colocar una cucharada de esta mezcla en una taza. Hervir durante 3 minutos, dejar en reposo y colar. Tomar una o dos tazas al día.

6. Remedio con Infusión de espino para la presión arterial alta

El espino blanco tiene propiedades especiales para la presión arterial alta ya que tiene la capacidad de aumentar el tamaño de los vasos sanguíneos de la periferia corporal.Para beneficiarte de estas propiedades y hacer la infusión, tienes que verter una taza de agua hirviendo sobre 2 puñaditos de flores de espino albar o blanco y dejar reposar durante 25 minutos. Tienes que tomar una taza tres veces al día para notar los efectos.

7. Remedio con infusión de romero para la hipertensión

El romero es un excelente estimulante de la circulación sanguínea, lo que lo convierte en un excelente remedio para la hipertensión.Se consume en forma de infusión, tomándola a diario.

8. Remedio con Lavanda para la presión arterial alta

Este es un remedio que proviene de la aromaterapia, y consiste en colocar 10 gotas de aceite esencial de lavanda en un pañuelo e inhalar sus vapores para controlar los casos hipertensión que aparecen de repente.

9. Remedio con té verde para la hipertensión

Las infusiones de té verde son una buena manera de colaborar en el control de la hipertensión arterial.

10. Remedio con Zumo de berenjena para la presión arterial alta

Para realizar este zumo necesitarás una berenjena y una licuadora. El procedimiento es muy sencillo: lavar y cortar una berenjena, e ir licuando la berenjena con cáscara incluída, añadiéndole un vaso de agua. Tomar durante 10 días en ayunas. Este remedio no es recomendable para las personas que sufren de tensión baja.


Nuestros remedios naturales para la hipertensión pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.