Remedios para la Hipertensión

Valora este artículo: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (48 votos)
Loading ... Loading ...

La presión arterial alta, hipertensión arterial o simplemente hipertensión es una enfermedad crónica caracterizada porque la sangre se desplaza a través de las arterias a una presión más alta que lo normal.

Suele considerarse que hay hipertensión cuando el valor de la presión sistólica iguala o supera los 140 mm Hg o la presión diastólica iguala o supera los 90 mm Hg.

La hipertensión arterial aumenta la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal y la muerte temprana.

El principal problema es que el paciente no suele saber que la padece, por lo que sus efectos pueden aparecer de manera inesperada.

Nuestros remedios caseros para la Hipertensión

¿Necesitas algún remedio casero para la Hipertensión? A continuación te presentamos los mejores remedios naturales que hemos recopilado para tí:

1. Remedio con Aceite de hígado de bacalao para la hipertensión

¿Qué necesitas?

Aceite de hígado de bacalao. Agua.

El remedio

El aceite de hígado de bacalao es una buena fuente de ácidos grasos omega-3, que son cardiosaludables y muy eficaces para combatir la hipertensión.Para beneficiarte de estas propiedades del aceite de hígado de bacalao, puedes tomar el aceite de hígado de bacalao en la forma que lo hayas adquirido, ya sea líquido o en pastillas o perlas, en la cantidad que indique el fabricante, ayudándote de un poco de agua para poder tomarlo.

2. Remedio con ajo para la hipertensión

¿Qué necesitas?

1 Diente de ajo crudo.

El remedio:

El ajo, además de reducir el colesterol de la sangre, dilata las arterias y previene la formación de trombos en las mismas, por lo que reduce la hipertensión.Para poner en práctica este remedio y beneficiarte de las propiedades del ajo, tienes que tomar al menos un diente de ajo al día. Es preferible consumirlo crudo, y si puedes hacerlo en ayunas, nada más levantarte, será más efectivo, pero si su fuerte sabor te lo impide, puedes, por ejemplo, incorporar en tus ensaladas algunos dientes de ajo. También lo puedes tomar en forma de cápsulas de ajo, que tendrán un sabor más agradable.

3. Remedio con batido de pepino para la hipertensión

¿Qué necesitas?

1 o dos pepinos frescos.

El remedio:

Los pepinos son ricos en potasio y pobres en sodio, lo que les confiere una acción diurética que favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo, siendo beneficiosos, entre otras enfermedades, para el tratamiento de la hipertensión.Para beneficiarte de estas propiedades y mejorar este problema, tienes que hacer un batido con un par de pepinos y tomarlo diariamente.

Cuida a los que más te importan

Con más de 400 páginas, gracias a nuestro libro podrás librarte de sustancias tóxicas y medicamentos y sustituirlos por remedios naturales que te ayudarán a que tú y aquellos a los que más quieres podáis llevar una vida más sana.

4. Remedio con Cebolla, ajo y limón para la presión arterial alta

¿Qué necesitas?

1 Cebolla. 7 Dientes de ajo pelados. 1 Limón. Agua.

El remedio:

La cebolla y el ajo tienen muy buenas propiedades para la circulación, por lo que este remedio se convierte en un buen aliado para luchar contra la hipertensión.Para poner en práctica este remedio tienes que colocar en un recipiente una cebolla pequeña previamente troceada, siete dientes de ajo pelados y el zumo de un limón.Agrégale agua hasta cubrir los ingredientes y déjalo toda la noche en reposo.Por la mañana, tienes cuela el contenido del recipiente y bébete el líquido resultante en ayunas, durante 9 días.

5. Remedio con ginkgo para la hipertensión

¿Qué necesitas?

120 Miligramos de extracto de ginkgo biloba.

El remedio:

El Ginkgo biloba constituye uno de los mejores remedios para la circulación sanguínea, por su poder vasodilatador, a la vez que inhibe la sedimentación de plaquetas en los vasos sanguíneos, lo que hace que la sangre circule más fluidamente, contribuyendo a mejorar el problema de la hipertensión.La dosis habitual es de unos 120 mg de extracto al día, repartidos en tres tomas, aunque siempre conviene seguir las indicaciones del prospecto.

6. Remedio con Infusión de angélica, tila, cola de caballo, abedul e hinojo para la presión arterial alta

¿Qué necesitas?

100 Gramos de angélica. 100 Gramos de tila. 100 Gramos de cola de caballo. 100 Gramos de abedul. 100 Gramos de hinojo. 1 Taza de agua

El remedio:

La angélica, tila, cola de caballo, abedul e hinojo, tienen propiedades calmantes, depurativas y diuréticas que te ayudarán a combatir la hipertensión.Para hacer esta infusión hay que combinar angélica con tila, cola de caballo, abedul e hinojo, a partes iguales y colocar una cucharada de esta mezcla en una taza que esté hirviendo, dejándola en ebullición durante 3 minutos. A continuación, tienes que retirar del fuego, dejar en reposo y colar. Debes tomar una o dos tazas al día para conseguir el efecto deseado.

7. Remedio con Infusión de espino para la presión arterial alta

¿Qué necesitas?

2 puñaditos de flores de espino albar o blanco. 1 Taza de agua hirviendo.

El remedio:

El espino blanco tiene propiedades especiales para la presión arterial alta ya que tiene la capacidad de aumentar el tamaño de los vasos sanguíneos de la periferia corporal.Para beneficiarte de estas propiedades y hacer la infusión, tienes que verter una taza de agua hirviendo sobre 2 puñaditos de flores de espino albar o blanco y dejar reposar durante 25 minutos. Tienes que tomar una taza tres veces al día para notar los efectos.

8. Remedio con Infusión de hibisco y canela para la hipertensión

¿Qué necesitas?

2 cucharaditas de hibisco. 1/2 palito de canela en rama. 1 taza de agua.

El remedio

El hibisco tiene propiedades diuréticas, por lo que te ayudará a eliminar el exceso de líquido de tu organismo, y la canela mejora la circulación sanguínea, por lo que este remedio te ayudará a mejorar el problema de la hipertensión.Para beneficiarte de estas propiedades y preparar este remedio, pon el agua a calentar y añade, cuando rompa a hervir, el hibisco y el palito de canela, dejando hervir a fuego suave durante unos 5 minutos.Pasado este tiempo, deja reposar la infusión unos 5 minutos, y fíltrala para separar el líquido de los restos de las plantas.Puedes tomar 2 o 3 tazas al día de la infusión resultante para mejorar el problema.

9. Remedio con Infusión de hojas de olivo para la hipertensión

¿Qué necesitas?

60 gramos de hojas de olivo. 1 litro de agua.

El remedio

Las hojas de olivo tienen propiedades vasodilatadoras, por lo que te resultarán de utilidad para luchas contra la hipertensión.Para preparar este remedio y beneficiarte de estas propiedades, tienes que poner a calentar el agua en un cazo, y cuando romapa a hervir, añdir las hojas de olivo, retirando del fuego y dejando reposar. Después, tienes que colar para separar los restos de las hojas. Tienes que tomar una tres tazas al día del líquido resultante para bajar la presión arterial.

10. Remedio con infusión de romero para la hipertensión

¿Qué necesitas?

1 Cucharada de romero. 1 Taza de agua.

El remedio:

El romero es un excelente estimulante de la circulación sanguínea, lo que lo convierte en un excelente remedio para la hipertensión.Para preparar la infusión, tienes que añadir una cucharada de la planta de romero a una taza de agua que esté hirviendo, y dejar reposar la infusión tapada, durante 10 o 15 minutos. A continuación, tienes que colar para separar los restos de la planta y debes tomar una taza al día para que sea efectiva.

11. Remedio con Lavanda para la presión arterial alta

¿Qué necesitas?

10 gotas de aceite esencial de lavanda. 1 pañuelo.

El remedio:

La lavanda posee propiedades sedantes suaves, por lo que te ayudará en los casos de los casos de hipertensión repentina.Para beneficiarte de este remedio que proviene de la aromaterapia, pon unas 10 gotas de aceite esencial de lavanda en un pañuelo e inhalar sus vapores para controlar los casos de hipertensión que pueden aparecer de repente.

12. Remedio con Té de jengibre, canela y cardamomo para la hipertensión

¿Qué necesitas?

1 cucharadita de semillas de cardamomo 1 cucharadita de jengibre en polvo o 2 cucharaditas de jengibre fresco picado 1 cucharadita de canela en polvo 1 cucharadita de té negro o una bolsita de té 1/2 taza de agua 1/2 taza de leche 1 cucharadita de miel (opcional)

El remedio

El jengibre y la canela son dos especias que mejoran la circulación, y el cardamomo tiene propiedades que ayudan a mejorar el problema de la hipertensión, por lo que este remedio te resultará de gran utilidad.Para beneficiarte de las propiedades de este té y preparar este remedio, machaca las semillas de cardamomo para liberar la sustancia que se encuentra dentro.Pon en un cazo el agua, la leche, el jengibre, la canela y el cardamomo y déjalo cocer durante unos 8 o 9 minutos a fuego lento.A continuación, puedes ponerlo en una taza y añadirle una cucharadita de miel si quieres endulzarlo más.Puedes tomar 1 o 2 tazas al día para mejorar el problema de hipertensión.

13. Remedio con té verde para la hipertensión

¿Qué necesitas?

1 Cucharadita de té verde. 1 Taza de agua.

El remedio:

El té verde posee propiedades que mejoran la circulación, por lo que resulta de gran ayuda para combatir el problema de la hipertensión.Para preparar esta infusión, tienes que añadir una cucharadita de té verde a una taza de agua que esté hirviendo, y dejar reposar a continuación la infusión tapada unos 10 o 15 minutos. Puedes colarla antes de beber para separar los restos de la planta y tomar un par de tazas al día para lograr el efecto deseado.

14. Remedio con uña de gato para la hipertensión

¿Qué necesitas?

1 o 2 cucharadas de la planta de uña de gato. 2 tazas de agua. 1 cucharadita de miel (opcional). 1 rodaja de limón (opcional).

El remedio

La uña de gato tiene por una parte, propiedades vasodilatadoras, por lo que permite que la sangre circule de una forma más fluída por los vasos sanguíneos, y por otra, propiedades diuréticas, por lo que consigue eliminar el exceso de líquidos del organismo consiguiendo un doble efecto sobre la hipertensión.Para preparar este remedio y beneficiarte de estas propiedades, tienes que poner las dos cucharadas de la planta junto con el agua a calentar en un cazo y dejarlo en hervir a fuego lento durante unos 25 minutos.A continuación, debes dejar reposar unos 10 minutos y filtrar para separar los restos de la planta, y beber el líquido resultante añadiendo una cucharadita de miel si quieres endulzar la infusión o añadir una rodajita de limón si prefieres mejorar su sabor.

15. Remedio con Zumo de berenjena para la presión arterial alta

¿Qué necesitas?

1 Berenjena. 1 Vaso de agua.

El remedio:

La berenjena posee propiedades que te servirán de utilidad para combatir la hipertensión.Para realizar este zumo, tienes que lavar y cortar una berenjena, e ir licuando la berenjena con cáscara incluida, añadiéndole un vaso de agua. Tienes que tomar este zumo durante 10 días en ayunas. Este remedio no es recomendable para las personas que sufren de tensión baja.

P.D.: ¿Sabías que en nuestro libro "365 Remedios Caseros" puedes encontrar estos y otros remedios para la Hipertensión y otros problemas frecuentes? Consigue ya tu libro y benefíciate de sus más de 350 páginas llenas de remedios naturales para cuidar tu salud y de los que más te importan.


Nuestros remedios naturales para la Hipertensión pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

Lo último en nuestra sección Vida Sana

5 Aceites Esenciales que no Pueden Faltar en tu Hogar

Los aceites esenciales son concentraciones de las plantas de las que se obtienen que conservan todas sus propiedades y que podemos utilizar como remedio casero en numerosas situaciones, ya que guardan sus virtudes relajantes, tonificantes o descongestivas.Su peculiaridad es que actúan relajando cuerpo y alma cuando se inhalan, además de hidratar y nutrir la piel cuando se aplican sobre ésta, generalmente diluídos con otro aceite base para minimizar las reacciones.Aunque hay una gran variedad de aceites esenciales en el mercado, hoy te voy a hablar de 5 de ellos que no pueden faltar en tu hogar ya que te servirán en múltiples ocasiones. ¿Quieres saber cuáles son?.