Aceite de Rosa Mosqueta para la Celulitis

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (10 votos)
Cargando…

En las siguientes líneas te traemos un buen remedio para la Celulitis. Se trata de un remedio con aceite de rosa mosqueta para la celulitis.

¿Qué necesitas?

  • 4 o 5 Gotas de aceite esencial de rosa mosqueta.

El remedio

Las propiedades regenerantes del aceite de rosa mosqueta te ayudarán a reducir la apariencia de la piel de naranja, mejorando la circulación sanguínea y devolviéndole a tu piel un espesor adecuado, por lo que te resultará de gran ayuda para combatir la celulitis.

Comienza por limpiar bien tu piel en la ducha, con agua caliente y un jabón neutro y delicado, usando si quieres un guante exfoliante para eliminar células muertas y otras suciedades. Cuando limpies tu piel, puedes darte un masaje circular en pequeños movimientos, para activar tu circulación.

Después de salir de la ducha y de secar bien tu piel, y ponte unas gotas de aceite esencial de rosa mosqueta directamente en tus manos y haz masajes circulares en las zonas donde tengas celulitis, friccionando un poco para que penetre mejor y deja secar al aire.

En sólo dos semanas de tratamiento, realizando este procedimiento a diario o cada dos días, notarás una gran mejora. En casos agudos puedes realizar el tratamiento durante un mes, y luego mantener la zona bien hidratada con una o dos aplicaciones semanales de este aceite.

¿Necesitas más remedios para la Celulitis? Aquí puedes consultar todos nuestros remedios caseros para la Celulitis.

P.D.: ¿Sabías que en nuestro libro "365 Remedios Caseros" puedes encontrar éste y otros remedios para la Celulitis? Consigue ya tu libro y benefíciate de sus más de 350 páginas llenas de remedios naturales para cuidar tu salud y de los que más te importan.

Lo último en nuestra sección Vida Sana

Cómo Eliminar los Callos y Durezas de los Pies de una Forma Natural

Los callos y durezas que aparecen en los pies lo hacen como sistema de protección de la propia piel frente a un rozamiento o una presión excesiva y contínua. Aunque la principal causa de aparición se debe al uso de zapatos inadecuados, también pueden aparecer porque se presiona demasiado una zona determinada del pie como consecuencia de deformidades en los huesos o por pisar de forma incorrecta al realizar un deporte entre otras. Aunque hay un montón de productos en el mercado que pueden ayudarte a eliminar este problema, hoy te traigo una serie de remedios naturales que pueden ayudarte en este caso a acabar con ellos de una forma natural y sin necesidad de salir de casa. Si quieres saber cómo, ¡no te pierdas este artículo!

Cuida a los que más te importan

Con más de 400 páginas, gracias a nuestro libro podrás librarte de sustancias tóxicas y medicamentos y sustituirlos por remedios naturales que te ayudarán a que tú y aquellos a los que más quieres podáis llevar una vida más sana.