Decocción de diente de león para el riñón

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (13 votos)
Cargando…

En las siguientes líneas te traemos un buen remedio para los Problemas de Riñón. Se trata de un remedio con decocción de diente de león para el riñón.

¿Qué necesitas?

  • 2 cucharaditas de raíz de diente de león seca.
  • 1 taza de agua.
  • 1 cucharada de miel (opcional).

El remedio

El diente de león es una planta que por sus propiedades depurativas puede ser utilizada para depurar la sangre de toxinas, ayudando en los problemas de riñón.

Para preparar esta decocción, tienes que poner a hervir una taza de agua junto con 2 cucharaditas de raíz de diente de león seca durante 5 minutos a fuego lento.

Si prefieres preparar más cantidad de una vez, la cantidad puede ser 100 gramos de raíz en un litro y medio de agua.

Una vez pasado ese tiempo, tienes que apagar el fuego, tapar y dejar reposar durante unos 10 minutos al menos.

A continuación, tienes que colarlo y añadir una cucharadita de miel para endulzar, si lo deseas.

Puedes tomar dos o tres tazas al día durante unas semanas para depurar los riñones.

(*) Una decocción o cocimiento es un método para extraer el principio activo de una planta, consistente en hacer hervir sus partes más duras, desmenuzadas, en agua a fuego lento, entre 3 y 30 minutos, y dejando reposar después al menos durante 10 minutos.

¿Necesitas más remedios para los Problemas de Riñón? Aquí puedes consultar todos nuestros remedios caseros para los Problemas de Riñón.

P.D.: ¿Sabías que en nuestro libro "365 Remedios Caseros" puedes encontrar éste y otros remedios para los Problemas de Riñón? Consigue ya tu libro y benefíciate de sus más de 350 páginas llenas de remedios naturales para cuidar tu salud y de los que más te importan.

Lo último en nuestra sección Vida Sana

Cómo Eliminar los Callos y Durezas de los Pies de una Forma Natural

Los callos y durezas que aparecen en los pies lo hacen como sistema de protección de la propia piel frente a un rozamiento o una presión excesiva y contínua. Aunque la principal causa de aparición se debe al uso de zapatos inadecuados, también pueden aparecer porque se presiona demasiado una zona determinada del pie como consecuencia de deformidades en los huesos o por pisar de forma incorrecta al realizar un deporte entre otras. Aunque hay un montón de productos en el mercado que pueden ayudarte a eliminar este problema, hoy te traigo una serie de remedios naturales que pueden ayudarte en este caso a acabar con ellos de una forma natural y sin necesidad de salir de casa. Si quieres saber cómo, ¡no te pierdas este artículo!

Cuida a los que más te importan

Con más de 400 páginas, gracias a nuestro libro podrás librarte de sustancias tóxicas y medicamentos y sustituirlos por remedios naturales que te ayudarán a que tú y aquellos a los que más quieres podáis llevar una vida más sana.