Infusión de Diente de León, Coronilla de Fraile y Anís Verde para el Ácido Úrico

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (19 votos)
Cargando…

En las siguientes líneas te traemos un buen remedio para el Ácido Úrico Alto. Se trata de un remedio con infusión de diente de león, coronilla de fraile y anís verde para el Ácido Úrico.

¿Qué necesitas?

  • 20 gramos de diente de león.
  • 20 gramos de coronilla de fraile.
  • 20 gramos de anís verde.
  • 1 taza de agua de agua.

El remedio

El diente de léon, la coronilla de fraile y el anís, tienen propiedades diuréticas y depurativas que facilitarán la eliminación del ácido úrico de la sangre, evitando otras dolencias, como puede ser la gota.

Para preparar la infusión, mezcla diente de león con coronilla de fraile y anís verde a partes iguales.

Pon el agua equivalente a una taza a calentar, y cuando rompa a hervir, añade una 1 cucharada de la mezcla de las tres plantas, dejando hervir la infusión durante 3 minutos.

A continuación, deja reposar la infusión y cuélala para separar los restos de la planta.

Puedes tomar hasta 3 vasos de esta infusión al día, y si quieres, puedes añadirle unas gotas de zumo de limón para mejorar el sabor.

¿Necesitas más remedios para el Ácido Úrico Alto? Aquí puedes consultar todos nuestros remedios caseros para el Ácido Úrico Alto.

P.D.: ¿Sabías que en nuestro libro "365 Remedios Caseros" puedes encontrar éste y otros remedios para el Ácido Úrico Alto? Consigue ya tu libro y benefíciate de sus más de 350 páginas llenas de remedios naturales para cuidar tu salud y de los que más te importan.

Lo último en nuestra sección Vida Sana

15 Consejos para Controlar el Hambre y Ayudarte a Adelgazar

Es normal que en la mayoría de dietas de adelgazamiento que hagas lo primero que te aseguren es que perderás peso "sin pasar hambre". ¿Te están mintiendo? Sí y no. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que sí te están mintiendo, en parte, porque es inevitable que los primeros días pases hambre. Y no, porque eso que sentimos como "hambre" no es realmente hambre, sino más bien apetito o antojo. Este apetito se puede controlar fácilmente siguiendo algunos consejos. ¿Te quedas a descubrirlos?

Cuida a los que más te importan

Con más de 400 páginas, gracias a nuestro libro podrás librarte de sustancias tóxicas y medicamentos y sustituirlos por remedios naturales que te ayudarán a que tú y aquellos a los que más quieres podáis llevar una vida más sana.