Mascarilla de Arcilla Blanca para el Cabello Graso

Valora este artículo:1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos
Cargando…

En las siguientes líneas te traemos un buen remedio para Pelo Graso. Se trata de un remedio con mascarilla de arcilla blanca para el cabello graso.

¿Qué necesitas?

  • 2 cucharadas de arcilla blanca (también se puede denominar “caolín”)
  • Un poco de agua caliente
  • Un cuenco o bol

El remedio

El caolín o arcilla blanca, tiene el poder de absorber el exceso de grasa y de limpiar el cabello en profundidad, por lo que esta mascarilla te resultará de utilidad para combatir el problema del cabello graso.

Para beneficiarte de esta propiedad y preparar este remedio, tienes que verter la arcilla blanca (generalmente la sueles encontrar en forma de polvo) en el interior de un cuenco, y añadir agua caliente para que se mezcle bien hasta conseguir una masa más bien pastosa, que no gotee.

A continuación, tienes que extender esta pasta sobre el pelo seco, dando un ligero masaje por las raíces del cabello con las yemas de los dedos, y dejar actuar, una vez que lo has extendido completamente por todo el cuero cabelludo, durante diez minutos.

Pasado ese tiempo, tienes que aclarar tu cabello con abundante agua templada para retirar los restos de la mascarilla, y puedes lavar tu cabello con tu champú habitual.

Tienes que utilizar esta mascarilla al menos una vez a la semana para lograr controlar el exceso de sebo, y puedes espaciar su aplicación una vez que notes que empieza a hacer efecto.

¿Necesitas más remedios para Pelo Graso? Aquí puedes consultar todos nuestros remedios caseros para Pelo Graso.

P.D.: ¿Sabías que en nuestro libro "365 Remedios Caseros" puedes encontrar éste y otros remedios para Pelo Graso? Consigue ya tu libro y benefíciate de sus más de 350 páginas llenas de remedios naturales para cuidar tu salud y de los que más te importan.

Lo último en nuestra sección Vida Sana

15 Consejos para Controlar el Hambre y Ayudarte a Adelgazar

Es normal que en la mayoría de dietas de adelgazamiento que hagas lo primero que te aseguren es que perderás peso "sin pasar hambre". ¿Te están mintiendo? Sí y no. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que sí te están mintiendo, en parte, porque es inevitable que los primeros días pases hambre. Y no, porque eso que sentimos como "hambre" no es realmente hambre, sino más bien apetito o antojo. Este apetito se puede controlar fácilmente siguiendo algunos consejos. ¿Te quedas a descubrirlos?

Cuida a los que más te importan

Con más de 400 páginas, gracias a nuestro libro podrás librarte de sustancias tóxicas y medicamentos y sustituirlos por remedios naturales que te ayudarán a que tú y aquellos a los que más quieres podáis llevar una vida más sana.