Hamamelis: Propiedades, Beneficios y Para Qué Sirve

misremedios.com
Hamamelis

¿Sabías que tradicionalmente se utilizaba para curar heridas, tratar tumores o como remedio para el dolor de las articulaciones?

Las propiedades de esta planta desinflaman y alivian la pesadez y el dolor que producen las venas inflamadas, por lo que se emplea para solucionar problemas como hemorroides, varices, urticaria y quemaduras. Además, internamente esta planta puede ayudar a disminuir los sofocos producidos por la menopausia.

¿Quieres saber para qué más es útil el hamamelis?

Propiedades del Hamamelis

  • astringentes,
  • antisépticas,
  • antiinflamatorias,
  • hemostáticas.

Beneficios del Hamamelis

Sus hojas contienen flavonoides y taninos, que son unos principios activos muy interesantes en el tratamiento, por ejemplo, de los trastornos circulatorios.

Los taninos ejercen una acción venotónica, que ayuda a la contracción de los vasos sanguíneos, los capilares y las venas, favoreciendo así el flujo de la sangre.

En lo que se refiere a los flavonoides, éstos ejercen una acción vitamínica P que es capaz de aumentar la resistencia de las pequeñas venas y capilares, y en una disminución en sí de la permeabilidad capilar, que es responsable de la inflamación y el edema.

Para qué sirve el Hamamelis

El hamamelis se utiliza en los siguientes casos principalmente:

  • las propiedades astringentes de esta planta actúan sobre el sistema circulatorio provocando constricción de los vasos sanguíneos, desinflamando y aliviando la pesadez y el dolor que producen las venas inflamadas. Estas propiedades pueden solucionar problemas como hemorroides, varices, urticaria, varicocele, flebitis, dolor de piernas y mala circulación en los pies, morados y hematomas, quemaduras y quemaduras solares, hemorragias, hemorragias nasales, cortes y dismenorreas.
  • el agua de hamamelis se utiliza abundantemente en cosmética para el cuidado de la piel, especialmente el cuidado del cutis.
  • el uso interno de esta planta ayuda a disminuir los sofocos producidos por la menopausia.

Ventajas del Hamamelis

Las hojas del hamamelis se utilizan en el tratamiento de todo tipo de trastornos de la circulación o de las venas, como las varices, la flebitis o las hemorroides.

El uso externo del hamamelis también ayuda a la cicatrización de las heridas y a combatir ciertas dermatitis. El extracto destilado permite calmar el dolor en hinchazones dolorosas, mientras que en compresas posibilita el tratamiento de lesiones cutáneas leves e infecciones locales de la piel.

Efectos Secundarios del Hamamelis

Los taninos de esta planta pueden irritar la mucosa gástrica. Esto puede paliarse mezclándolo con mucílagos, como por ejemplo el malvavisco.

Contraindicaciones del Hamamelis

No debe ser empleado en casos de gastritis o de úlcera gastroduodenal.

No deben ser utilizadas formas de dosificación con contenido alcohólico a niños menores de dos años ni a personas con problemas etílicos.


Preguntas frecuentes

¿Qué es el agua de hamamelis?

El agua de hamamelis se obtiene de la decocción de las hojas de esta planta, y se convierte en un estupendo tónico facial muy indicado sobre todo para las pieles grasas.

Para elaborarla en casa, debes hacerlo en la proporción de 10 gramos de hoja seca por cada 250 gramos de agua mineral preferiblemente.

Su elaboración es sencilla, ya que tienes que calentar el agua, y cuando llegue a ebullición, debes añadir las hojas y dejar hervir durante 10 minutos.

A continuación, debes dejar enfriar la decocción otros 10 minutos por lo menos, antes de filtrarla con un colador o gasa de tela para eliminar cualquier resto de la planta que quede.

Guarda el líquido resultante que puedes utilizar como tónico para la piel en un frasco de vidrio resguardado de la luz y el calor.

Para que se conserve mejor y no se estropee, es preferible que prepares cantidades pequeñas y esperar a que se acabe.

Productos con Hamamelis