Ulmaria: Propiedades y Beneficios

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (9 votos)
Loading ... Loading ...

La ulmaria (Filipéndula Ulmaria), también se le conoce como reina de los prados, altarreina o barba de cabra. Es una planta herbácea vivaz que puede llegar a alcanzar de 50 cm a casi 2 metros de altura. La Ulmaria es relativamente común en estado silvestre, crece junto a los ríos, cerca de las estanques y en lugares húmedos.

Es de hoja perenne, con tallo erguido y rematado por un grupo de flores color crema que desprenden un aroma agradable. De su tallo brotan grandes hojas alternas, divididas en lóbulos irregularmente dentadas y palmeadas. Las hojas recuerdan a las hojas del olmo, de ahí proviene su nombre de Ulmaria.

De ésta planta se extrajeron los primeros salicilatos de propiedades antipiréticas y que mas tarde darían origen a la aspirina. De echo el nombre de aspirina proviene del nombre latino Spiraea Ulmaria.

Propiedades de la Ulmaria

La ulmaria posee cualidades anti-inflamatorias, analgésicas, antiespasmódicas, febrífugas, diaforéticas (sudoríferas), anticoagulantes, antiespasmódicas (sobre todo sobre el tejido bronquial), diuréticas, astringentes y también anti-litiasicas (favorece la disolución de los cálculos renales ya que ayuda a la eliminación de urea y de ácido úrico).

Beneficios de la Ulmaria

La ulmaria es un buen remedio natural que tenemos a nuestra disposición para proteger las paredes del estómago y el intestino, ayudando a prevenir las indigestiones, exceso de acidez, gastritis o diarreas. Constituye un buen aliado en casos de edemas y en celulitis que provoquen dolor, siendo una planta habitual en los preparados destinados a combatir la obesidad. No obstante, la ulmaria no es adelgazante y sólo está indicada si el sobrepeso está acompañado de problemas de retención de líquidos.

Para qué sirve la Ulmaria

Internamente, las infusiones de ulmaria son efectivas en casos de indigestión, para eliminar gases, para reducir la acidez, para el reuma, para la diarrea, para la cistitis, para la ciática, para la gota y para la artrosis.

Externamente se utiliza para disminuir los dolores articulares y los provocados por el reuma, para la artrosis, para disminuir la celulitis y para eliminar la grasa del pelo.

Ventajas de la Ulmaria

La ulmaria puede usarse tanto en decocciones para uso externo, como en infusiones para uso interno.

Efectos Secundarios de la Ulmaria

Aunque no se conocen efectos secundarios, deben tenerse en cuenta sus propiedades anticoagulantes y no tomarlo en casos de úlcera gastroduodenal sangrante, hemorragias activas o menstruaciones excesivas, y no debe tomarse nunca sin previa consulta a un médico en caso de encontrarse a tratamiento con otros anticoagulantes.

Contraindicaciones de la Ulmaria

No deben tomar ulmaria las personas con úlcera gastroduodenal, personas medicadas con sintrón, adiro o similar ya que es antiagregante plaquetario, ni en el último mes de embarazo.

Tener en cuenta sus propiedades anticoagulantes.

No debe usarse para bajar la fiebre en niños.

En altas cantidades puede llegar a ser tóxico, por lo que no debe superarse la dosis adecuada, que para un adulto sería, para prepararla en infusión, de una cucharada de preparado herbal por vaso de agua.


Lo último en nuestra sección Vida Sana

6 Consejos para Cuidar tu Hígado de una Forma Sana y Natural y 5 Buenas Infusiones para Depurarlo

El hígado es uno de los principales órganos que garantiza el correcto funcionamiento del organismo, además de ser uno de los más grandes que hay en tu cuerpo.Entre otras funciones, es el encargado de realizar funciones tan importantes como transformar los alimentos en energía, eliminar las toxinas de la sangre, producir bilis, necesaria para la digestión, y ayudar a mantener el equilibrio de glucosa, proteínas, grasas, colesterol, hormonas y vitaminas en el cuerpo.Para que funcione correctamente, y evitar los problemas de hígado que pueden perjudicar a tu salud, hoy te traigo estos buenos consejos para cuidarlo de la forma más sana y natural posible. ¿Me acompañas?