10 Beneficios de las Hojas de Laurel que Te Encantará Conocer

misremedios.com

Seguro que en alguna ocasión has visto a algunos célebres personajes de la antigua Grecia y Roma con una corona de laurel sobre sus cabezas como símbolo de reconocimiento y grandeza, además de protección. No en vano, las hojas de laurel tienen estupendas propiedades que las hacen muy recomendables para la salud gracias a los múltiples beneficios que pueden aportarte, y por eso, también se utilizaban con fines medicinales ya desde esa época.

Por eso, hoy te voy a hablar de los 10 beneficios más significativos que tiene su consumo para la salud. ¿Quieres saber cuáles son?

Libro Remedios Caseros

El laurel, una planta utilizada desde la Antigüedad por sus propiedades medicinales

El laurel es un árbol que tiene su origen en el sur de Europa. Su tronco es gris oscuro y sus hojas son de un color verde mate que tienen un peculiar olor. Además de utilizarse las hojas en múltiples recetas para aromatizar los platos, se utilizan desde la antigüedad por sus propiedades medicinales, e incluso en la antigua Grecia y Roma eran consideradas como un símbolo de honor y se coronaba con estas hojas a sus guerreros y emperadores más valientes, así como a los atletas vencedores en las pruebas típicas de esta época.

En la composición de las hojas de laurel, están presentes sustancias muy beneficiosas para el organismo, como los antioxidantes o minerales como potasio, fósforo, calcio y magnesio. Tienen propiedades bactericidas y son ricas en ácidos grasos orgánicos, ácido fólico, fibra y vitaminas B6 y C, entre otros.

Gracias a esta composición, se puede recurrir a esta planta para tratar de atajar problemas digestivos, falta de apetito e incluso afecciones del aparato respiratorio. Pero como siempre te recomiendo, antes de darle cualquier utilización con fines medicinales, es conveniente que consultes antes con un experto, ya que, por ejemplo, si la consumes en exceso, puede ser contraproducente para tu estómago.

10 estupendos Beneficios del laurel que no te dejarán indiferentes

Vamos a ver esas propiedades tan interesantes de esta planta:

1. Mejora el crecimiento del cabello y acaba con la caspa

Si sufres un problema de caída del cabello y caspa, las hojas de laurel pueden ser tus mejores aliadas, dado que tienen componentes que son beneficiosos para el cuidado de tu cabello.

Para beneficiarte de sus propiedades y acabar con este problema, puedes poner unas cuantas hojas de laurel en medio litro de agua y llevarlas a ebullición, apagando el fuego después de unos segundos y dejando enfriar el agua. Después de lavar tu pelo y aclararlo, puedes utilizar este agua sin los restos de las hojas para verterla sobre tu cabello como aclarado final.

Si tu problema es que el cuero cabelludo se encuentra irritado, puedes triturar unas cuantas hojas de laurel y mezclarlas con un par de cucharaditas de aceite de coco. Puedes aplicarte esta mezcla sobre tu cuero cabelludo y dejarla actuar durante unos 30 minutos antes de aclarar con abundante agua tibia para retirar bien los restos.

2. Te ayuda a controlar la diabetes

Las hojas de laurel tienen un componente que es de gran utilidad para mantener los niveles de insulina estables, por lo que su consumo puede ser beneficioso para las personas con un alto riesgo de padecer diabetes de tipo 2.

Para beneficiarte de estas propiedades, en este caso puedes preparar una infusión con 10 hojas de laurel por cada taza de agua que vayas a preparar. Pon el agua a calentar y cuando rompa a hervir añade las hojas de laurel. Deja reposar y cuando esté fría, retira los restos de las hojas. Bebe el líquido resultante al menos dos veces al día para lograr este efecto.

3. Favorece la digestión

Gracias a los compuestos que hay en las hojas de laurel, su consumo te ayuda a eliminar el exceso de toxinas de tu cuerpo aumentando la micción y estimulando los jugos digestivos. Para reforzar esta acción, las enzimas que contienen son beneficiosas para ayudar a digerir mejor los alimentos, por lo que resulta útil para las personas con síndrome de intestino irritable o cualquier otro problema digestivo, como el estreñimiento o los gases.

En este caso puedes preparar una infusión con dos cucharadas de hojas de laurel finamente picadas que debes añadir a 250 ml de agua hirviendo, y dejar hervir unos 10 minutos. A continuación, deja reposar la infusión hasta que se enfríe y cuela antes de beber. Puedes tomar un par de tazas al día para lograr estos beneficios.

4. Favorece la salud cardiovascular

Gracias a su contenido en rutina y ácido cafeico, las hojas de laurel pueden mejorar tu salud cardiovascular dado que sirven para reforzar las paredes de tu corazón y disminuir los niveles de colesterol. Cuando los niveles de colesterol están altos, pueden desembocar en una acumulación de placa en las arterias que dificulta la circulación, pudiendo causar un infarto o un accidente cardiovascular.

Para beneficiarse de estas propiedades, en este caso puedes tomar un par de tazas de infusión de hojas de laurel al día.

5. Reduce la inflamación

Las hojas de laurel tienen propiedades anti-inflamatorias, por lo que son beneficiosas para reducir el dolor y la inflamación en casos de artritis, o traumatismos.

En este caso, vas a utilizar el aceite esencial de laurel y vas a mezclar 25 gotas de este aceite junto con 100 ml de un aceite vegetal que utilices como base, como por ejemplo de almendras, de coco o de oliva. Mezcla bien ambos aceites y utliza la mezcla resultante para masajear la zona afectada entre una y tres veces al día.

6. Ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer

Las hojas de laurel contienen gran cantidad de fitonutrientes y catequinas, que según diversos estudios, pueden ser útiles para destruir algunas células cancerosas, especialmente las células de cáncer de mama.

Para beneficiarte de estas propiedades, puedes tomar el extracto de las hojas de laurel que puedes encontrar en herbolarios y tiendas especializadas en dietética, consultando antes con el especialista.

7. Ayuda a acelerar la curación de heridas

Ya desde la antigüedad se utilizaba un emplasto de hojas secas de laurel para curar y tratar heridas, gracias a las propiedades de sus hojas.

Puedes aplicar las hojas de laurel de forma externa en emplastos, infusiones o cataplasmas para combatir las infecciones de la piel, las heridas, las llagas o las quemaduras. Puede ser incluso útil para tratar infecciones como la cándida.

8. Suaviza la garganta y reduce la tos

Gracias a sus propiedades bactericidas y expectorantes, el laurel está especialmente indicado para descongestionar las vías respiratorias, y suele emplearse con éxito en caso de sinusitis, bronquitis, gripes y resfriados, calmando además la tos y suavizando la garganta.

Una de las formas de utilizarlo es en forma de cataplasma sobre el pecho cuando está muy congestionado o cuando hay mucha tos. En este caso, tienes que hervir unas 5 hojas de laurel en medio litro de agua durante unos minutos. Una vez que se haya enfriado el agua unos minutos, puedes empapar un paño de algodón en el agua y ponértelo sobre el pecho, con cuidado de no quemarte. Déjalo unos minutos y renueva un par de veces con el agua aún templada.

En caso de nariz muy congestionada o sinusitis, puedes poner a hervir unos 300 ml de agua y, cuando rompa a hervir, añade 6 hojas de laurel o 5 gotas de aceite esencial de laurel y retira del fuego. A continuación, vierte el agua en un recipiente y coloca la cara encima del mismo, con una toalla por encima cubriendo la cabeza y el recipiente para crear un espacio cerrado y hacer vahos durante 20 minutos, teniendo la precaución de no quemarte. Puedes repetir esta acción varias veces al día dependiendo de la congestión que tengas.

También puedes tomar un par de infusiones al día hechas con hojas de laurel para eliminar la mucosidad y suavizar la garganta y las vías respiratorias.

9. Ayuda a prevenir los cálculos de riñón

Las hojas de laurel son diuréticas, y además de ayudarte a eliminar líquidos, eliminarás también toxinas y la presencia de ácido úrico en tu cuerpo, siendo beneficioso para aquellas personas con problemas circulatorios, o bien para las que padecen gota o enfermedades hepáticas.

Como un tipo de piedras que se pueden formar en el riñón son las que se producen como consecuencia de un exceso de ácido úrico en la sangre, las infusiones de hojas de laurel pueden ayudar a tu organismo a disminuir estos niveles de ácido úrico, disminuyendo así el riesgo de formación de este tipo de piedras.

Pero además, a través de dicha eliminación de líquidos no sólo eliminamos toxinas sino que reducimos la presencia en nuestro organismo del ácido úrico, por lo que el laurel resulta beneficioso para aquellas personas con problemas circulatorios, o bien para las que padecen gota o enfermedades hepáticas.

Para beneficiarte de estas propiedades, basta con que tomes un par de tacitas al día de infusión hecha con las hojas de laurel.

10. Te ayuda a reducir la ansiedad y el estrés

Si al final del día te resulta difícil relajarte y conciliar el sueño, puedes probar con una taza de infusión de laurel antes de irte a la cama.

De hecho, sus propiedades relajantes te ayudarán a bajar el ritmo y calmar tus nervios, siendo de utilidad en caso de ansiedad o en caso de insomnio.

¿Quieres añadir algo más?

Estas son las diez propiedades que me han parecido más interesantes de las hojas de laurel, aunque es posible que tú lo utilices para algún otro fin. ¿Me lo quieres contar?