10 Remedios Naturales para Combatir la Costra Láctea de los Bebés

misremedios.com

La costra láctea, también conocida como costra del lactante, es bastante corriente en los primeros meses de vida de los bebés y consiste en la aparición de una secreción sebosa en la cabeza que produce descamación o pequeñas costras en el cuero cabelludo de los bebés.

Aunque no es un problema grave, conviene tratarlo para evitar que se extienda al resto de la cabeza o del cuerpo, y la mejor manera de hacerlo, es con remedios naturales como los que te traigo hoy.

Si quieres saber cuáles son, no dejes de leer este artículo.

Libro 365 Remedios Naturales

¿Qué es la costra láctea?

La costra láctea es un conjunto de costras de color blanquecino, y a veces amarillento, que aparece en los bebés a las dos semanas de vida y suele desaparecer en unas semanas o incluso meses. Esta costra, que no deja de ser una dermatitis seborreica, es más un problema estético, sobre todo si se extiende por más zonas del rostro, como las cejas, los párpados, las orejas o incluso otras zonas del cuerpo.

Las causas que hacen que aparezcan en algunos bebés varían, y pueden tener que ver con factores genéticos, con desequilibrios hormonales de las hormonas de la madre que les llegan a través de la placenta y hacen que las glándulas sebáceas del bebé generen un exceso de grasa, o como consecuencia de algunos factores meteorológicos, entre otras.

A pesar del nombre que recibe, no tiene nada que ver con la leche con la que se alimentan los bebés, ya sea materna o de fórmula, sino que aparece porque en estos primeros momentos la piel de los pequeños es especialmente grasa y sufre un trastorno debido a la mala regulación del nivel graso de la dermis.

Como precaución y para evitar que aparezca, lava la cabecita de tu bebé con el champú o gel adecuado para él dos o tres días a la semana, y el resto de días solo con agua.

Eso si, si aparece, bajo ningún concepto intentes quitarla con las uñas o con pinzas, dado que puedes lastimar la piel del bebé y causarle una infección. Con constancia, y aplicando alguno de los remedios que te voy a comentar a continuación, la costra se irá ablandando y cayendo poco a poco, por lo que el problema irá desapareciendo.

Remedios naturales para tratar la costra láctea del bebé

Aunque hay una gran variedad de productos para tratar este problema, puedes recurrir a remedios naturales, que son suaves con la delicada piel del bebé y no le perjudican.

1. Aceite de coco

El aceite natural de coco tiene buenas propiedades que pueden ayudarte a desprender la costra láctea poco a poco de la cabecita de tu bebé. Puedes proporcionar a tu bebé un suave masaje con este aceite con las yemas de tus dedos sobre las zonas donde se vea la costra, y dejar actuar sobre la zona una o dos horas.

A continuación, puedes lavar la cabecita de tu bebé como de costumbre, cuando le vayas a bañar. Puedes realizar esta acción dos o tres veces por semana, hasta que veas que el problema haya desaparecido.

2. Aceite de oliva

El aceite de oliva es una buena fuente de sustancias emolientes naturales que pueden ayudarte a desprender la costra láctea de tu bebé. Es importante que utilices un aceite de oliva virgen extra, cuanto más puro, mejor, para asegurarte de aprovechar todas sus buenas propiedades.

Como en el remedio anterior, tienes que aplicar una o dos gotitas sobre la zona afectada y extenderlo con un suave masaje con las yemas de tus dedos, sin apretar. Después, puedes dejarlo actuar un par de horas sobre su cabecita y utilizar después su jabón o champú habitual al lavarle. Puedes repetir la operación un par de veces por semana hasta que la costra se haya desprendido totalmente.

aceite-oliva-virgen-extra

3. Aceite de semilla de uva

El aceite de semilla de uva contiene muchos nutrientes con buenas propiedades para el cuidado de la piel, y en este caso, también puede ayudarte a eliminar el problema de la costra láctea de tu bebé.

Puedes aplicar una o dos gotitas de este aceite y extenderlo con mucha suavidad por la zona afectada. Déjalo actuar un par de horas antes de lavar la cabecita de tu bebé como lo hagas de forma habitual.

Puedes repetir esta acción dos o tres veces por semana hasta que veas que la costra se ha desprendido por completo de la cabecita de tu bebé.

4. Aceite de almendras

El aceite de almendras es una buena fuente de vitamina E, que tiene muy buenas propiedades para el cuidado de la piel, y en este caso, también es una muy buena opción para eliminar la costra láctea del bebé.

Para poner en práctica este remedio, necesitas aplicar sobre la zona afectada un par de gotitas de aceite de almendras y extenderlo por la zona afectada, con un suave masaje, dejando actuar un par de horas antes de lavar la cabecita de tu bebé.

Puedes repetir esta operación un par de veces a la semana para notar los efectos.

aceite-almendra-ensencia

5. Vinagre de Manzana

El vinagre de manzana orgánico, tiene muy buenas propiedades para el cuidado de la piel y el cabello, pero resulta un poco ácido para la piel del bebé, por lo que hay que diluirlo antes de aplicarlo.

Pon una cucharadita de vinagre de manzana en un cuenco y añade dos o tres cucharadas de agua. Empapa un algodoncito en la mezcla de agua y vinagre y pásalo con suavidad por la zona a tratar. Deja actuar unos minutos antes de lavar la cabecita de tu bebé como lo hagas de forma habitual.

Puedes repetir esta acción un par de veces a la semana hasta conseguir los resultados deseados.

Vinagre-de-manzana-ok6. Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té también puede ser de gran utilidad para acabar con este problema.

Puedes mezclar dos gotas de aceite de árbol de té con cuatro o cinco gotitas de aceite de almendra para diluirlo y aplicarlo sobre la cabecita de tu bebé donde tenga la costra. Masajea suavemente por la zona afectada con la yema de los dedos y déjalo actuar durante una media hora por lo menos antes de lavar su cabecita de la forma habitual.

Puedes aplicar este tratamiento dos o tres veces por semana hasta que veas que la costra desaparece.

7. Calendula

El aceite de caléndula también es una buena solución para eliminar la costra láctea de tu bebé, gracias a sus propiedades emolientes.

Tienes que aplicar unas gotitas de este aceite sobre la zona a tratar y aplicar con un suave masaje, para que te ayude a ablandar la zona. Pasada una media hora, puedes lavar la cabecita de tu bebé de la forma habitual para que se vaya desprendiendo poco a poco. Puedes utilizar también un cepillo de bebé suave, y peinar a contrapelo, para terminar de desprender los restos de la costra.

8. Manteca de Karité

Puedes aplicar un poco de manteca de Karité directamente sobre el cuero cabelludo de tu bebé, y dejarlo una media hora para mejorar el problema de la costra láctea y evitar la sequedad en la zona.

Puedes lavar la cabecita de tu bebé como de costumbre para retirar los restos y debes repetir esta acción un par de veces por semana hasta que notes los resultados.

9. Leche materna

Ya te hemos hablado de los beneficios de la lactancia materna, pero es que, la leche materna además de ser el mejor alimento que puedes darle a tu recién nacido, tiene otra buena propiedad que tiene es que puede ayudarte a eliminar la costra láctea de tu bebé.

Puedes coger un poco de leche materna y extenderla con suavidad por la zona afectada, dando un suave masaje hasta que se absorba. Puedes repetir este procedimiento hasta que veas que el problema está solucionado definitivamente.

10. Maravilla

Los pétalos de la planta de maravilla pueden ayudarte a solucionar este problema en pocos días.

Tan solo tienes que poner algunos pétalos de la flor de maravilla y meterlos en un recipiente con aceite de oliva. Deja reposar los pétalos durante unas horas y a continuación, aplica unas gotitas del aceite sobre la cabecita de tu bebé, extendiendolo con la yema de tus dedos mediante un suave masaje.

Después de dejarlo reposar una media hora por lo menos, puedes lavar la cabecita de tu bebé como de costumbre y repetir esta acción un par de veces por semana hasta que notes los efectos deseados.

¡Acaba con la costra láctea de una forma natural!

Seguro que alguno de estos remedios, que son fáciles de aplicar, pueden servirte para acabar con el problema de la costra láctea de tu bebé. Y como siempre, ¡espero vuestros comentarios!