11 Hábitos Saludables para Prevenir la Formación de Piedras en el Riñón

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (2 votos)
Loading...

Las piedras en el riñón aparecen cuando se cristalizan ciertas sustancias que van en la orina y se depositan en los tejidos de estos órganos, antes de ser expulsadas por tu organismo.

Una vez que has sufrido esta dolencia, la única forma de evitar que se repita, es mediante la prevención. La buena noticia es que la mayoría de las recomendaciones en lo que a la dieta se refiere, son las mismas que para llevar una vida sana y saludable, por lo que no necesitas realizar demasiados esfuerzos extras.

Por eso, aquí tienes 11 consejos que te ayudarán a evitar su formación y te resultarán sencillos de aplicar en tu vida diaria.

¿Por qué pueden aparecer?

Los cálculos o piedras en el riñón son muy frecuentes dentro de los problemas de riñón. Comienzan con una pequeña cristalización de algunos compuestos que hay en la orina, que si no son eliminados, pueden quedarse depositados en este órgano, dando lugar a la formación de piedras.

Si vives en un clima cálido, puedes ser más propenso a la formación de piedras que si vives en un clima menos cálido, debido a que eliminas más agua mediante el sudor, pudiendo aumentar la concentración de minerales en la orina que favorezcan su formación, por lo que en ese caso, te conviene tener especial cuidado.

Si alguna vez has sufrido la desagradable experiencia de tener una piedra en el riñón, sabrás que una vez que empieza el dolor, no puedes hacer otra cosa que aguantar y sufrir hasta que la expulses. Además, tendrás más posibilidades de tener otra en los siguientes 5 años, pudiendo aumentar esa posibilidad bastante más en los siguientes 10 años, a menos que te lo tomes en serio y adoptes una serie de medidas preventivas, sobre todo en lo que a la alimentación se refiere.

Aunque en la franja de edad comprendida entre los 30 y los 60, tienes un riesgo bajo de sufrir esta dolencia, es necesario que mantengas ciertos hábitos saludables para que ese riesgo no suba, por lo que no está de más que los conozcas y los pongas en práctica.

Agua

¿Cuáles son esos hábitos saludables?

1. Bebe suficientes líquidos a lo largo del día

El factor más importante para prevenir la formación de cálculos en el riñón tiene que ver con el volumen total de orina que produce tu organismo, y éste, a su vez, con la cantidad de líquido que tomas, que tiene que ser suficiente para estar correctamente hidratado, y para que tu orina sea limpia y clara.

Para estar correctamente hidratado, debes beber unos dos litros de agua al día, lo que equivale más o menos a unos 8 vasos. También puedes incluir en tu dieta alimentos ricos en agua como la sandía, el apio, frutas frescas y muchas verduras.

2. Toma zumos naturales

Los zumos de cítricos tomados a diario, como los de naranja y la limonada, te ayudarán porque los citratos de estas frutas ayudan a bloquear la formación de las piedras. La única excepción sería el zumo de uva, ya que está asociado a un riesgo elevado de favorecer la formación de cálculos.

3. Toma menos alimentos ricos en oxalato

Sobre todo, tienes que tener ésto en cuenta si tus cálculos son de oxalato de calcio, que suelen ser los más habituales, y por eso, deberías tener cuidado con alimentos como las espinacas, la remolacha, las acelgas, el té, el chocolate, el salvado de trigo y los productos de soja, procurando no abusar de ellos.

4. Lleva una dieta baja en sal

Si ya has tenido algún episodio de piedras en el riñón, te conviene llevar una dieta baja en sal, para evitar la retención de líquidos que puede favorecer la acumulación de sustancias en los riñones que luego den lugar a la formación de cálculos. Además, tu corazón y tu presión arterial te lo agradecerán.

Agua

5. Toma menos proteínas animales

Las proteínas animales que se encuentran en la carne, huevos y pescado, inciden de una forma negativa en la formación de piedras, ya que por un lado, hacen que aumente la presencia de calcio en la orina favoreciendo la formación de estos cálculos, y por otra, debido a su contenido en ácido úrico, que puede fomentar la formación de cálculos de ese otro tipo.

Si eres de los que sigue pensando que la única fuente de proteínas es la carne animal, debes saber que hay una buena alternativa en otras fuentes de proteínas no animales, como por ejemplo, en legumbres como las judías y las lentejas.

6. Ten cuidado con los suplementos de calcio

No puedes eliminar completamente el calcio de tu dieta, ya que además de incrementar el riesgo de padecer osteoporosis, si no tomas el suficiente, tus niveles de oxalato pueden elevarse y provocar la aparición de estas formaciones, ya que el calcio es útil para eliminar el oxalato que está presente en tu organismo.

Por tanto, aunque debes moderar el consumo de alimentos lácteos, puedes asegurarte una buena fuente natural de calcio en alimentos como almendras, nueces y semillas, y tener cuidado con los suplementos de calcio, ya que puede haber una cierta relación entre éstos y la formación de cálculos.

7. Limita tu consumo de café

Una pequeña cantidad de café al día no tiene por qué ser mala, pero si te excedes en su consumo, puedes ponerte en riesgo. Aunque en un principio, los consumidores habituales de café y té suelen tener menor incidencia de padecer la formación de piedras, el consumo elevado de café puede aumentar la eliminación de una mayor cantidad de calcio a través de la orina, por lo que se eleva el riesgo de sufrir su aparición.

8. Disminuye el consumo de azúcar en tu dieta

El azúcar y los productos azucarados no te van a venir bien para prevenir este problema, por lo que te conviene disminuir su consumo. Además, tienes que tener en cuenta que las personas que toman al menos una bebida azucarada al día, como puede ser un refresco o un zumo embotellado, tienen más riesgo de sufrir la formación de piedras que las personas que raramente toman este tipo de bebidas, por lo que te conviene tomarlas sólo ocasionalmente.

Dulces

9. Vigila tu dieta dependiendo del tipo de piedras que tengas

Dependiendo del tipo de piedra que se haya formado en tus riñones (calcio, ácido úrico, estruvita o cistina), tendrás que tener en cuenta los alimentos que más te convienen y los que menos, por lo que te podrás confeccionar tus menús de acuerdo a tus necesidades personales.

10. Toma productos frescos

Cuando vayas a comer, es preferible que optes por productos frescos y los prepares tú, antes que abusar de productos precocinados o ya preparados, ya que generalmente, contienen un exceso de sal que no le conviene a tu organismo.

11. Realiza ejercicio habitualmente

Una de las mejores medidas para prevenir la formación de piedras en el riñón es realizar ejercicio habitualmente, ya que mejorarás tu circulación y tu organismo será capaz de eliminar mejor las toxinas, evitando así la acumulación de residuos que pueden dar lugar a su formación.

Pilates

¿Quieres añadir algo más?

Hoy te he contado las recomendaciones más sencillas que pueden ayudarte a prevenir la formación de piedras o cálculos en el riñón, aunque igual tú tienes alguna más que te gustaría añadir. ¿Me la cuentas?

Deja tu comentario