12 Consejos Infalibles para Evitar los Resfriados con el Cambio de Tiempo

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (2 votos)
Loading...

Es típico de esta estación del año en que comienzan a bajar las temperaturas, que aparezca el mal tiempo y con él, la llegada de los primeros resfriados.

Aunque el frío no trae por sí sólo el virus del resfriado, hace que estemos más expuestos a él por la tendencia a permanecer durante más tiempo en lugares cerrados, poco ventilados, y con más gente. Es precisamente el contraste entre las altas temperaturas de un lugar cerrado y lleno de gente, y las frías temperaturas del exterior, lo que puede provocar que bajen las defensas del organismo al intentar adaptarse tu cuerpo a ese cambio, poniendo así menos impedimentos a la entrada del virus.

Por eso, hoy te traigo unos sencillos consejos que puedes poner en práctica para evitarte el malestar que puede producir un resfriado en esta época del año. ¿Quieres saber cuáles son?

¿Por qué aparecen los resfriados en esta época?

Con la llegada del otoño, comienzan a bajar las temperaturas, hay que sacar la ropa de abrigo y es necesario acondicionar la casa para esta época del año y para la llegada del invierno. Puede que algún día la lluvia y viento, te pille desprevenido, por lo que además de ser una época marcada por la aparición de chaquetas, botas y paraguas, pueden aparecer los primeros resfriados, por lo que te conviene tener en cuenta una serie de consejos que te ayuden a evitarlos.

Cuando pasas de un ambiente cálido a uno algo más frío, tu organismo puede sufrir una debilitación en sus defensas, lo que puede favorecer que te resfríes o te acatarres. Para no enfermar, te conviene poner en práctica una serie de medidas básicas que te ayudarán a evitar que caigas enfermo o que contagies a otras personas de tu alrededor si ya has contraído algún tipo de virus.

Los principales síntomas que aparecen en un resfriado son dolor de garganta, irritación de nariz que puede taponarse y segregar mucosidad constantemente, estornudos, dolor de cabeza, afonía, tos y una sensación de malestar general que puede venir acompañada de fiebre no demasiado alta.

Aunque el frío no causa por sí sólo los resfriados, contribuye a preservar los virus que los provocan, y es precisamente con las bajas temperaturas cuando más hacen su aparición, por lo que te traigo unos buenos consejos que te ayudarán a mantener los resfriados a raya.

Resfriado

¿Qué consejos son esos?

1. Mantén tus pies abrigados

Aunque esto pueda parecer un consejo que nos daban ya nuestras abuelas, tiene su explicación, ya que los pies son muy sensibles al frío, y llevar por ejemplo, los pies descalzos, aunque sea por poco tiempo, puede provocar enfriamiento, y con éste, una bajada de defensas, por lo que si estás o ya has estado en contacto con el virus, aprovechará para quedarse contigo. Para evitarlo, es recomendable llevar buenas zapatillas para estar en casa y en la calle, calzado de suela aislante y calcetines de lana.

2. Lávate las manos varias veces al día

Tanto los resfriados como la gripe se contagian en gran medida por contacto directo. No es suficiente con mojarse simplemente las manos y secárselas rápidamente, sino que hay que frotarlas con jabón bien, y al menos, durante 20 segundos. Puede ser un poco pesado, pero también puede marcar la diferencia. Es importante que hagas esto sobre todo después de coger el transporte público, donde habrás tocado superficies que habrán estado en contacto con otras personas que puedan estar infectadas con el virus, y también si compartes en el trabajo ordenadores, teléfonos o algún otro material que puedan tocar varias personas.

3. No te toques la cara

Las zonas más sensibles de entrada en tu cuerpo de organismos no adecuados son los ojos, la nariz y la boca. Por eso, los niños, que tienen mucha tendencia a tocarse el rostro, les convierte en blancos fáciles para este tipo de bacterias, y por eso suelen pasar más tiempo resfriados que los adultos. Además, los pequeños suelen ser más dados a contagiar la enfermedad durante los dos primeros días que los adultos.

Lavarse las manos

4. Reduce el estrés

Si no puedes controlar el estrés, puedes ser la víctima perfecta de los virus del resfriado. Cuando estás más nerviosos de lo habitual, tu sistema inmunológico comienza a debilitarse, por lo que estarás dejando la puerta abierta a padecer un resfriado. Además, si padeces estrés continuado, eres más proclive a que el resfriado sea más fuerte y más difícil de curar.

5 No estornudes en tus manos

Cuando estornudas, la reacción más habitual es taparse la boca con las manos, pero ésta es la mejor manera de propagar las bacterias y contribuir al contagio de cualquiera que vaya a estrechar nuestras manos o vaya a tocar algo que hayas contaminado antes. Es mejor estornudar en las mangas, o aún mejor, en un pañuelo de papel que puedas tirar a continuación. Así mismo, sería conveniente que los que te rodean hagan lo propio, o se protejan la boca con un pañuelo, para que no te contagien la enfermedad.

6. Es fundamental descansar

De la misma forma que es importante estar relajado, también lo es dormir las horas suficientes para mantenernos fuera del alcance de los resfriados. La razón vuelve a ser la protección que tu sistema inmunológico tiene que ejercer como principal defensa frente a este tipo de infecciones. Además, no se trata sólo de escapar del resfriado común, sino también de muchas otras enfermedades.

Resfriado

7. No fumes ni bebas

Los fumadores tienen más posibilidades de sufrir resfriados, debido a la exposición de más sustancias perjudiciales que hay en el aire que entran directamente por la boca, y la mayor probabilidad de agravar sus síntomas, debido a la inflamación de la garganta. El alcohol tampoco te conviene, ya que ataca al sistema inmunológico, dejando más vulnerable a tu organismo, además de deshidratar tu cuerpo favoreciendo la aparición de infecciones.

8. Cuidado con los espacios cerrados

Con la llegada del frío, es normal que pasemos más tiempo en lugares cerrados, pero tienes que tener especial cuidado con sitios como hospitales, aeropuertos y transportes públicos llenos de gente, ya que son tres de los lugares donde es más posible pillar un resfriado. En estos tres sitios especialmente, la concentración de gente es muy alta y la posibilidad de contagio, mucho mayor. Así que, aunque el frío parezca el principal causante de estas dolencias, es preferible salir a la calle a tomar el aire, aunque sea frío, mejor que exponerse al contagio en lugares abarrotados de gente.

9. Toma alimentos que te protejan

Te conviene aumentar el consumo de alimentos que te ayuden a potenciar tu sistema inmunológico como el ajo y el yogur. El ajo, gracias a alguno de sus componentes como la alicina, es un alimento que protege tu sistema inmune de un gran número de infecciones, mientras que el yogur te ayudará a producir más glóbulos blancos que te protegerán frente a las infecciones.

Resfriado

10. No te automediques

Aunque actualmente hay muchos medicamentos a los que se puede recurrir para frenar los síntomas, nunca es bueno que te automediques y mucho menos que tomes antibióticos por tu cuenta, ya que éstos atacan las bacterias y no los virus, y su consumo puede ser contraproducente ya que puedes terminar con las bacterias que forman parte de las propias defensas de tu organismo, perjudicando así el proceso de curación de tu organismo.

11. Evita los cambios bruscos de temperatura

Cuando te expones a un cambio de temperatura demasiado brusco es cuando corres más riesgo de sufrir una bajada de defensas, oponiendo poca resistencia a la entrada del virus en tu organismo. Por eso, te conviene bajar un poco la calefacción antes de salir de casa, y abrigarte la garganta sobre todo, después de salir de un centro comercial o del transporte público a la calle, donde puedes notar más esa diferencia de temperatura.

12. Evita el frío en tu vivienda

Siempre es conveniente comprobar que en tu domicilio las ventanas quedan bien cerradas, e incluso puedes colocar cinta adhesiva aislante para tapar rendijas y que no se cuele el aire por ellas. Debes evitar también las corrientes de aire al ventilar o permanecer largo rato durmiendo sin taparte. Si además, pasas mucho tiempo en el sofá, viendo la televisión o leyendo, conviene que te tapes con una manta. También es importante que te muevas todo lo posible y que no permanezcas sin moverte mucho rato, así como colocar alfombras que hagan de aislante de un suelo frío, sobre todo, si éste es de baldosas.

Resfriado

¿Quieres añadir algo más?

Hasta aquí los mejores consejos que puedes poner en práctica para evitar algún que otro resfriado ahora que parece que llega el frío, aunque quizás, quieres añadir algo más que te parezca importante para evitarlos. ¿Me lo quieres contar?.

Deja tu comentario