12 Estupendas Razones para Beber el Agua que tu Organismo Necesita

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (8 votos)
Loading...

Seguro que más de una ocasión has leído que el agua es sinónimo de vida, y no podía ser menos para tu organismo.

Y es que, tu cuerpo puede aguantar hasta varias semanas sin comer alimentos, pero sin beber agua, sólo aguantaría un par de días antes de sufrir graves consecuencias que podrían ser irreversibles.

Dado que el agua es esencial para mantener tu cuerpo saludable y fuerte, aquí te traigo 12 estupendas razones por las que debes beber el agua que tu cuerpo necesita a diario. ¿Quieres saber cuáles son?

¿Por qué es tan necesaria el agua para tu organismo?

Tu organismo está compuesto en un 70% por agua, que es necesaria para garantizar su buen funcionamiento y para realizar las funciones vitales.

El agua es el medio en el que van disueltas muchas sales y minerales, además de contener oxígeno, siendo una de sus funciones la de arrastrar las impurezas del cuerpo, llevándose consigo los desperdicios del aparato digestivo y limpiando completamente los riñones. Pero este agua no se mantiene estática en tu cuerpo, sino que se va renovando y se va perdiendo por evaporación por los poros de tu piel y por las funciones excretoras de tu cuerpo, como con la orina.

Por eso, necesitas recuperar la que pierdes y debes beber a diario, por lo menos, la cantidad de agua que tu organismo necesita, ya que si beber agua es importante, beber la cantidad suficiente que tu cuerpo necesita cada día es aún más importante.

La pauta general es beber al menos 8 vasos de agua natural por día, lo que equivale más o menos a unos 2 litros, aunque dependiendo de tu peso, de tu actividad física o si sudas mucho o no, puedes necesitar incluso más.

Agua

¿Qué beneficios son esos?

1. Te ayuda a perder peso si lo necesitas

El agua te ayuda a reducir el hambre, al menos momentáneamente, ya que te aportará la sensación de saciedad y te permitirá comer menos. Además, permite a tu organismo eliminar con mayor facilidad las grasas que consumes, por lo que gracias al agua es posible bajar de peso.

Si bebes agua y sustituyes los refrescos, los zumos envasados y sobre todo, el alcohol, por agua, te estarás quitando muchos azúcares y calorías de más que tu organismo realmente no necesita, por lo que será un buen paso para perder esos kilos que te puedan sobrar.

El agua no tiene grasas, ni calorías, ni carbohidratos, ni azúcar, por lo que favorecerás tu propósito para perder peso.

2. Aumenta la energía de tu organismo

Si no bebes agua suficiente, tu cuerpo se deshidrata, y ésto te quita energía y provoca que te sientas cansado. Cuando estás sediento, puede ser que ya estés deshidratado, y por eso, es muy probable que te sientas agotado, débil, mareado y con algún otro síntoma de falta de hidratación.

Procura ir bebiendo poco a poco, aunque no tengas sed, sobre todo si estás en el trabajo o concentrado en alguna actividad durante mucho tiempo.

3. Mejora la salud de tu corazón

Cuando bebes agua de forma regular y en cantidad suficiente, estás ayudando a tu corazón a bombear la sangre con mayor facilidad, por lo que estás reduciendo el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

El motivo es que el agua contiene oxígeno y éste se transporta gracias a la sangre, haciendo que llegue más cantidad de oxígeno y otros nutrientes esenciales a las células.

4. Te evitará algunos dolores de cabeza

El tejido del cerebro está compuesto en un alto porcentaje por agua, y algunas veces, cuando te duele la cabeza es probable que sea porque no has bebido suficiente agua, ya que éste es otro síntoma de la deshidratación.

Agua

5. Mejora tu forma física

El agua tiene la capacidad de mantener lubricadas tus articulaciones, favoreciendo la tonificación y la resistencia de tus músculos y ligamentos. Es muy importante que cuando vayas a realizar deporte, bebas agua antes, durante y después de realizarlo, ya que la deshidratación puede reducir tu capacidad para hacer ejercicio.

6. Mejora tu digestión y alivia el estreñimiento

Para que tu sistema digestivo realice la digestión de una forma adecuada, necesita el agua suficiente para que la motilidad del intestino se realice con normalidad.

Además de solucionar en algunas ocasiones los problemas de acidez estomacal, el consumo de fibra junto con la cantidad de agua adecuada, hace que mejore el paso de las heces por el intestino y que se realice una menor absorción de grasas, acelerando con ello el tránsito intestinal y evitando los problemas y molestias que puede provocar el estreñimiento.

Cuando no bebes agua suficiente, tu organismo drena todo el agua que puede, por lo que tu intestino no tendrá la cantidad suficiente para realizar la digestión con facilidad y las heces se volverán secas y duras dificultando su paso y evacuación.

7. Limpia tu organismo

El agua favorece la eliminación de toxinas y los productos de deshecho de tu organismo, favoreciendo la depuración del organismo.

Por este motivo, además de mejorar tu salud en general, impide la aparición de diversas enfermedades y reduce el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, como el de cólon, el de vejiga y posiblemente también el de pecho.

8. Reduce el riesgo de sufrir piedras en el riñón

En la orina hay sales y minerales que produce tu cuerpo, y si bebes agua suficiente, disminuirás su concentración, disminuyendo el riesgo de cristalización y de formación de piedras en el riñón y cálculos renales, que son algunos de los problemas de riñón más comunes.

Agua

9. Mejora el aspecto de tu piel

Tu piel va cambiando con el paso del tiempo, y la huella que van dejando los años en ella son las arrugas, pero que se noten más o menos va a depender de lo bien hidratada que tengas tu piel.

Además de cuidarla por fuera, es básico que la cuides por dentro, y uno de los alimentos básicos que necesita tu piel para que se mantenga joven y sana es el agua, ya que en caso contrario, la deshidratación hará que esas huellas del tiempo se noten más en tu piel.

Beber suficiente agua hará que tengas menos impurezas y que mejore la circulación de tu piel, ayudando a que luzca más resplandeciente.

10. Evitarás problemas dentales

Cuando tu cuerpo se encuentra hidratado, las sustancias encargadas del control de bacterias en la boca que se encuentran en tu saliva aumentan, por lo que estarás disminuyendo el riesgo de sufrir algunos problemas dentales, como la gingivitis o las caries.

11. Regula la temperatura de tu cuerpo

Beber la cantidad de agua que tu organismo necesita regula la temperatura bajándola. Cuando tu organismo no tiene el agua suficiente, la temperatura de tu cuerpo suele estar más elevada y tiendes a sudar evaporando más agua por los poros de tu piel.

12. Te ayudará a retener menos líquidos

Si bebes el agua suficiente, estarás reduciendo el riesgo de sufrir retención de líquidos y por tanto, librándote de la hinchazón que ésta genera.

Por eso, algunas dolencias como la celulitis, mejoran enormemente si bebes la cantidad de agua que tu organismo necesita.

Esto se debe a que cuanto mayor es el nivel de líquido en nuestro cuerpo, tendrás un mejor equilibrio electrolítico y una menor retención de agua en cada célula.

Agua

¿Quieres añadir algo más?

Y hasta aquí, las mejores razones que harán que te plantees el hecho de beber el agua que tu organismo necesita como un reto que debes conseguir a diario. Aunque quizás quieres añadir algún motivo más que a mí se me haya podido olvidar. ¿Me lo cuentas?

Deja tu comentario