5 Acondicionadores Caseros para Cuidar tu Cabello de una Forma Natural

misremedios.com

Cuidar tu pelo para que este luzca sano y brillante no debería ser una tarea complicada ni que conlleve multitud de horas, pero requiere una cierta constancia.

Por eso, hoy te traigo cinco propuestas de acondicionadores caseros que puedes preparar en la comodidad de tu hogar y te ayudarán a cuidarlo con ingredientes naturales.

Si quieres saber cómo puedes prepararlos y aplicarlos, no dejes de leer este artículo.

Libro 365 Remedios Naturales

¿Por qué es necesario cuidar tu cabello?

El cabello, además de cumplir una función estética que nos define, cubre y protege al cuero cabelludo de los agentes externos que le afectan, como el frío, el calor, la humedad, la contaminación…etc., y por eso, es muy importante mantenerlo sano y saludable.

Para este fin, vas a encontrar en el mercado un montón de productos de distintas tipologías que se adecúan al tipo de cabello que tenga cada uno y que en muchas ocasiones, prometen milagros que a veces no lo son tanto. La verdad es que también puedes recurrir a algunos productos más naturales, incluyendo aceites, que te pueden ayudar a mantener tu cabello sano sin necesidad de recurrir a todos esos productos que al final, llevan mucha química en su composición.

Conseguir un cabello hermoso y saludable no tiene que convertirse en un tarea complicada ni odiosa, ya que, además, puedes recurrir a ingredientes que nos provee la propia naturaleza para dar al cabello el cuidado más adecuado y lo más libre de químicos posible.

Para cuidar tu cabello, lo más importante es que seas constante con los cuidados que vayas a aplicarte, y si puedes, utilizar ingredientes naturales, porque todo se absorbe al final por tu cuero cabelludo. Además, debes cuidar tu dieta, porque afecta directamente a tu cabello y a su aspecto, y todo lo que comes se refleja también en él.

Como cuidados básicos, conviene que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Para que el pelo esté sano y brille, es básico mantener una higiene correcta y utilizar un champú que se adecúe a tus necesidades. Si tu cabello es graso, no te conviene que el champú sea demasiado cremoso, para no aportar más grasa a tu cabello.

  2. También puedes utilizar un acondicionador, mejor si es natural, como cualquiera de los que te voy a contar a continuación, para que el cabello esté nutrido y no se dañe o rompa desenredarlo o peinarlo.

  3. Utiliza una mascarilla una vez a la semana, o por lo menos, cada quince días, dependiendo de si tu cabello está seco o graso. Puedes recurrir a mascarillas caseras, como las que te he contado en este artículo.

  4. Cuando laves tu cabello, no es necesario hacerlo con el agua muy caliente, ya que de esa forma lo debilitas y abres los poros del cuero cabelludo, facilitando luego su caída. Intenta, siempre que te resulte posible, realizar el último aclarado con agua fría, para cerrar tanto la cutícula del pelo como los poros del cuero cabelludo, además de aportarle mucho brillo natural a tu pelo.

  5. Debes peinar tu cabello a diario, y también antes de dormir, preferiblemente con la cabeza boca abajo, dado que de esta forma estimulas la circulación del cuero cabelludo y fomentas el crecimiento del cabello.

  6. Corta tu cabello periódicamente, al menos las puntas cada tres meses para mantenerlo sano y saludable.

  7. No sujetes tu cabello con gomas o cintas demasiado apretadas mientras está mojado, dado que además de crear mal olor, acabarás por romper la fibra de tu cabello dejando marcas donde antes no las había.

Woman Brush Long Hair.

Hidrata y nutre tu cabello de una forma natural con estos acondicionadores caseros

Para hidratar y nutrir tu cabello de una forma natural, puedes utilizar aceites vegetales naturales, siendo los más recomendados los de oliva, coco, romero o argán. Si son orgánicos mejor, dado que podrás beneficiarte mejor de sus propiedades. Puedes aplicarlos directamente una vez a la semana o dos si tu cabello está demasiado seco, ya que te ayudarán a hidratar, nutrir, prevenir las puntas abiertas y evitar el encrespamiento.

Pero además, hoy te propongo hasta cinco acondicionadores caseros que puedes hacer con productos naturales que te ayudarán a dejar tu cabello suelto y manejable, cuidándolo al mismo tiempo, para que elijas el que más te convenga y para que lo utilices siempre que quieras sin añadir más química a tu cabello.

1. Aguacate

El aguacate puede ser una buena alternativa sana y natural para dejar tu cabello sano y manejable tras el lavado, gracias a la cantidad de nutrientes que tiene, entre ellos la vitamina E, el ácido fólico y varias vitaminas del complejo B.

Para preparar este acondicionador necesitarás un aguacate maduro, una cucharada de agua y un tazón de vidrio. Aplasta el aguacate en el tazón hasta que no queden grumos y obtengas una crema de color verde claro, añadiendo una cucharada de agua si fuera necesario.

A continuación, puedes poner el acondicionador sobre tu cabello, desde las puntas hasta las raíces, si tu cabello no es graso. Deja actuar durante 15 minutos antes de retirarlo enjuagando tu cabello con agua tibia o templada y aplicando un poco de tu champú habitual.
acondicionadores-caseros-cabello-3

2. Aguacate y mayonesa

Este acondicionador es especial para el cabello seco, ya que a las buenas propiedades del aguacate le añadirás las propiedades de la mayonesa para suavizar el cabello.

Vas a necesitar un aguacate, una cucharada de mayonesa (si es casera, mucho mejor) y un tazón de vidrio. Para prepararla, tienes que aplastar el aguacate maduro junto con la mayonesa hasta obtener una pasta de consistencia cremosa y si fuera necesario añadir un poco de agua, hasta que obtengas el punto cremoso que te permita extenderlo bien por tu cabello. A continuación, tienes que aplicarte esta mezcla desde las puntas, subiendo hasta la raíz, hasta que tengas toda la cabeza cubierta con esta mezcla. Deja actuar la mascarilla por lo menos durante 10 minutos sobre tu cabello y lávalo pasado este tiempo con un champú suave para retirarlo.

3. Aguacate y huevo

Si tu pelo está seco y además dañado, este es tu acondicionador, no lo pienses más.

Para prepararlo vas a necesitar un aguacate maduro, dos huevos orgánicos y un tazón o cuenco. Pon en el tazón los dos huevos enteros y la pulpa del aguacate maduro, y con la ayuda de un tenedor, aplasta el aguacate y mézclalo bien con los huevos hasta obtener una pasta cremosa. Si ves que la mezcla queda un poco espesa puedes añadir un poco de agua para aligerarla. A continuación, extiende la mezcla por tu pelo, empezando por las puntas y extendiendo la mezcla por todo el cabello. Deja actuar unos 30 minutos la mezcla y enjuaga tu pelo con agua tibia para posteriormente y un poco de champú suave para lavarlo.
Woman's Head With Mask On Her Hair

4. Aguacate, plátano, huevo y aceite de oliva

A las buenas propiedades del aguacate tienes que añadirle las del aceite de oliva, el plátano y la yema de huevo. Además, este acondicionador está especialmente indicado para el cabello graso.

Para prepararlo vas a necesitar media taza de aguacate, una cucharada de aceite de oliva, un plátano maduro y una yema de huevo, además de un tazón o cuenco para hacer la mezcla. Pon en el tazón la media taza de aguacate y la cucharada de aceite de oliva y aplasta bien con un tenedor. Incorpora también el plátano y la yema de huevo, y mezcla bien hasta que te quede una pasta uniforme y suave. Aplica la mezcla en las puntas y llega solo hasta la mitad del cabello, dado que al ser graso, no te interesa ponerlo en la raíz. Deja actuar la mezcla al menos durante 10 minutos, y lávalo a continuación con un champú suave para retirar bien los restos de la mascarilla.

5. Aceite de oliva y romero

El aceite de oliva tiene muchas propiedades para cuidar la piel y el cabello de una forma natural, y el romero te ayudará a fortalecer los folículos, evitar la caída prematura del cabello y mejorar la circulación del cuero cabelludo, por lo que haces de esta mezcla un acondicionador ideal para hidratar el cabello de una forma natural y reparar las puntas abiertas.

En esta ocasión vas a necesitar una botella pequeña de vidrio, unos 250 mililitros de aceite de oliva virgen extra y unos 100 gramos de romero fresco. Pon en la botella vacía el aceite de oliva junto con las hojas de romero y deja reposar dos días para que el aceite pueda absorber la esencia del romero. Antes de aplicarlo sobre el cabello seco, agita el aceite para que se mezcle todo bien y aplícalo con una brocha desde las puntas hasta la mitad del cabello más o menos, separando tu pelo por mechones para extenderlo mejor y para asegurarte que se nutren e hidratan todas las puntas. Deja actuar unos 15 minutos, y a continuación, lava tu cabeza con un champú suave para retirar bien los restos.
Woman taking care of hair in spa salon

¿Quieres añadir algo más?

Espero que te hayan gustado estas cinco propuestas y puedas elegir, dependiendo de tu tipo de cabello, alguna que satisfaga tus necesidades. Pero recuerda que si conoces algún acondicionador casero que utilices y quieres compartir con nosotros, este es el lugar. ¿Me lo quieres contar?