5 Consejos para Prevenir las Quemaduras Solares y 5 Remedios para Tratarlas

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (1 votos)
Cargando…

El sol es fuente de vida y además interviene en muchas funciones que realiza nuestro organismo.

Es normal cuando llega el buen tiempo y el calor, exponerse un poco más al astro rey y dejar que nuestra piel se deje broncear por sus rayos. Pero hay que tener en cuenta que una incorrecta exposición al sol puede tener consecuencias no tan buenas para la piel como la aparición de quemaduras solares que conllevan dolor.

Por eso, en este artículo te voy a contar cómo tienes que tomar precauciones para evitar estas quemaduras y algunos remedios para aliviar el dolor cuando éstas se producen. ¿Quieres saber más?

¿Es bueno el sol para el organismo?

Seguro que ya sabes que el sol puede ser muy beneficioso para la salud, ya que gracias a él, tu organismo puede producir vitamina D, necesaria para fijar el calcio en los huesos, tratar el desequilibrio hormonal, e incluso prevenir el raquitismo, además de intervenir en otras muchas funciones en el cuerpo.

Pero por otro lado, también sabrás que una exposición inadecuada o prolongada al sol sin protección puede constituir una agresión contra la piel que puede generar consecuencias más graves, como quemaduras solares, y más a largo plazo, envejecimiento de la piel, aparición de arrugas prematuras, manchas en la piel, o incluso aparición de melanomas o cánceres de piel.

Mientras que la exposición al sol con precaución puede ser muy beneficiosa, las quemaduras solares pueden ser muy perjudiciales y debes evitarlas absolutamente. Por eso, hoy vas a encontrar en este artículo unos buenos consejos para tomar el sol con precaución y evitar las quemaduras solares, además de algunos remedios y consejos para reducir el dolor y el enrojecimiento de la piel en el caso que no puedas evitar su aparición.
Prevenir-quemaduras-sol-2-

Cómo prevenir las quemaduras solares

Dado que ya has visto que es necesaria una cierta exposición a la luz del sol para garantizar algunas funciones de tu organismo, lo siguiente que debes hacer es tomarlo con precaución para evitar las temidas quemaduras solares, que son las realmente perjudiciales para la piel. Y nada mejor para evitarlas que seguir estos sencillos consejos:

1. Utiliza un filtro solar adecuado

Asegúrate que utilizas un protector solar de amplio espectro con factor de protección solar (FPS), como mínimo de 30, que te proteja tanto de los rayos UVA como de los rayos UVB.

Tienes que aplicártelo unos 30 minutos antes de exponerte al sol, sobre la piel seca y en cantidades generosas, asegurándote de cubrir toda tu piel por completo, sin olvidar los labios ni los empeines de los pies.

2. Renueva la protección a menudo

Tienes que aplicarte de nuevo la protección solar cada dos horas por lo menos, o menos tiempo si utilizas un factor bajo, para ello, mira las indicaciones del protector que estés utilizando.

Acuérdate de aplicártelo de nuevo después de nadar o sudar, ya que puedes perder la protección.

3. Protégete adecuadamente de la exposición directa

Busca la protección de sombras, sombrillas, utiliza gorras o sombreros, pañuelos, gafas de sol con protección, y si lo ves conveniente, ponte una camiseta para protegerte la piel durante el baño, por ejemplo, ya que el agua puede hacer que aumente la incidencia de los rayos solares sobre tu piel.

4. No te expongas al sol demasiado tiempo

Los primeros días de exposición al sol, no conviene permanecer períodos de más de 20 minutos bajo el sol, para que ésta se vaya acostumbrando poco a poco a la presencia de los rayos ultravioleta.

Además, es conveniente que evites la exposición solar en las horas centrales del día, que son entre las 12:00 y las 16:00 horas, dado que son las horas en las que el sol es más perjudicial sobre la piel.
Prevenir-quemaduras-sol-4

5. No expongas a bebés de menos de 6 meses al sol

Los niños y las personas de piel más blanca son especialmente sensibles a la exposición solar, pero sobre todo, no expongas a bebés de menos de 6 meses al sol, dado que su piel es extremadamente sensible y una quemadura a tan temprana edad puede ser muy perjudicial para ellos.

6. Ten cuidado con el sol si tomas determinados medicamentos

Hay algunos medicamentos que pueden hacer que tu piel reaccione de forma extremadamente sensible ante las radiaciones solares. Tienes que tener especial cuidado si estás tomando medicinas que contengan hormonas, como medicamentos para combatir el acné, píldora anticonceptiva, antibióticos, medicamentos para la hipertensión o para la diabetes.

También tienes que tener especial cuidado si estás tomando alguna planta medicinal, como el hipérico, ya que puede hacer que tu piel está más sensible frente al sol, y tener especial cuidado de no aplicarte sobre ella jugo de limón, ya que puede provocar además, la aparición de manchas en la piel.

7. Protégete incluso en días nublados

Si eres de los que piensa que cuando está nublado, no es necesario ponerse protección solar, estarás cometiendo un gran error, ya que los rayos ultravioletas pueden atravesar las nubes y provocar quemaduras solares si no tomas las precauciones adecuadas.

Por tanto, aunque el día esté nublado, tienes que tomar las mismas precauciones que un día de sol normal y aplicarte la protección adecuada a tu piel.
Prevenir-quemaduras-sol-3-

¿Qué puedes hacer si aparece una quemadura solar?

Si no has tenido especial cuidado a la hora de protegerte del sol y aparecen las quemaduras solares, no te quedará otra que cuidar tu piel ahora que está quemada y dañada.

Uno de los principales signos de una quemadura solar es la aparición de un tono rojizo en la zona afectada, además de la aparición de dolor que supone el roce de esta parte con cualquier prenda o simplemente con el movimiento de cualquier parte del cuerpo. La aparición de calor en la zona afectada es otro signo claro de que te has pasado con el tiempo de exposición al sol.

Por eso, ante la aparición de quemaduras solares, te conviene poner en práctica los siguientes consejos:

1. Bebe abundante agua

Si has tomado el sol de forma poco adecuada, tu organismo y tu piel, habrán perdido agua, por lo que la primera medida será beber abundante agua para reponer ese agua perdida y para hidratar la piel desde dentro, para ayudarla en su proceso de recuperación.

2. Refresca la zona afectada

Tienes que darte una ducha con agua fría o tibia sin frotar la piel afectada. Simplemente, apunta el chorro del agua fría a la zona afectada para lograr que la temperatura baje y se calme la piel. No debes frotar, dado que lo único que conseguirás es irritar aún más la piel y empeorar la situación de la quemadura.

Si después de tomar la ducha, la zona afectada sigue despidiendo demasiado calor, puedes poner paños empapados en agua fría sobre la piel para mantenerla fresca e hidratada y así conseguir que se relaje. No utilices hielo, ya que sería perjudicial para la lesión.

3. Hidrata la piel a menudo

La hidratación es imprescindible cuando te has quemado con el sol, ya que es la forma en que conseguirás devolver a las células de la piel su estado habitual poco a poco. Para ello, puedes aplicarte un after sun o cualquier crema indicada para hidratar la piel después de ponerla al sol. Esta solución te ayudará a reponer la hidratación de la zona afectada, pero no será suficente dado que el proceso de recuperación y regeneración de la piel es más lento.

Procura elegir alguno que contenga áloe vera y vitamina E, ya que calmará la piel de una forma más profunda y renueva la aplicación cada vez que notes que la piel está seca o tirante para conseguir que siempre esté hidratada. También te puede aliviar mucho dejar el producto un rato en la nevera o refrigerador antes de aplicarlo.

4. Deja descansar la piel hasta que se recupere

Es muy importante dejar descansar la piel varios días antes de exponerse de nuevo al sol, hasta que se cure la quemadura y la piel se recupere. Además, ten en cuenta que después de una quemadura solar, la piel se encuentra mucho más sensible, por lo que la exposición solar le afecta mucho más que si no hubiera habido una quemadura antes.
Prevenir-quemaduras-sol-5

Remedios naturales para las quemaduras solares

Siempre puedes recurrir a alguno de nuestros remedios que tenemos documentados en nuestra sección de Remedios caseros para las quemaduras, donde destacamos especialmente los siguientes:

1. Aloe vera

El áloe vera es un remedio antiguo que puede utilizarse en este caso. Esta planta funciona mejor que un gel o loción para proteger la piel, y por sus propiedades calmantes y regenerantes, te servirá de gran ayuda. Puedes utilizarlo en gel que puedes encontrar en herbolarios, farmacias o incluso en supermercados, o puedes poner en práctica nuestro remedio con áloe vera para las quemaduras, que puedes hacer de manera muy fácil y en casa.
Aloe-vera

2. Loción de menta, lavanda, plátano y vinagre de manzana

Esta combinación resulta muy eficaz para aliviar el dolor producido por una quemadura solar. El vinagre de manzana, diluido con agua, se considera un remedio eficaz para las quemaduras solares, pero es más eficaz cuando se combina con una buena infusión de hierbas relajantes como la menta y la lavanda, como te indicamos en este loción con menta, lavanda, plátano y vinagre de manzana para las quemaduras solares.
Vinagre-de-manzana640

3. Miel

Gracias a las propiedades antibacterianas y analgésicas de la miel, te ayudarán a recuperar y a regenerar la piel afectada por el sol. Para poner en práctica este remedio con miel para las quemaduras, tendrás que extender una generosa capa de miel pura sobre la zona afectada y dejarla hasta que se absorba lentamente.
Miel

4. Manzanilla

La manzanilla posee propiedades calmantes, por lo que su infusión aplicada sobre la zona afectada, te ayudará a calmar el dolor. Puedes preparar este remedio con manzanilla para las quemaduras, preparando una infusión de manzanilla y rociándote con ella bien fría sobre la piel.
Infusion-manzanilla

5. Agua de hamamelis

El agua de hamamelis tiene propiedades regenerantes sobre la piel, por lo que te resultará de gran utilidad en este caso. Puedes ponerte compresas empapadas con agua de hamamelis sobre la zona afectada, como indicamos en este remedio con agua de hamamelis para las quemaduras.
Hamamelis

¿Quieres añadir algo más?

Hasta aquí los mejores consejos para evitar las quemaduras producidas por el sol y los mejores remedios naturales que puedes aplicarte para recuperar la zona afectada, pero seguro que hay algo que quieres añadir para completar este artículo. ¿Me lo quieres contar?

Disfruta de una vida alejada de los dolores

Descubre los hábitos, prácticas y remedios que te ayudarán a que tanto tú como aquellos a los que más quieres podáis disfrutar de una vida alejada de los dolores y molestias más comunes gracias a este libro físico de más de 200 páginas.