5 Estupendas Maneras de Utilizar el Ajo para Tratar la Hipertensión

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (4 votos)
Cargando…

Nunca dejarán de sorprenderme todas las buenas propiedades que tiene el ajo para la salud.

Además de ser uno de los mejores antibióticos que puede ofrecerte la naturaleza, muy útil para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio como gripe, bronquitis o faringitis, hoy te voy a explicar cómo puedes utilizarlo para luchar contra el problema de la hipertensión.

Si quieres saber cuáles son esas formas en que puedes utilizarlo, no dejes de leer esta información.

Libro Aliviar Dolores

¿Cómo actúa el ajo?

Ya te he hablado en alguna otra ocasión de las bondades que tiene el ajo en su interior. Además de ser un potente bactericida que actúa como un antibiótico natural, que se puede emplear con éxito para luchar contra algunas infecciones del aparato respiratorio o del digestivo, como en el caso de resfriados o diarreas, hoy voy a centrarme en su poder frente al problema de la hipertensión.

El poder del ajo para fluidificar la sangre y mejorar este problema radica en un componente llamado alicina, que es la que ofrece grandes beneficios para el corazón. De hecho, ya en la antigüedad, las culturas más avanzadas como la romana y griega lo usaban para tratar estos problemas entre otros.

El ajo puede ayudarte a reducir los niveles de colesterol, ya que evita que se adhiera a las paredes de las arterias, y de esta forma, estarás mejorando la circulación y disminuyendo el riesgo de padecer otras dolencias cardíacas o asociadas a la mala circulación sanguínea.

Si no tienes por costumbre incluir el ajo en tu dieta habitual o lo haces de forma muy limitada y tienes el problema de la presión arterial alta, te voy a proponer varias maneras para que puedas incluir el ajo en tu menú diario, para que las tengas en cuenta, ya que, además de mejorar este problema, mejorará tu salud en general.
Ajo-picado

¿Qué formas son esas?

1. Comer ajo en ayunas

La forma más beneficiosa para tu organismo de tomar el ajo es hacerlo en ayunas, ya que además, estarás ayudando a tu organismo a aprovechar todas sus virtudes y a eliminar más toxinas. Puedes tomar un diente ajo nada más levantarte, como indicamos en este remedio con ajo para la hipertensión, o puedes tomarlo añadiéndolo a tus ensaladas.

Otra forma de tomarlo, si tomarlo sólo te resulta poco agradable, es picarlo finamente y acompañarlo de un zumo natural recién hecho para aprovechar sus nutrientes al máximo, dejando pasar unos 45 minutos antes de tomar tu desayuno normal. Para aprovechar mejor sus propiedades, tienes que pelarlo y cortar la parte superior del diente para que la alicina se active en su interior.

Si lo consumes de esta forma y de manera regular, puedes beneficiarte a largo plazo de otros beneficios del ajo, y es que puede servir de prevención para algunos tipos de cáncer y para algunos tipos de problemas relacionados con los nervios y la depresión.
Ajo-entero

2. Sal de ajo

La sal de ajo o ajo en polvo, puedes comprarla ya hecho, pero es más sano hacerlo tú mismo en la comodidad de tu hogar.

Para prepararlo necesitarás ajo y aceite para cocinar, que puede ser de oliva, por ejemplo.

Primero, corta el ajo en pequeñas láminas y ponlas en una sartén junto con un chorrito de aceite hasta que esté doradito pero no quemado. Una vez que esté tostado, saca las rebanadas de ajo y ponlas a enfriar sobre un papel de cocina para absorber el exceso de grasa.

Cuando ya esté frío y sin exceso de grasa, tritúralo hasta convertirlo en polvo y guarda en un tarro de cristal para ir utilizándolo a medida que lo vayas necesitando.
Ajo-polvo

3. Jugo con ajo

Un jugo con ajo es una de las formas más eficaces para tomar el ajo. Además, de esta forma, te puede ayudar a bajar de peso e incluso a reducir los niveles de colesterol, reduciendo al mismo tiempo la presión arterial.

Para preparar este jugo con ajo, necesitas pasar por la licuadora 1 diente de ajo grande, 3 zanahorias medianas, un trocito de raíz de jengibre fresco, 1 manzana mediana cortada y un puñadito de perejil.

Una vez obtenido el zumo, tienes que beberlo de inmediato para no perder las propiedades, y debes hacerlo a diario para obtener mejores resultados.
Zumo-zanahoria-ajo

4. Infusión de ajo

Una infusión de ajo puede ser un buen remedio para la hipertensión, ya que, vas a reunir en una bebida caliente los beneficios del ajo y otros ingredientes como el limón y el jengibre, que te pueden servir de utilidad para tratar otras dolencias como gripes y resfriados.

Para preparar esta infusión, necesitas poner a calentar un litro de agua y añadir cuando hierva, 5 dientes de ajo machacados, el zumo de un limón recién exprimido y una cucharadita de jengibre crudo rallado.

Después de mezclar bien, tienes que tapar la infusión y dejarla reposar al menos 20 minutos antes de colar y tomar.

Para que actúe frente al problema de la hipertensión, tienes que tomar una o dos tazas a diario, preferiblemente por la tare y con el estómago vacío para que haga mejor efecto.

Si prefieres tomarlo caliente, puedes volver a calentar antes de tomar a fuego muy lento, teniendo en cuenta que la mezcla puede durar unas 24 horas si la mantienes dentro de la nevera.
Infusion-ajo-gengibre

5.Ajo macerado

El ajo macerado es un elemento de cocina muy utilizado ya desde la antigüedad. Es una forma fantástica de utilizarlo ya que se macera el ajo junto con otros ingredientes que consiguen ablandarlo y lo dejan listo para dar un sabor especial a nuestros platos.

Para prepararlo, necesitas triturar 10 dientes de ajo enteros, ponerlos en una frasco de vidrio que puedas cerrar a presión, añadirle media cucharadita de hojuelas de pimiento rojo, media cucharadita de tomillo seco, una hoja de laurel seca y cubrir toda la mezcla con aceite de oliva hasta llenar el frasco.

A continuación, tienes que cerrar el frasco y mantenerlo en un lugar fresco y seco durante una semana para que el ajo se ablande y adquiera todo el sabor del resto de los ingredientes.

Pasado este tiempo, ya puedes utilizarlo, o bien añadiéndolo a tus platos preferidos, o bien, untándolo en pan integral o galletas saladas como aperitivo, junto con algunas aceitunas.
bigstock-Canned-garlic-in-glass-jar-on--80023646

¿Conoces nuestros remedios para la hipertensión?

Además, en nuestra página, tenemos documentados hasta 15 remedios naturales que te ayudarán a combatir el problema de la hipertensión. Si quieres saber más sobre estos remedios, puedes visitar nuestra sección de remedios caseros para la hipertensión, donde encontrarás entre otros, los siguientes:

¿Quieres añadir algo más?

Estas han sido las 5 formas más sencillas que me han parecido para tomar el ajo de una forma natural para mejorar el problema de la hipertensión. Pero quizás, tú sepas alguna forma más que pueda ayudar a completar este artículo. ¿Me lo quieres contar?

Deja tu comentario