56 Usos del Increíble Bicarbonato de Sodio que Probablemente no Conozcas

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (14 votos)
Loading...

A veces, un producto básico que tienes en casa te puede solucionar un montón de necesidades, pero no siempre conoces la cantidad de propiedades y usos que le puedes dar.

Hoy te traigo el ejemplo del bicarbonato de sodio, un producto que no suele faltar en la mayoría de los hogares y que, seguro que has utilizado alguna vez para aliviar la acidez de estómago. Lo que igual no conocías es el resto de utilidades que tiene, ya que lo puedes usar para el cuidado y belleza personal, como producto de limpieza natural, para eliminar olores e incluso para sacarte de algún apuro en alguna ocasión.

Aquí tienes 56 usos que le puedes dar al bicarbonato de sodio que merecen la pena conocer. ¿Me acompañas?

En la cocina

1. Utilízalo en tu repostería casera

Puedes utilizar bicarbonato de sodio en lugar de levaduras en tu repostería casera.

Te ayudará a que esponje la mezcla cuando prepares pasteles, panes y galletas.

2. Añádelo a tus salsas

En algunas salsas, el bicarbonato neutraliza la acidez de algunos alimentos. 

Por ejemplo, si estás haciendo salsa de tomate casera, puedes añadir una pizca de bicarbonato para neutralizar la acidez del tomate.

3. Puedes incorporarlo a tus guisos de carne

Si añades el bicarbonato a tus guisos de carne, conseguirás un resultado más tierno en tus platos.

4. Dejará las verduras más suaves

Si lo utilizas para cocer las verduras las dejará más frescas, verdes y suaves, y además conservarán intactos todos sus principios nutritivos.

5. Utilízalo para limpiar frutas y verduras

El bicarbonato de sodio es un producto seguro a la hora de limpiar las frutas y verduras frescas, ya que te ayudará a eliminar los restos de tierra, suciedad y pesticidas que puedan tener.

Para ello, espolvorea un poco de bicarbonato en una esponja humedecida, frota y luego aclara con agua limpia.

Bizcocho

Cuidado y belleza personal

6. Haz tu propia pasta de dientes

Si alguna vez se te acaba la pasta de dientes, puedes hacerte una casera con bicarbonato sódico y una solución de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al 3%, y obtendrás una alternativa sin flúor a las pastas de dientes que puedes comprar en tu establecimiento habitual.

Y si prefieres un resultado más mentolado, puedes seguir utilizando tu pasta dentífrica habitual y añadir una pizca de bicarbonato a tu cepillo de dientes en el momento de usarlo para darle a tu boca un extra de limpieza.

7. Refresca tu boca

Si después de comer notas que tienes mal aliento, puedes añadir una cucharada pequeña de bicarbonato a medio vaso con agua y remover bien hasta que se disuelva para hacerte un enjuague casero.

A continuación, debes enjuagarte la boca con ese agua y escupirla, sin llegar a tragarla. Este remedio no enmascarará los olores, sino que los neutralizará realmente.

8. Limpiador casero para tus prótesis dentales y ortodoncias

Para mantener limpias las prótesis dentales como puentes, dentaduras postizas o las ortodoncias y aparatos dentales puedes preparar una solución casera añadiendo dos cucharaditas pequeñas con bicarbonato en un recipiente con agua templada (no hace falta que llegue a hervir).

El bicarbonato logrará limpiar los restos de comida de las prótesis y neutralizará los olores manteniendo las prótesis limpias.

Si estás acostumbrado a pasar un cepillo de dientes a las prótesis, puedes hacerlo añadiendo bicarbonato de sodio al cepillo para mantenerlas aún más limpias.

9. Puedes utilizarlo como mascarilla exfoliante para la cara y para el cuerpo

Puedes realizar una mascarilla mezclando tres partes de bicarbonato de sodio con una parte de agua y removiendo bien hasta lograr una especie de pasta.

Una vez preparada, puedes aplicarte esta pasta en el rostro y en el cuerpo, realizando suaves masajes circulares para exfoliar la piel de una forma suave y liberarla de impurezas y de células muertas, consiguiendo una piel más fina y más luminosa.

10. Puedes utilizarlo como desodorante

Puedes aplicar un poco de bicarbonato de sodio en tus axilas, con pequeñas palmaditas, para neutralizar el olor corporal.

11. Utilízalo como antiácido

El bicarbonato de sodio es un eficaz antiácido que te ayudará en caso de acidez o ardor de estómago.

Para preparar este sencillo remedio, simplemente vierte una cucharada pequeña de bicarbonato de sodio en un vaso de agua. Remuévelo hasta que veas que el bicarbonato se haya disuelto en el agua y a continuación bébetelo. Puedes hacerlo una vez al día.

12. Tratar las picaduras de insectos

Para las picaduras de mosquitos o de otro insectos, puedes aplicarte una pasta hecha con bicarbonato de sodio y agua para calmar la irritación y el picor producido por la picadura.

Si aparece comezón o verdugón, frota un poco de bicarbonato con tu mano sobre la zona de la picadura con la piel húmeda, preferiblemente después del baño o ducha.

13. Puedes hacer una loción para lavarte y suavizar las manos

Puedes obtener un jabón de manos haciendo una pasta con tres partes de bicarbonato y una de agua, y frotando suavemente tus manos con ella, te ayudará a exfoliar suavemente la piel de tus manos a la vez que neutralizará los olores.

Una vez hayas terminado de aplicarlo, no olvides aclarar las manos con agua.

14. Añádelo a tu champú habitual

Si las propiedades del vinagre son sorprendentes para tu pelo, el bicarbonato de sodio también merece su pequeño hueco en tu baño o ducha.

Puedes añadir una pequeña cantidad de bicarbonato a la palma de tu mano junto con tu champú habitual y lavar a continuación tu pelo como lo haces normalmente. Con este pequeño gesto, ayudarás a que se eliminen mejor los residuos de productos como espumas, gominas o geles fijadores que a veces se quedan en el cuero cabelludo, al mismo tiempo que dejarás tu pelo más limpio y manejable.

15. Para limpiar peines y cepillos del pelo

Para que tu pelo tenga más brillo al peinarlo es fundamental mantener tus peines y cepillos limpios, por lo que puedes lavarlos en un bol con agua caliente añadiendo una cucharadita de bicarbonato.

De esta manera, podrás limpiarlos de la grasa natural del cuero cabelludo y de los residuos de los productos fijadores del cabello.

Déjalos una media hora en remojo y después pásalos por el chorro de agua para aclararlos. Tienes que dejarlos secar antes de utilizarlos de nuevo.

16. Toma un baño

Si añades media taza de bicarbonato al agua caliente de la bañera y te das un baño de unos 15 minutos, conseguirás neutralizar el ph de tu piel ayudando a eliminar las impurezas de la piel y el olor corporal, además de dejar tu piel muy suave.

17. Pon en remojo tus pies para refrescarlos

Puedes preparar un baño para tus pies disolviendo tres cucharadas de bicarbonato sódico en un barreño con agua caliente donde puedas meter tus pies durante unos quince minutos para ayudar a suavizar la piel y neutralizar el olor de los mismos.

Mascarilla bicarbonato

Limpieza del hogar

18. Limpieza suave de algunas superficies del baño

Puedes limpiar de una forma segura y efectiva la bañera, lavabo e incluso los azulejos del baño, ya sean mate o con brillo, si frotas estas superficies como lo haces habitualmente con una esponja limpia y húmeda a la que añadirás bicarbonato. Después tienes que aclarar y secar con un trapo limpio y seco.

Si quieres una limpieza extra, puedes hacer una pasta con bicarbonato, sal de mesa y jabón de lavar la vajilla líquido, dejándolo actuar unos minutos y retirándolo después.

19. Añádelo al jabón para lavar a mano la vajilla

Si añades 2 cucharadas colmadas de bicarbonato junto a tu jabón para lavar la vajilla cuando la tienes en remojo, el efecto del bicarbonato te ayudará a eliminar mejor la grasa de los platos, cacerolas y sartenes.

Para alimentos que se hayan pegado o quemado, deja primero en remojo la cacerola o sartén en agua con bicarbonato y lavavajillas. Luego, espolvorea un poco de bicarbonato en una esponja limpia húmeda y frota la superficie, para aclarar después con abundante agua.

20. Refresca las esponjas

Puedes dejar en remojo una esponja sucia o con olor en un cuarto de litro de agua caliente a la que añadirás cuatro cucharadas de postre de bicarbonato.

Déjalas unos veinte minutos para eliminar la suciedad y aclara después con abundante agua.

21. Limpia el microondas

Puedes verter un poco de bicarbonato en una esponja limpia y húmeda para limpiar el microondas por dentro y por fuera, y no dejarás restos de detergentes químicos o olores en el mismo.

Aclara después con otra esponja o trapo mojado en agua para no dejar restos.

22. Limpia las superficies cromadas

Puedes utilizar una pasta hecha con tres partes de bicarbonato y una de agua y frotar con ella la superficie plateada con un trapo limpio o esponja.

Aclara luego con agua y seca con otro trapo limpio para dar brillo a la plata.

23. Limpia teteras y cafeteras

Para eliminar las manchas de cafeteras y teteras y eliminar sabores amargos, tienes que lavar éstas en un cuarto de litro de agua caliente añadiendo una cuarto de taza de bicarbonato.

Para manchas difíciles, puedes dejar en remojo toda una noche la pieza en agua con bicarbonato y un chorrito de jabón para lavavajillas, y frotar al día siguiente con una esponja húmeda y bicarbonato sobre la superficie para terminar de eliminar las manchas.

24. Limpia el horno

Espolvorea el bicarbonato de sodio en la parte de abajo del horno y pulveriza con agua para humedecer el bicarbonato. Déjalo actuar toda la noche y por la mañana, frota con una esponja limpia y húmeda para retirar los restos de suciedad, aclara con agua y seca con un trapo limpio.

25. Limpia los suelos

Puedes eliminar la suciedad de suelos cerámicos o de baldosas sin dejar marcas añadiendo media taza de bicarbonato a un cubo de agua caliente y limpiándolos como de costumbre.

Para manchas resistentes, pon bicarbonato en una esponja húmeda y frota la superficie hasta que salga la suciedad.

25. Limpia los muebles

Puedes preparar un limpiador casero y natural para tus muebles poniendo bicarbonato en una esponja húmeda y pasándolo por las superficies a limpiar, secándolo a continuación con un trapo seco y limpio.

Puedes utilizarlo incluso para eliminar marcas de pinturas o ceras no sólo de los muebles, sino también de las paredes pintadas.

Limpieza hogar

27. Limpia las cortinas del baño

Puedes limpiar las cortinas de plástico de las bañeras o duchas con una esponja húmeda o cepillo con un poco de bicarbonato.

Frota la cortina insistiendo en las manchas debidas a la humedad que tenga, aclarando después con agua limpia. Cuélgala luego bien extendida para que se seque bien.

28. Añádelo a tu jabón de la lavadora

Para que el detergente o jabón de tu lavadora sea más efectivo, puedes añadir media tacita de bicarbonato al cajetín de tu lavadora junto con tu detergente habitual. Conseguirás que el detergente sea más efectivo con las manchas, un mejor equilibrio del ph en el lavado y dejará tus prendas más limpias, frescas y con un olor más fresco.

29. Lava suavemente la ropa de bebé

Como la piel del bebé es muy delicada y para lavar su ropa necesitas jabones más delicados que no siempre consiguen acabar con las manchas, puedes añadir media tacita de bicarbonato al jabón con el que laves su ropita para que salgan mejor las manchas de la ropa y los olores que puedan quedarse.

30. Lava los pañales de tela

Puedes disolver media tacita de bicarbonato de sodio en medio litro de agua y lavar los pañales de tela aclarándolos después con agua limpia.

31. Limpia y elimina el olor de las prendas deportivas

Puedes añadir cuatro cucharadas soperas de bicarbonato de sodio a medio litro de agua caliente para lavar y eliminar el olor de las prendas deportivas.

Además, puedes espolvorear bicarbonato dentro de la bolsa de deportes para eliminar el olor, limpiar los palos de golf sin arañarlos con una pasta de bicarbonato hecha con tres partes de bicarbonato y una de agua, y un cepillo para limpiarlos suavemente.

32. Elimina manchas de aceite y grasas

Puedes utilizar bicarbonato de sodio para limpiar manchas de grasa y aceite del suelo del garaje, espolvoreando el bicarbonato encima de la mancha y frotando con un cepillo mojado.

33. Limpia las baterías de tu automóvil

Puedes utilizar el bicarbonato para neutralizar la corrosión producida por el ácido de la batería del coche o de otra maquinaria.

Para ello, primero asegúrate de tener desconectada la batería antes de limpiarla. Haz una pasta con tres partes de bicarbonato y una de agua, y aplícala sobre la superficie a limpiar con un trapo húmedo. Luego seca con un trapo limpio y vuelve a conectar la batería.

Puedes aplicar luego vaselina neutra para evitar futuras manchas de corrosión.

34. Limpia el coche

Puedes utilizar bicarbonato para limpiar las luces de tu coche, los adornos cromados, las ventanas, los neumáticos, los asientos, salpicaderos y alfombrillas siempre que sean de vinilo sin preocuparte de arañazos no deseados.

Para ello, tienes que añadir un cuarto de una taza de bicarboanto de sodio en un cuarto de litro de agua caliente, y aplicarlo con una esponja sobre las superficies a limpiar para eliminar las manchas de alquitrán, grasa, insectos o savia de los árboles.

Para manchas difíciles, utiliza bicarbonato de sodio sobre una esponja húmeda o cepillo suave y frota sobre las manchas directamente.

Toallas

Eliminar olores

35. Elimina los olores de la nevera

Puedes limpiar la nevera por dentro con agua añadiendo dos cucharaditas de bicarbonato, y además de eliminar manchas que puedan haber dejado algunos alimentos, conseguirás eliminar los olores que pueda haber dentro de ella.

Además, es bueno dejar un tarrito o recipiente pequeño lleno de bicarbonato y sin tapa, al fondo de la nevera, para eliminar los olores.

36. Elimina olores de la tabla de cortar

Para limpiar la tabla de cortar tienes que espolvorear bicarbonato sobre ella, frotar con el estropajo y aclarar después, y conseguirás eliminar los olores que haya dejado algún alimento al cortarlo.

37. Elimina olores del cubo de basura

Espolvorea bicarbonato en el fondo del cubo de basura cada vez que lo limpies para mantenerlo a salvo de malos olores.

38. Elimina olores de los contenedores reciclables

Para eliminar olores de contenedores o cajas de plástico que reutilices para otros usos, espolvorea con bicarbonato de sodio la superficie y frota con una esponja húmeda. Aclara a continuación y seca con un trapo seco la superficie.

39. Elimina olores de sumideros

Para eliminar los olores de los sumideros, desagües de pilas y tuberías, echa media taza de bicarbonato por el desagüe al mismo tiempo que abres el grifo del agua caliente y deja correr el agua para conseguir eliminar los olores.

40. Elimina olores del lavavajillas y lo limpia

Puedes utilizar bicarbonato de sodio para eliminar los olores que quedan en el lavavajillas, espolvoreando por dentro antes de ponerlo en marcha, y si quieres, lo puedes utilizar luego en el ciclo de lavado en sustitución o junto al jabón del lavavajillas.

41. Elimina olores del triturador de basuras

Si tienes triturador de basuras, puedes utilizar el bicarbonato para eliminar los olores que pueda despedir, vertiendo bicarbonato de sodio por el sumidero al mismo tiempo que dejas correr el grifo del agua caliente. De esta forma, conseguirás neutralizar los malos olores que pueda despedir.

42. Elimina olores de los recipientes donde guardas la comida

A veces, después de utilizar estos recipientes para guardar determinados tipos de comida, se quedan olores que conseguirás quitar si espolvoreas el recipiente, entre uso y uso, con bicarbonato y lo lavas antes de volver a utilizarlo.

43. Elimina olores de las alfombras

Para eliminar olores de las alfombras, tienes que espolvorear generosamente con bicarbonato la superficie de la alfombra y dejarla reposar al menos una noche o todo el tiempo que puedas, ya que cuanto más tiempo lo dejes, más efectivo será.

Transcurrido ese tiempo, tienes que sacudir la alfombra o pasar la aspiradora para eliminar el bicarbonato.

44. Elimina olores de la aspiradora

Si pones en práctica el consejo anterior y aspiras luego el bicarbonato con la aspiradora, conseguirás también eliminar el olor de la aspiradora.

45. Elimina olores de armarios

Puedes dejar un pequeño recipiente o cajita sin tapa llena de bicarbonato en el fondo del armario para eliminar los olores que pueda haber en él.

46. Elimina olores de coches

Los olores pueden incrustarse en las tapicerías y en las alfombrillas de los coches, y para eliminarlos, tienes que espolvorear bicarbonato sobre la tapicería y las alfombrillas y dejarlo por lo menos durante 15 minutos o más si los olores son muy persistentes. A continuación, debes pasar la aspiradora para eliminar el bicarbonato.

47. Elimina olores de la caja del gato

Para eliminar los olores de la caja del gato, cuando la limpies, cubre el fondo de la caja con bicarbonato de sodio y pon a continuación la arena como lo haces habitualmente. Puedes repetir esta operación cada vez que le cambies la arena a la caja para que desprenda menos olor.

48. Elimina olores de tus zapatillas de deporte

Puedes eliminar olores de tus zapatillas de hacer deporte espolvoreando bicarbonato dentro de ellas cuando no las vayas a utilizar. Acuérdate de eliminar el bicarbonato antes de volver a ponértelas.

49. Como suavizante para las toallas

Ya sabes que no es conveniente utilizar suavizante cuando laves tus toallas ya que van perdiendo adherencia y capacidad de secar, pero si añades media tacita de bicarbonato de sodio en el ciclo de lavado junto con tu detergente habitual, conseguirás que queden suaves sin que pierdan sus cualidades.

Puedes utilizar esta fórmula también con la ropa de cama y las mantelerías.

50. Elimina olores en tus coladas

La ropa de fibras sintéticas y otras prendas cuyos tejidos hacen que sea difícil eliminar los olores, pueden ser lavadas añadiendo media taza de bicarbonato en el ciclo de lavado para neutralizarlos.

51. Elimina olores de los peluches

Puedes eliminar los olores de los peluches que no puedan ser lavados espolvoreándolos con bicarbonato y dejándolo actuar unos 15 o 20 minutos antes de eliminarlo frotando con un cepillo suave y seco.

52. Elimina el olor de la cama del perro o mascota

Elimina los olores de la cama de tu perro espolvoreando bicarbonato sobre ella, espera unos 25 minutos y pasa la aspiradora a continuación.

Cama del perro

Multiusos

53. Esencial si vas de camping

El bicarbonato de sodio se convierte en imprescindible en tu próxima salida al camping o de acampada, ya que puedes utilizarlo como pasta dentrífica, como jabón de manos, para fregar los platos, como desodorante, para apagar un fuego y para otros muchos usos.

54. Te servirá para apagar un pequeño fuego

El bicarbonato de sodio te puede ayudar para apagar un pequeño fuego que se haya producido al cocinar, por ejemplo. El bicarbonato, al contacto con el fuego, desprende dióxido de carbono que ayuda a extinguir las llamas.

Para pequeños fuegos en una cocina, cuando aparece fuego en sartenes, cazuelas, hornos, etc., lo primero que tienes que hacer es cerrar el gas o quitar la corriente, si es posible hacerlo de forma segura. A continuación, y permaneciendo todo lo alejado que puedas de la llama, echa puñados de bicarbonato en la base de la llama para extinguir el fuego.

55. Mantén en buen estado las fosas sépticas

Puedes utilizar de forma regular el bicarbonato para mantener en buen estado las fosas sépticas añadiendo una taza de bicarbonato de sodio una vez por semana a la taza del wc para evitar los malos olores que pueda despedir.

56. Prueba la acidez en tu jardín

Si eres aficionado a la jardinería, y quieres saber si tu jardín es ácido, en lugar de llamar a un jardinero profesional, puedes hacer esta pequeña prueba casera: mezcla dos tazas de agua y un cuarto de taza de bicarbonato de sodio, y vierte a esta mezcla una taza de tierra de tu jardín. Si toda la mezcla comienza a hacer espuma, el suelo de tu jardín es ácido, por lo que sabrás qué es lo que más le conviene a tu tierra para poder plantar.

Lavarse las manos

¿Quieres añadir algo más?

Hasta aquí 56 sugerencias que he podido recopilar para utilizar el bicarbonato de sodio de una forma natural y casera, pero quizás tú tienes más trucos con los que utilizar el bicarbonato. ¿Me lo quieres contar?

Enlaces relacionados

Deja tu comentario