6 Consejos para Cuidar tu Hígado de una Forma Sana y Natural y 5 Buenas Infusiones para Depurarlo

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (16 votos)
Loading...

El hígado es uno de los principales órganos que garantiza el correcto funcionamiento del organismo, además de ser uno de los más grandes que hay en tu cuerpo.

Entre otras funciones, es el encargado de realizar funciones tan importantes como transformar los alimentos en energía, eliminar las toxinas de la sangre, producir bilis, necesaria para la digestión, y ayudar a mantener el equilibrio de glucosa, proteínas, grasas, colesterol, hormonas y vitaminas en el cuerpo.

Para que funcione correctamente, y evitar los problemas de hígado que pueden perjudicar a tu salud, hoy te traigo estos buenos consejos para cuidarlo de la forma más sana y natural posible. ¿Me acompañas?

¿Por qué es tan importante el hígado?

El hígado es sin duda uno de los principales órganos encargados de la eliminación de toxinas de tu cuerpo, y se encarga, entre otras cosas, de prevenir que los tejidos grasos absorban esas toxinas, por lo que tienen que transformarlas en sustancias solubles que puedan ser eliminadas fácilmente por tu organismo.

Esta es una función del hígado dentro de las muchas que realiza, pero si emplea demasiado tiempo en eliminar toxinas, tu salud puede resentirse porque le estará restando tiempo de dedicación a otras, también muy importantes. Además, si lo sobrecargas en exceso con toxinas, le harás trabajar más y los niveles de energía descenderán en tu organismo, apareciendo, entre otras cosas, el cansancio, la fatiga e incluso fiebre en algunos casos.

Al igual que empleas tiempo y energía en hacer, al menos, una limpieza general al año de tu hogar deberías plantearte hacerla también con tu organismo. Cada día, tu organismo tiene que eliminar una buena cantidad de toxinas que se generan cuando no sigues una alimentación adecuada o por la cantidad de productos químicos que te rodean y que utilizas en tu higiene y cuidado diario. La forma en que tu organismo transforma estos químicos en toxinas que se puedan eliminar, es depurándolos a través de tu hígado.

Al igual que después de realizar un importante esfuerzo físico, como cuando después de correr una maratón necesitas realizar un reposo relativo durante los dos o tres días siguientes, tu hígado necesita tomarse un respiro de vez en cuando para limpiarse y realizar sus funciones con más facilidad.

La mala alimentación, los excesos, o los cambios en los horarios que hacemos por ejemplo, en vacaciones, pueden hacer que este órgano se vea sometido a un esfuerzo extra, por lo que necesitará de vez un cuando, una temporada para aligerar su carga de trabajo prestando una especial atención a lo que comes, y acompañar estos cuidados con alguna infusión depurativa que le permita regenerarse.

Depurar higado

¿Cuáles son esos consejos?

1. Cuida tu alimentación

El ritmo de vida diario puede hacer que no lleves una alimentación todo lo sana que debería ser para el organismo. En lugar de consumir los alimentos casi sin procesar y lo más frescos posible, la tendencia es hacer lo contrario, sobrecargando de esta manera el hígado innecesariamente y haciéndole trabajar más de lo normal. Tienes que eliminar de tu dieta los malos hábitos que dañan tu hígado, y para ello además de no tomar demasiadas grasas, no debes abusar de alimentos demasiado procesados, precocinados, carnes rojas, lácteos, azúcar blanco o endulzantes artificiales, ya que no son lo que más le conviene. Igualmente, no te conviene comer en exceso, para no hacerle trabajar de más.

2. No sobrecargues tu hígado

Tu hígado ya tiene suficiente trabajo a diario como para sobrecargarlo con sustancias más dañinas para él como pueden ser el alcohol o algunas medicinas como los antiinflamatorios, por lo que te conviene pensar si puedes prescindir de estas sustancias en alguna ocasión, sobre todo del alcohol, antes de acudir a ellas con frecuencia.

3. Bebe abundante agua con limón

El agua es muy importante para eliminar las toxinas que tu organismo no necesita. Si además le añades unas gotas de zumo de limón recién exprimido, estarás ayudando a tu hígado a producir más bilis, necesaria en el proceso digestivo para obtener las sustancias necesarias de los alimentos y eliminar las toxinas.

4. Consume más hortalizas de hoja verde y crucíferas

Las hortalizas de hoja verde, como las espinacas y las acelgas, que se pueden comer crudas o cocidas con un chorrito de limón, te ayudarán a absorber las toxinas de la sangre, neutralizando los metales tóxicos, los pesticidas y los productos químicos que puedan llevar el resto de alimentos, protegiendo de esta manera el hígado.

Las verduras crucíferas como el brócoli, las coles y la coliflor, aumentarán la producción de enzimas, por lo que facilitarán la labor de tu hígado.

5. Aumenta el consumo de ajo

El ajo es uno de esos alimentos que más beneficios aporta a tu organismo. Lo mejor es consumirlo crudo, para que no pierda parte de sus propiedades, y es que con una pequeña cantidad al día, puedes activar las enzimas de este órgano y ayudarle a eliminar las toxinas, a la vez que te ayudará a limpiarlo.

6. Aumenta el consumo de vitaminas del grupo B

Las vitaminas del grupo B son muy necesarias para que las enzimas hepáticas realicen sus funciones depurativas correctamente.

La B1 puedes encontrarla en los cereales integrales y en legumbres, la B6 en verduras de hoja verde, el ácido fólico en los frutos secos, y la vitamina B12 en huevos, carnes poco grasas, pescados y lácteos desnatados.

Verdura

Las mejores infusiones para depurar tu hígado

1. Infusión de alcachofa

La alcahofa te ayudará a proteger el hígado, a depurarlo y tratar algunas enfermedades que puedan tener relación con él. La infusión de alchofa te aportará ácido fólico, vitamina A1 , vitamina B1, vitamina C y minerales como magnesio, fósforo, calcio, hierro, potasio y zinc, por lo que se convertirá en un estupendo remedio para tomar por las mañanas, al menos durante 5 días seguidos, descansando otros 15, para depurar el hígado de una forma regular.

Para preparar la infusión de alcahofa, tienes que añadir a una taza de agua hirviendo dos hojas de alcachofa, dejando reposar la infusión durante 15 minutos, antes de beberla, poco a poco.

2. Infusión de cardo mariano

Las semillas de cardo mariano tienen un gran poder antioxidante, por lo que servirán de ayuda en la regeneración del hígado, te facilitarán la digestión de grasas y servirán de gran ayuda para combatir determinadas sustancias que no puedan ser eliminadas por el hígado, por lo que se convertirá en un recurso muy adecuado y necesario para depurarlo.

Para preparar la infusión de cardo mariano, tendrás que machacar una cucharada pequeña de semillas de cardo mariano y añadirlas a una taza de agua que esté hirviendo, dejando reposar unos 20 minutos la infusión antes de beber.

3.Infusión de salvia

La salvia es una aliada estupenda para ayudarte en la eliminación de toxinas y aliviar algunas dolencias del hígado, ayudando además a su depuración.

Para preparar esta infusión de salvia, tan sólo tienes que añadir una cucharada de salvia a una taza de agua que esté hirviendo, y dejarla reposar durante unos 15 minutos antes de tomar. Esta infusión es perfecta para tomar después de comer, ayudando además a realizar la digestión.

4.Infusión de diente de león

El diente de León es un gran estimulante de las funciones del hígado, ayudando a su depuración y mejorando así su funcionamiento.

Para preparar esta infusión de diente de león, sólo necesitarás añadir un puñadito de las flores o de las hojas secas de esta planta a una taza de agua que esté hirviendo, dejando reposar después unos 10 minutos antes de colar y tomar. Puedes tomar hasta dos tazas al día de esta infusión.

5.Infusión de boldo

El boldo tiene propiedades digestivas, cuida de tu estómago, intestinos y sobre todo, protege tu hígado, por lo que te servirá de gran utilidad para depurarlo.

Para preparar esta infusión de boldo, tienes que añadir una cucharada de las hojas secas de boldo a una taza de agua que esté hirviendo y dejarla reposar tapada al menos 10 minutos. Pasado ese tiempo, puedes colarla para separar los restos de las plantas, y beberla, preferentemente después de comer, ya que te ayudará a realizar la digestión.

Depurar higado

¿Quieres añadir algo más?

Y estos han sido los mejores consejos que puedes poner en práctica fácilmente para cuidar tu hígado de la forma más sana y natural, aunque quizás, quieres añadir algo más que te parezca importante. ¿Me lo quieres contar?.

Deja tu comentario