6 Remedios Caseros para Desmaquillar tu Rostro de una Forma Natural

misremedios.com

La limpieza de la piel del rostro es un paso básico que hay que realizar a diario, sobre todo por las noches. Aunque llegues cansada de una fiesta o porque se ha hecho tarde, uno de los mayores errores que puedes cometer con tu piel es no limpiarla por la noche, sobre todo si te has maquillado.

Hoy te traigo hasta 6 propuestas de desmaquilladores naturales que puedes hacer con ingredientes que son fáciles de encontrar y que cuidarán tu piel sin resecarla. Seguro que entre ellas encuentras alguna que te gusta para utilizarla y cuidar tu piel. ¿Quieres saber cuáles son?

Libro Remedios Caseros

¿Por qué es importante desmaquillar bien tu rostro?

Uno de los pasos básicos que debes realizar a diario antes de irte a dormir si quieres lucir una piel bonita es limpiarla adecuadamente, no solo para eliminar las impurezas que se hayan podido acumular durante el día, sino también para eliminar los restos de maquillaje si lo utilizas, dado que la piel de tu rostro necesita respirar por la noche y restaurarse de los daños sufridos durante el día, y no puede hacerlo correctamente si no está perfectamente limpia.

Aunque hay un montón de productos comerciales en el mercado que pueden ayudarte a este fin, no siempre es fácil encontrar el que mejor se adapte a tu tipo de piel, y lo que es más importante, no dejan de estar repletos de químicos que a la larga, pueden resecar tu piel y no cuidarla como necesita. Por eso, siempre puedes recurrir a nuestras recetas caseras y naturales para limpiar la piel de tu rostro a diario y retirar los restos de maquillaje que te dejarán la piel cuidada y nutrida, sin dañarla.

Si quieres conocer las propuestas para desmaquillarte de una forma natural, seguro que te va a encantar la información que te voy a proporcionar en esta ocasión.

Desmaquilla tu rostro de una forma natural

1. Aceite de oliva

Este es la primera de las opciones que te traigo hoy, y quizás la más sencilla. El aceite de oliva tiene una gran capacidad para hidratar y suavizar la piel, por lo que vas a conseguir que los restos de maquillaje se disuelvan para poder retirarlos mejor sin que tu piel se vea seca.

Para poner en práctica este remedio, tan solo tienes que poner dos cucharaditas de aceite de oliva en un cuenco junto con una de agua y mezclar bien para que se integren lo mejor posible. Coge una pequeña cantidad con los dedos y extiende cuidadosamente por la piel de tu rostro, masajeando suavemente durante al menos un par de minutos. Pasado este tiempo, retira los restos con dos discos de algodón para eliminar los restos de maquillaje que pudieran quedar sobre tu piel.

Notarás como tu piel queda limpia y jugosa, sin rastro de sequedad que pudiera aparecer con otras limpiadoras convencionales.

2. Té verde, aceite de semilla de uva y glicerina

El té verde tiene muy buenas propiedades para el cuidado de la piel, y el aceite de semilla de uva te ayudará a limpiar suavemente tu piel sin dejarla seca, al mismo tiempo que la cuida y repara.

Para preparar esta desmaquilladora tienes que preparar una infusión de té verde poniendo una cucharadita de té verde en una taza y añadiendo agua hirviendo. Deja infusionar durante 10 o 15 minutos, y después de colar, espera a que se ponga a temperatura ambiente. Pon en un cuenco media cucharadita de glicerina vegetal, una cucharada de aceite de semilla de uva y una cucharada de la infusión del té verde. Remueve bien hasta que obtengas una mezcla más o menos homogénea y extiende una pequeña cantidad sobre la piel de tu rostro dejando actuar para que se disuelva bien el maquillaje. Pasados unos minutos, retira con la ayuda de dos discos de algodón y verás cómo tu piel queda limpia y sin restos de maquillaje.

3. Aceite de coco, aceite de neroli y aceite de lavanda

El aceite y la manteca de coco, le aportarán a tu piel la hidratación necesaria para limpiarla sin resecarla, y el aceite de neroli, junto con la vitamina E y el aceite de lavanda, le aportarán un plus que la cuidarán con mucho mimo.

En esta ocasión vas a necesitar unos 60 mililitros de manteca de coco, 60 mililitros de aceite de coco, 10 gotas de vitamina E (puede ser en aceite), unas 10 gotas de aceite esencial de neroli, 8 gotas de aceite esencial de lavanda y 5 gotas de extracto de vainilla.

Para prepararlo, puedes poner en dos cuencos el aceite de coco si está solidificado y la manteca de coco con un recipiente con agua caliente debajo para que se vuelvan líquidos y los puedas mezclar bien. Cuando tengas estos dos ingredientes mezclados, espera a que se pongan a temperatura ambiente antes de añadir el resto de los aceites, en un mismo recipiente y mezcla bien hasta que obtengas una mezcla homogénea.

Una vez que lo tengas todo bien mezclado, puedes coger una pequeña cantidad y extenderlo bien por todo el rostro, masajeando suavemente. Para retirarlo, coge dos discos de algodón y retira los restos de maquillaje que pudieran quedar en tu rostro. Notarás tu piel limpia y no te quedará reseca.

4. Aceite de aguacate y aceite de coco

Tanto el aceite de aguacate como el aceite de coco, tienen buenas propiedades para limpiar tu piel de una forma suave y sin resecarla demasiado, que a veces es lo que ocurre con otro tipo de desmaquilladores comerciales.

Para preparar este desmaquillador, tienes que poner una cucharadita de aceite de aguacate y otra de aceite de coco en un bol y mezclar bien hasta que los dos aceites se integren perfectamente. Si el aceite de coco está un poco sólido, puedes ponerlo en el bol y poner debajo un recipiente con agua caliente, para que se vuelva líquido y lo puedas mezclar bien. A continuación, puedes extender esta mezcla sobre la piel de tu rostro y masajear suavemente para que se impregne bien. Ahora coge un par de discos de algodón y retira suavemente la mezcla de los aceites, arrastrando para que elimines bien los restos de maquillaje.

Puedes utilizarlo a diario porque es tan suave que no agrede tu piel y la deja limpia e hidratada.

5. Aloe Vera y aceite de Jojoba

El áloe vera tiene propiedades estupendas para cuidar tu piel y tu cabello de forma natural, y no podía faltar como ingrediente en un desmaquillador casero. Junto con el aceite de jojoba, conseguirás eliminar de tu rostro los restos de maquillaje sin agredir tu piel y cuidándola de una forma muy natural.

Para preparar esta desmaquilladora, tienes que poner en un cuenco una cucharada de gel de áloe vera y una cucharada de aceite de jojoba, mezclándolos cuidadosamente para que se integren bien.

A continuación, extiende una ligera capa de la mezcla sobre la piel de tu rostro seca y deje actuar unos minutos. A continuación, utiliza dos discos de algodón para retirar los restos de maquillaje pasándolos suavemente por la piel de tu rostro hasta que no quede ni rastro del maquillaje.

6. Aceite de almendras y agua de rosas

El aceite de almendras es una excelente opción dado que está repleto de antioxidantes, por lo que además de ayudarte a retirar los restos de maquillaje de tu piel, te ayudará a revertir los daños causados por la luz solar y a retrasar los signos de la edad, por lo que tienes en este ingrediente, un estupendo aliado para la salud y belleza de tu piel.

Además, este desmaquillador es especialmente útil en caso de utilizar máscara de pestañas o lápiz de ojos resistente al agua, porque te ayuda a eliminarlo de una forma suave sin agredir tu piel.

Tan sólo tienes que poner un poco de aceite de almendras en la palma de tus manos y extenderlo suavemente por la piel de tu rostro, incluyendo la zona de tus ojos y el contorno para eliminar bien los restos de maquillaje. A continuación, puedes coger un par de discos de algodón y retirar el aceite junto con los restos de maquillaje. Puedes ayudarte con un poco de agua tibia o incluso con el algodón mojado en agua de rosas para completar la limpieza.

Si has utilizado máscara de pestañas o lápiz e ojos resistente al agua, puedes poner unas gotas de aceite de almendras en el algodón e insistir suavemente en la zona del contorno de ojos hasta que desaparezca todo rastro de maquillaje. Ya verás como no hay maquillaje que se le resista a esta fórmula.

¿Quieres añadir algo más?

Como has podido ver, hacer un desmaquillador con ingredientes naturales que además de ser efectivo, respete y cuide tu piel al mismo tiempo, no es difícil. Seguro que puedes encontrar entre estos ejemplos que te he traido hoy la fórmula que mejor se adapte a tu tipo de piel y quieres contarme qué tal te va con estas limpiadoras. ¡Espero tus comentarios, como siempre!