7 Deliciosos Batidos para Lograr un Bonito Bronceado

misremedios.com

Llegan los meses de sol y calor y seguro que estás pensando en tumbarte en la arena de la playa o en la piscina para tomar el sol y descansar. Además de proteger tu piel de los rayos nocivos del sol, puedes aprovechar las frutas y verduras de temporada para prepararte estupendos batidos naturales que te ayuden a conseguir un bonito tono y que sea más duradero.

Si quieres saber cómo puedes conseguir un bonito bronceado con la ayuda de estupendos batidos repletos de vitaminas y minerales, no dejes de leer este artículo.

Libro 365 Remedios Naturales

Es bueno tomar el sol con las precauciones adecuadas

Cuando el sol y el tiempo acompañan, las ganas de realizar actividades al aire libre y pasar tiempo fuera de las paredes de casa aumentan. Una de estas actividades puede ser tomar baños solares, que con la protección adecuada y tomados con moderación, pueden aportarnos grandes beneficios, como por ejemplo, proporcionarle a tu cuerpo la capacidad de generar la vitamina D tan necesaria para fijar el calcio, y conseguir mejorías en algunas dolencias que afecten a la piel como el eccema, la psoriasis e incluso el acné en algunos casos.

Pero no debes olvidar que esta moneda puede tener dos caras y el sol sobre la piel puede tener efectos dañinos, como la aparición de manchas en la piel, fotoenvejecimiento de la piel por daño acumulado e irreversible del sol, e incluso, en los casos más graves, cáncer de piel.

Por eso, para obtener todos los beneficios posibles de tus exposiciones al sol y evitar los perjuicios que puede tener una exposición prolongada del sol sobre tu dermis, te conviene, además de evitar las horas más perjudiciales para tomar el sol y ponerte el fotoprotector adecuado, preparar tu piel para el sol con estos consejos.

1. Prepara tu piel desde dentro

Las frutas y verduras son las reinas en la época estival, ya que además de ser muy apetecibles y refrescantes, son ricas en agua, vitaminas, minerales y antioxidantes que te permitirán luchar contra los radicales libres que aceleran el proceso de envejecimiento cutáneo.

Por este motivo, es importante que no te olvides de incluir en tu dieta en esta época:

  • Betacarotenos: son el pigmento precursor de la vitamina A que favorece la síntesis de la melanina y acelera el bronceado. Puedes encontrarlo en albaricoques, zanahorias, melocotones, mangos, papayas, tomates, calabazas y espinacas, entre otros.
  • Vitamina E : te ayudará a prepararte frente a las radiaciones solares reduciendo los efectos nocivos. Encontrarás una buena fuente de estas vitamninas en el germen de trigo, los aceites vegetales como oliva, girasol o maíz, los frutos secos, las legumbres, el arroz integral, el aguacate y la yema de huevo.
  • Vitamina C : tiene una acción antioxidante que te ayuda a combatir los radicales generados por el sol, además de contribuir en la formación de colágeno, esencial para tu piel. Puedes encontrarla en los cítricos como el pomelo, naranja, limón o mandarina, en el kiwi, los tomates, pimientos, brócoli y la soja entre otros.
  • Grupo de la vitamina B , riboflavina y vitamina B2, que fortalecerán tu piel y tu cabello. No te olvides de incluir en tu dieta leche, el yogur, el queso, la levadura de cerveza, los vegetales verdes, legumbres, pescado, huevos y el pollo, entre otros.
  • También son muy importantes minerales como el selenio, que encontrarás en la levadura de cerveza, el salvado y germen de trigo, el aguacate, los ajos, cebollas, el marisco y la carne magra, entre otros,  el zinc , presente en alimentos como el hígado, el marisco, las legumbres y las pepitas de calabaza, el azufre, que encontrará en alimentos como el ajo y la cebolla, los espárragos, las legumbres y el pescado, y el silicio, presente en los plátanos, las judías verdes, la cebolla y los frutos secos, que te ayudarán a mantener la elasticidad y buen aspecto de la piel durante esta época.

2. Hidrátate por dentro y por fuera

La hidratación es esencial durante todo el año, pero especialmente en la época de verano hay que insistir dado que la transpiración corporal aumenta y perdemos mucho líquido a través del sudor. Es necesario que bebas hasta dos litros de agua al día, aunque también lo puedes hacer en forma de zumos naturales y de infusiones, como el té verde, rico en antioxidantes que le servirá de gran utilidad a tu piel.

La hidratación por fuera también es esencial en esta época del año, dado que al estar más expuesta al aire libre, tiene más tendencia a resecarse. Por eso, no dudes en aplicarte después de tu baño o ducha una generosa capa de crema que ayude a tu piel a reponerse.

3. Exfolia tu piel del rostro y del cuerpo

La piel tiene impurezas y células muertas de las que necesita desprenderse para que pueda absorber mejor la protección solar y para adquirir un tono más uniforme.

Tienes en el mercado un montón de opciones tanto para la piel de tu rostro como para la de tu cuerpo, aunque si lo prefieres, puedes recurrir a alguna de las exfoliantes caseras para renovar tu piel de una forma natural que ya te he contado en otra ocasión.

4. Adapta la piel de tu cuerpo a la exposición al sol poco a poco

No puedes pretender ponerte el primer día que tengas libre al sol y permanecer durante horas bajo sus rayos como si fueras un lagarto, porque probablemente lo que consigas serán unas quemaduras que te impedirán volverte a poner bajo él unos días.

Tienes que ir poco a poco, y los primeros días, no deberías estar más de 15 o 20 minutos directamente bajo el sol, dado que después de todo el invierno bajo la ropa, tu piel necesita adaptarse.

5. Elige la protección adecuada para tu piel

Cada vez hay en el mercado factores más elevados de protección solar, y para los primeros días, quizás son los más convenientes, sobre todo para minimizar los riesgos de quemaduras.

Cuando hayas cogido algo de color, puedes ir bajando el factor de protección, pero procura siempre ponerte protección, dado que la piel sigue sufriendo los efectos dañinos del sol en caso contrario.

6. Evita el uso de productos fotosensibles sobre tu piel

Cuando vayas a ponerte bajo el sol, evita aplicarte productos que puedan causar sensibilidad sobre tu piel a la luz del sol, como cosméticos o perfumes, dado que podrían provocar una reacción alérgica en tu piel o la aparición de manchas.

7. Evita las horas más intensas de sol

Evita exponerte al sol las horas más perjudiciales, que son las comprendidas entre las 12 del mediodía y las 16 de la tarde. Por eso, si estás en la playa o en la piscina, aprovecha para irte a comer a casa o al chiringuito, o al menos ponte debajo de la sombrilla para proteger tu piel.

Prueba con uno de estos batidos naturales

Ahora que ya sabes que tienes que tomar el sol con cuidado y con la protección adecuada, seguro que te encantará probar alguna de estas recetas naturales para aportarle a tu piel las vitamninas, minerales y antioxidantes que necesita, al mismo tiempo que te sirve de ayuda para obtener un bonito tono en tu piel al estar más protegida.

Puedes probar con la opción que más te guste o incluso alternar alguno de estos batidos aprovechando la variedad de frutas y verduras que tienes a tu disposición.

1. Batido de zanahoria, tomate y naranja para un bonito bronceado

Los betacarotenos son un pigmento precursor de la vitamina A, que además de contribuir a mantener en buen estado la piel, acelera el bronceado porque favorece la síntesis de la melanina al mismo tiempo que actúa como filtro natural de los rayos ultravioletas. Con este batido de zanahoria, que es una buena fuente de vitamina A, tomate, que es rico en antioxidantes naturales además de contener vitamina E y C, y el aporte extra de vitamina C del zumo de naranja, conseguirás una deliciosa combinación que te ayudará a obtener y conservar un precioso bronceado.

Para preparar este batido, tienes que pelar 2 tomates y pasarlos por la licuadora para obtener su zumo. Añade ahora la zanahoria pelada, y agrega después la naranja pelada y cortada en trozos para obtener también su zumo. Mezcla bien el jugo resultante, y añade si quieres, una cucharadita de miel. Puedes tomarlo inmediatamente y añadirle si quieres unos cubitos de hielo para que esté más refrescante.

Tómalo a diario por las mañanas para asegurarte un buen resultado.

2. Batido de Naranja, zanahoria y remolacha

Esta combinación, llena de betacarotenos y vitaminas como la A y la C, ayudará a que tu piel pueda obtener más rápidamente un bonito color, además de alargar en el tiempo la duración de tu bronceado, gracias a su contenido en zanahoria, naranja y remolacha.

Para preparar este batido, tienes que pelar una zanahoria, la mitad de una remolacha y una naranja. Pon en el vaso de la batidora la zanahoria picada y la media remolacha partida a trocitos, y añade el zumo de una naranja. Bate todo bien durante unos minutos hasta que consigas la textura de un batido y ponlo en un vaso. Añade una cucharadita de miel si quieres endulzar más y unos cubitos de hielo para hacerlo más refrescante.

Tienes que beber el zumo recién exprimido a diario, preferentemente por la mañana y antes de exponerte al sol.

3. Batido de zanahoria, tomate y pimiento rojo

Este batido combina la vitamina A de la zanahoria, la vitamina E del tomate y la vitamina C del pimiento rojo entre otras muchas, además de resultar una estupenda fuente de minerales necesarios para el buen cuidado de tu piel y para que adquiera un bonito tono rápidamente.

Para prepararlo, necesitas pelar y picar una zanahoria, añadir unos dos tomates picados y unos 100 gramos de pimiento rojo en el vaso de la batidora. Bate todo bien durante unos minutos hasta obtener la textura deseada y añade si quieres unos cubitos de hielo para que esté fresquito.

Puedes tomar este batido a diario por la mañana o incluso puede ser un estupendo primer plato durante los meses estivales.

4. Batido de zanahoria, naranja, limón y aceite de oliva

A las buenas propiedades de la zanahoria, hay que añadir en este batido la importancia de la vitamina C y la gran fuente de antioxidantes que aportan tanto la naranja como el limón.

Para preparar esta deliciosa combinación, necesitas pelar y picar una zanahoria y ponerla en el vaso de la batidora. Por otro lado, tienes que exprimir tanto la naranja como el limón y añadir el zumo de ambas frutas al vaso para batirlo todo bien. Una vez que tengas la textura deseada, pon en un vasito, añade una cucharadita de aceite de oliva y remueve bien antes de tomar.

Puedes tomar este batido a diario junto con tu desayuno y te ayudará a mantener tu bronceado durante más tiempo.

5. Batido de fresas, zanahoria, naranja y limón

Las fresas también son una buena fuente de vitamina C y antioxidantes, por lo que, junto con las buenas propiedades para la cuidar la piel de la zanahoria y las vitaminas que te aportan la naranja y el limón, conseguirás con este batido un bronceado uniforme y una bonita tonalidad.

Para prepararlo, necesitas 4 fresas lavadas y troceadas, una zanahoria pelada y cortada en trocitos, el zumo de una naranja y el zumo de un limón. Pon estos ingredientes en el vaso de la batidora y añade medio vaso de agua para batirlo todo bien durante unos minutos. Puedes tomar este batido a diario, por las mañanas antes de tomar el sol, y en poco tiempo notarás los resultados.

6. Batido de pepino, acelgas, manzana, limón y frutos del bosque

Este es un batido verde cuyo color se debe a la presencia de hortalizas como el pepino o las acelgas, que mezcladas con frutas ligeras como el limón y la manzana verde, te ayudarán a tener un buen color con tu bronceado, además de ser una excelente fuente de vitaminas y energía para tu piel.

Las hojas de col o de acelgas, dependiendo de la opción que elijas, son ricas en selenio y en hierro, que junto a la vitamina E, se encargarán de aportar un bonito tono a tu piel.

Para preparar este batido, tienes que lavar y trocear un pepino, que pondrás en el vaso de la batidora junto con unas 2 o 3 hojas de col o de acelgas, lo que prefieras. Añade también una manzana verde lavada y troceada, junto con medio limón pelado. Para aportar una buena cantidad de antioxidantes a este batido, puedes añadir una taza de frutos del bosque, que pueden ser moras, arándanos o frambuesas. Bate todo bien en el vaso de la batidora hasta que esté todo bien triturado, y pon en un vaso para tomar.

Puedes tomar este batido a diario y en poco tiempo verás los resultados.

7. Batido de melocotón, melón y naranja

El melocotón es una buena fuente de betacarotenos, responsables del buen tono que puede adquirir tu piel cuando se broncea. Además, esta deliciosa combinación te ayudará a mantener tu bronceado durante más tiempo y a mantener la piel protegida.

Para preparar este batido, necesitas poner en el vaso de la batidora un melocotón grande y maduro cortado en trocitos. Si decides ponerlo con la piel, asegúrate de lavarlo muy bien antes. Pon también en el vaso de la batidora una buena rodaja de melón, cortada en trocitos y sin piel, y el zumo de una naranja. Añade un vaso de agua mineral y bate todo bien durante unos minutos. Ponlo en un vaso y añade si quieres hielo para que esté más fresquito.

Toma este batido a diario y notarás los resultados en poco tiempo.

¿Quieres añadir algo más?

Aunque hoy te he traído 7 ejemplos de buenos y refrescantes batidos para mejorar el tono de tu bronceado y hacer que éste sea más duradero, seguro que tú tienes tu propia receta para conseguirlo de una forma natural. ¿Quieres compartirlo conmigo?