8 Mascarillas Caseras para Frenar la Caída del Cabello

misremedios.com

Cuando te enfrentas al problema de la caída del cabello, puedes encontrar en el mercado un montón de productos enfocados a acabar con este problema de una forma efectiva. El problema muchas veces es que estos productos pueden contener sustancias químicas que a la larga pueden agravar el problema o producirte otros problemas.

Por eso, hoy te propongo hasta 8 mascarillas caseras hechas con ingredientes naturales que pueden ayudarte a frenar este problema sin necesidad de vaciar tu bolsillo. Si quieres saber cómo puedes prepararlas y aplicarlas, no dejes de leer este artículo.

Libro 365 Remedios Naturales

Mascarillas caseras: un buen remedios para frenar la caída del cabello

La caída del cabello es un problema que en algún momento de nuestra vida puede afectarte. Las causas de caída del cabello pueden ser muy diversas, y ya te las he contado en alguna otra ocasión. Hoy te voy a proponer 8 mascarillas caseras que puedes preparar en la comodidad de tu hogar con ingredientes muy sencillos de encontrar.

Seguro que si las pruebas vas a notar los resultados en muy poco tiempo sin afectar demasiado a tu economía, por lo que te animo a probarlas dado que no cuesta ningún prepararlas y aplicártelas, y los resultados son muy buenos. Si quieres conocer cuáles son, no dejes de seguir leyendo para conocerlas.

8 Mascarillas Caseras que te ayudarán a frenar la caída del cabello

Aquí van las ocho propuestas para frenar la caída del cabello de una forma natural y con ingredientes que puedes encontrar con facilidad y preparar en la comodidad de tu casa. Elige la que más te guste o mejor se adapte a tu tipo de cabello y anímate a probarlas. Los resultados te sorprenderán.

1. Mascarilla de aceite de oliva

Esta es la primera propuesta que te hago, muy sencilla y con ingredientes que seguro que tienes en tu cocina, ya que está hecha con aceite de oliva, aceite de coco, limón y miel. El aceite de oliva y el de coco le van a aportar a tu cabello la nutrición que necesita, mientras que la miel le va a proporcionar sus propiedades antibacterianas además de hidratación, y el limón le va a aportar sus propiedades antisépticas, por lo que hacen de esta combinación una cura de rescate para tu cabello muy completa.

Para prepararla, pon en un cuenco dos cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de aceite de coco, una cucharada de miel y una cucharada de zumo de limón recién exprimido. Mezcla todo cuidadosamente y aplícalo sobre tu cabello, extendiéndolo cuidadosamente para cubrirlo por completo.

Deja actuar sobre tu cabello al menos durante una hora, y después, lava tu cabello como de costumbre con un champú suave.

2. Mascarilla de huevo y plátano

El huevo es una gran fuente de nutrientes que ayudan a la raíz del cabello a fortalecerse, mientras que el plátano te resultará útil para aportar suavidad al cabello al mismo tiempo que ayudará a frenar su caída, por lo que esta mascarilla se convierte en una buena aliada para este fin.

Para preparar este remedio, necesitas un huevo entero y un plátano que esté muy maduro. Pon el huevo en un cuenco y bátelo con un tenedor. Añade el plátano triturado y mezcla todo bien hasta que obtengas una especie de puré. Aplícate esta mezcla sobre tu cabello, desde la raíz a las puntas, y déjalo actuar por lo menos durante una hora antes de lavar tu cabello con un champú suave, aclarando bien para eliminar todos los restos de la mascarilla.

Puedes aplicarte esta mascarilla dos veces por semana sobre tu cabello y en poco tiempo notarás los efectos.

3. Mascarilla de huevo, cebolla, aceite de oliva y miel

A los nutrientes que le aporta el huevo a tu cabello, tienes que sumar las buenas propiedades de la cebolla para evitar la caída del cabello, la capacidad emoliente del aceite de oliva y la capacidad de la miel para restaurarlo.

Para prepararla, necesitas batir un huevo en un cuenco y añadirle una cucharada de jugo de cebolla recién obtenido, una cucharada de aceite de oliva y una cucharada de miel. Mezcla bien todos los ingredientes hasta que se integren perfectamente y la mascarilla esté lo más homogénea posible. A continuación, aplica esta mezcla sobre tu cabello, desde la raíz hasta las puntas, y deja actuar por lo menos durante una hora antes de aclarar tu cabello y lavarlo con un champú suave para retirar bien los restos.

Puede utilizar esta mascarilla una vez por semana y en poco tiempo notarás los resultados.

4. Mascarilla de aguacate, aceite de oliva y miel

Si tu cabello está seco y áspero, y además sufres la caída del cabello, esta mascarilla es la adecuada para ti, ya que los nutrientes del aguacate, junto con las propiedades humectantes de la miel y suavizantes del aceite de oliva, te devolverán un cabello mucho más suave y manejable en el que se frenará su caída.

Para preparar esta mascarilla, necesitas poner en un cuenco la pulpa de un aguacate muy maduro, junto con dos cucharadas de miel y una cucharada de aceite de oliva. Mezcla todo bien hasta obtener un puré más o menos homogéneo, y aplícalo sobre todo tu cabello, desde la raíz hasta las puntas. Déjalo actuar durante una hora por lo menos y después, retíralo con abundante agua lavando tu cabello con un champú suave.

Puedes aplicarte esta mascarilla una vez a la semana y en poco tiempo notarás sus efectos.

5. Mascarilla de patata, áloe vera y miel

Las buenas propiedades de la patata junto con las cualidades del áloe vera para cuidar tu cabello, hacen de esta mascarilla una buena aliada para frenar la caída del cabello al mismo tiempo que le aporta hidratación y nutrición.

En este caso, vas a necesitar una patata mediana, dos cucharadas de gel de áloe vera y dos cucharadas de miel. Pela la patata y rállala. Ponla en un cuenco y añade el áloe vera y la miel, removiendo todo bien para que se integren todos los ingredientes. A continuación, aplica la mezcla sobre tu cabello y deja actuar por lo menos durante una hora antes de lavarlo con un champú suave para retirar bien todos los restos y abundante agua.

Puedes aplicarte esta mascarilla al menos dos veces por semana para notar sus efectos.

6. Mascarilla de hibisco, leche y aceite de oliva

Esta es una de mis preferidas, ya que los pétalos de las flores de hibisco contienen minerales esenciales que ayudan a fortalecer el cabello desde la raíz a las puntas, frenando su caída. Además, tienes que añadir las propiedades suavizantes del aceite de oliva y las buenas propiedades de la leche que te ayudarán a cuidar tu cabello de una forma muy natural.

Para preparar esta mascarilla, necesitas unas cinco o seis flores de hibisco, 2 cucharadas de leche fresca de vaca y una cucharada de aceite de oliva. Necesitas poner las flores de hibisco en remojo con agua durante la noche, y por la mañana, batir los pètalos de las flores junto con dos cucharadas de leche fresca y una cucharada de aceite de oliva hasta que obtengas una mezcla homogénea. Tienes que aplicarte la mezcla resultante sobre tu cabello y dejarla actuar durante una hora al menos antes de aclararlo con abundante agua tibia y un champú suave.

Puedes aplicarte a esta mascarilla una o o dos veces por semana, y poco a poco notarás los efectos sobre tu cabello.

7. Mascarilla de aceite de castor, aceite de almendras y aceite de oliva

El aceite de castor tiene la capacidad de mejorar la circulación de tu cuero cabelludo ayudando a tu cabello a frenar su caída, y las buenas propiedades del aceite de almendras y de oliva le devolverán a tu cabello la suavidad que necesita para lucir sano.

En este caso, necesitas poner dos cucharadas de aceite de castor, una cucharada de aceite de almendras y una cucharada de aceite de oliva en un cuenco y mezclar bien para que se integren todos los aceites. Aplica la mezcla sobre tu cuero cabelludo mediante un suave masaje y deja actuar por lo menos durante una hora antes de lavar tu cabello con un champú suave y abundante agua para retirar bien los restos de la mascarilla.

Puedes aplicarte esta mascarilla al menos una vez por semana para notar sus efectos.

8. Mascarilla de huevo y té verde

El huevo aporta una gran cantidad de nutrientes a tu cabello y las propiedades del té verde te ayudarán a frenar la caída del cabello al mismo tiempo que servirá de ayuda para que crezca pelo nuevo.

Para preparar esta mascarilla, tienes que poner en un cuenco la yema de un huevo y dos cucharaditas de una infusión de té verde. Bate bien los dos ingredientes y a continuación, aplícate esta mezcla sobre tu cabello, desde la raíz a las puntas, dejando actuar la mezcla al menos durante una hora. A continuación, puedes retirar con abundante agua fría y lavar tu cabello con un champú suave.

Puedes repetir esta aplicación una vez por semana para notar sus efectos en pocas semanas.

¿Quieres añadir algo más?

Seguro que entre estas ocho propuestas de hoy encuentras una que te resulte cómoda de preparar y de utilizar, y lo más importante, que te sirva para acabar con este problema. Y recuerda, que, como siempre, espero tus comentarios cuando las utilices.