9 Buenos Consejos para Hacer una Buena Digestión y 10 Buenos Remedios para Favorecerla

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (4 votos)
Loading...

La indigestión es uno de los problemas más comunes relacionados con el aparato digestivo, que puede hacernos pasar un mal rato.

Aunque lo normal es que aparezca de forma muy puntual, como después de haber tomado determinadas comidas que te resulten más complicadas de digerir, muchas veces está ocasionado por llevar malos hábitos alimentarios o incluso por causas psicológicas que muchas veces tienen que ver con el estrés y la ansiedad que nos provoca la vida moderna.

Por eso, hoy te traigo 9 claves que te ayudarán en tu vida diaria a intentar esquivar esta dolencia, y 10 buenos remedios que te ayudarán a combatir la indigestión en cuanto tengas los primeros síntomas. ¿Me acompañas?

¿Por qué aparece la indigestión?

Algunas veces, a tu organismo le puede costar más que otras hacer la digestión. Puede ser que los problemas de indigestión aparezcan después de una comida demasiado copiosa o de una comida cargada de grasas, que resultan más difícil de digerir, por causas psicológicas o debido  a otras dolencias presentes en el aparato digestivo.

Pero en la gran mayoría de los casos, aparece como consecuencia de hábitos erróneos, ya que aunque en realidad la digestión es un proceso lento, que requiere su tiempo, y que a veces, tiende incluso a alargarse más, en nuestra vida moderna muchas cosas se caracterizan por la inmediatez y por las prisas del momento, lo que hace que estos procesos se compliquen algunas veces más de los que nos gustaría.

Los síntomas de una mala digestión, pueden aparecer al poco rato de haber terminado de comer, y se caracterizan por una dificultad para digerir, pesadez de estómago, gases, acidez o ardor de estómago, entre otras, que la hacen más complicada y compleja.

Indigestion

¿Cuáles son esos consejos?

1. Evita beber mucho durante las comidas

Si bebes mucho líquido mientras comes, harás que las enzimas necesarias para la digestión se diluyan, por lo que te costará más digerir bien los alimentos.

2. Reparte las comidas en cinco al día

Es mejor repartir los alimentos que tomas en 5 comidas al día, para que no hagas alguna de ellas demasiado pesada. Si repartes los alimentos diarios en varios tentenpiés pequeños, llegarás a las comidas principales con menos hambre y con menos necesidad de devorar los que tengas en el plato. Tu cuerpo digiere mejor las comida en pequeñas cantidades que en grandes comilonas.

3. Tómate tu tiempo para comer

Es necesario que mastiques bien los alimentos en lugar de tragar sin apenas masticar o saborear la comida. Cuando masticas bien, conseguirás ensalivar bien los alimentos antes de tragar, por lo que estarás favoreciendo tu proceso digestivo.

4. Come más durante el día y menos antes de meterte en la cama

Uno de los pasos básicos para prevenir la acidez de estómago y las digestiones pesadas es dejar pasar un tiempo entre que terminas de comer y te tumbas para dormir, ya que en caso contrario, puedes favorecer el retorno de los jugos gástricos al esófago.

5. No comas con estrés

Si habitualmente estás estresado, es necesario que encuentres un momento tranquilo para comer. Si tienes estrés y te pones a comer, corres el riesgo de comer de forma compulsiva, sin apenas masticar, por lo que tendrás más papeletas para que los problemas digestivos aparezcan.

Indigestion

6. Toma alimentos probióticos

Los alimentos fermentados como el chucrut, los yogures, el kéfir o Kombucha, son buenos para mejorar tu digestión, ya que las bacterias naturales presentes en ese tipo de alimentos, ayudan en el proceso digestivo y fortalecen las bacterias naturales de tu organismo.

Los yogures con lactobacillus y con bífidus, tomados nada más levantarte en ayunas, te ayudan a regular la flora intestinal, regulando los movimientos peristálticos y mejorando el problema del estreñimiento.

7. Toma una pequeña ensalada con vinagre de manzana antes de una comida especial

Las enzimas que contienen los vegetales de hoja verde que puedes tomar en una ensalada junto con el vinagre de manzana, estimularán la producción natural de ácido clorhídrico y la digestión de las proteínas, por lo que te servirán de gran ayuda para una mejor digestión.

8. Elige una buena combinación de alimentos

Una buena combinación de alimentos le crea menos dificultades a tu aparato digestivo a la hora de hacer la digestión, permitiendo gastar menos energía en esta función y que tu organismo pueda utilizarla en otras.

Otro beneficio de una buena combinación de alimentos, es que tu organismo puede realizar una digestión completa aprovechando mejor los nutrientes de la comida que tomas. Para digerir los distintos tipos de comida, tu organismo necesita las enzimas adecuadas, por lo que si combinas bien los alimentos, éstas podrán actuar mejor sin interferir unas con otras.

9. Descansa las horas suficientes

Es bueno que después de comer hagas alguna actividad relajada, como dar un pequeño paseo, escuchar música tranquilamente o leer un libro, que te permita relajarte y concentrar tus energías en realizar una buena digestión.

Por la noche, cuando te vayas a meter en la cama, baja la intensidad de las luces y prepárate para ir desconectando tu cerebro de todas las actividades que has hecho durante el día y las que tienes pendientes para el día siguiente para prepararte para un buen sueño, que te permita descansar las horas suficientes para encarar el día siguiente con la energía suficiente y para que tu organismo pueda realizar todas sus funciones, incluida una buena digestión.

Indigestion

¿Qué puedes hacer cuando tienes indigestión?

Si aún a pesar de seguir estos consejos, no te libras de esta pesada sensación de incomodidad, aquí tienes nuestros mejores remedios para combatir la indigestión que te servirán de utilidad.

1. Remedio con Bicarbonato de sodio para la indigestión
Para preparar este remedio necesitarás medio vasito al que añadirás media cucharadita de bicarbonato de sodio, y lo prepararás añadiendo el bicarbonato de sodio a la mitad del vaso de agua, y removiendo bien con una cucharilla. A continuación, tienes que beberlo para notar cómo se alivian los molestos síntomas que acompañan a una indigestión.

2. Remedio con Hinojo para la indigestión
Para preparar este remedio necesitarás un puñadito de semillas de hinojo y una taza de agua. Primero tienes que machacar un puñadito de semillas de hinojo y añadirles una taza de agua hirviendo, dejando reposar a continuación la infusión durante quince minutos, antes de tomarla.

3. Remedio con Infusión de anís, toronjil y hierbaluisa para la indigestión
Para preparar esta infusión tienes que verter una cucharada de semillas de anís, otra de melisa o toronjil y una de hierba luisa en un taza de agua que esté hirviendo. A continuación, tienes que dejar reposar la infusión durante cinco minutos al menos, antes de filtrala para separar los restos de las plantas, y puedes tomar una taza después de una comida abundante.

4. Remedio con Infusión de canela para la indigestión
Para preparar esta infusión, tan sólo tienes que agregar media cucharadita de canela en polvo a una taza de agua que esté hirviendo, y dejarla reposar durante unos minutos. Para que haga un mejor efecto, es mejor que la tomes aún caliente.

5. Remedio con Infusión de cilantro para la indigestión

Para preparar esta infusión, tienes que hervir durante 10 minutos a fuego lento, 2 tazas de agua con un manojo de cilantro, dejando reposar a continuación la decocción. Para que haga un mejor efecto, tienes que tomar la infusión templada después de comer.

Té verde

6. Remedio con Infusión de gordolobo para la indigestión
Para preparar esta infusión tienes que añadir a una taza en la que hayas depositado una cucharadita de flores de gordolobo, agua hirviendo, dejando reposar la infusión durante 5 minutos. Después, tienes que filtrarla con un lienzo muy fino o papel de filtro, para eliminar los pelillos que siempre acompañan a estas flores, y tomar la infusión después de una comida muy pesada o cuando sientas los síntomas de indigestión. Puedes agregar, si lo deseas unas gotas de miel, ya que el gordolobo es un poco amargo.

7. Remedio con Infusión de jengibre para la indigestión
Para preparar esta infusión, tienes que añadir unos trocitos de raíz de jengibre fresco o media cucharadita de jengibre en polvo, a una taza de agua que esté hirviendo, y dejar reposar tapado durante dos o tres minutos. A continuación, tienes que tomarte la infusión para notar la mejoría.

8. Remedio con Infusión de laurel para la indigestión
Para preparar esta infusión, tienes que verter 2 hojas de laurel secas en 1 taza de agua que esté hirviendo. Deja reposar la infusión unos 10 minutos, cuélala y añade si quieres una cucharadita de miel. Este remedio no es recomendable para las personas con problemas de colon.

9. Remedio con Infusión de tomillo para la indigestión
Para preparar esta sencilla infusión tienes que añadir una cucharadita de la planta seca de tomillo a una taza de agua que esté hirviendo, y dejar reposar la infusión durante diez minutos, antes de colarla para separar los restos de las plantas. Puedes tomarla tibia una vez finalizada la comida en cuanto aparezcan los primeros síntomas de indigestión.

10. Remedio con Vinagre de manzana y miel para la indigestión
Para poner en práctica este remedio, tienes que verter en un vaso de agua caliente una cucharada de miel y dos de vinagre de sidra. A continuación, tienes que remover bien con una cuchara hasta que se disuelva la miel, y a continuación, debes beberlo a pequeños sorbitos para aliviar los síntomas.

Canela

¿Quieres añadir algo más?

Estos son los mejores consejos para evitar que aparezca una mala digestión y los mejores remedios para combatirla si no has podido evitarla. Aunque quizás, quieras añadir algo más que a mi se me haya podido olvidar. ¿Me lo cuentas?

Deja tu comentario