Descubre Cómo Acelerar Tu Metabolismo para Bajar de Peso

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (7 votos)
Cargando…

Con la edad nuestro metabolismo se ralentiza, y si no lo combatimos una de las consecuencias más destacables es el aumento de peso. En este artículo descubriremos cómo mediante una dieta saludable y la realización de ejercicios conseguiremos reactivarlo. ¿Te lo vas a perder?

Libro Aliviar Dolores

¿Qué Es El Metabolismo?

Cuando hablamos de metabolismo nos referimos a todos aquellos procesos químicos que se producen en nuestro cuerpo de forma continua para mantenerlo activo y que nuestros órganos funcionen adecuadamente, de tal forma que se controla de manera adecuada la respiración, la reparación de las células o la digestión de los alimentos.

Estos procesos químicos requieren energía, y la cantidad mínima de energía que nuestro cuerpo necesita para llevar a cabo esos procesos químicos, se llama tasa metabólica basal (TMB).

La tasa metabólica basal o TMB, representa entre un 40% y 70% de las necesidades energéticas diarias de nuestro cuerpo, en función de la edad y el estilo de vida que llevemos.

¿Por Qué Hay Personas con un Metabolismo Más Rápido?

A la hora de calcular nuestra tasa metabólica basal, van a influir mucho variables como el tamaño de nuestro cuerpo, nuestra edad, nuestro sexo y también nuestra genética. Las células musculares requieren más energía para mantener las células de grasa, por lo que aquellas personas con más músculo tenderán a tener un metabolismo más acelerado.

Conforme nos hacemos más mayores, la acumulación de grasa y la pérdida de músculo están más presentes en nuestras vidas, y esto explica por qué con la edad nuestro metabolismo se va ralentizando.

Por norma general, los hombres tienden a tener un metabolismo más rápido que las mujeres, y esto es debido a que tienen más masa muscular, huesos más pesados y menos grasa corporal, de ahí a que la cantidad de calorías que consumen al día sea mayor.

Cómo Acelerar Tu Metabolismo para Perder Peso

Aunque culpemos a nuestro metabolismo lento de no conseguir perder peso, en la mayoría de las ocasiones esa pérdida de peso no se logra, básicamente, porque comemos y bebemos más calorías de las que nuestro cuerpo está quemando.

Una vez seamos conscientes de esto, debemos lograr un equilibrio entre consumo y quema de calorías a través de una dieta cuidada y saludable, y la práctica de ejercicio. De esta forma aumentaremos nuestro metabolismo y conseguiremos bajar de peso de una forma sana, con menor esfuerzo y en menor tiempo. Veamos algunos consejos sobre ello.

Cuidando Nuestra Alimentación

Nuestra alimentación es la base de nuestra salud, y también va a influir en nuestro metabolismo. Recuerda que lo primordial es no consumir más calorías de las que vamos a quemar. Además, estas recomendaciones también te ayudarán a acelerar ligeramente tu metabolismo.

  • Realiza cinco o seis comidas al día. Comer más a menudo puede ayudarnos a adelgazar, como lo oyes. Si comes menos veces al día, pero esas comidas son más densas y pesadas, eso ralentiza nuestro metabolismo. Realizar 5 o 6 comidas al día cada 3 o 4 horas (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena), nos ayudará a mantener nuestro metabolismo y quemar más calorías al día. Además, si comemos de forma regular también comeremos menos en cada una de esas comidas. 
  • Añade alimentos con proteína a tu dieta. Nuestro cuerpo consume muchas más calorías cuando tiene que digerir la proteína, que cuando digiere grasas o hidratos de carbono. Por este motivo, y siempre teniendo en cuenta que nuestra dieta debe ser sana y equilibrada, puedes sustituir algunas carbohidratos por alimentos ricos en proteínas magras para aumentar el metabolismo. Algunos alimentos ricos en proteínas son la carne magra, el pavo, el pescado, la carne blanca de pollo, las nueces, los frijoles, los huevos o los productos lácteos bajos en grasa.
  • Añade picante en tus platos. Los alimentos picantes tienen sustancias químicas naturales que pueden acelerar nuestro metabolismo. Este efecto es temporal, pero si incluyes los alimentos picantes de forma regular en tu dieta, los beneficios pueden seguir. Puedes empezar por añadir un poco de pimienta roja picante o pimienta de cayena como condimento de tus platos de pasta, por ejemplo.
  • Bebe suficiente agua. Nuestro cuerpo necesita agua para procesar las calorías. Si no estamos bien hidratados nuestro metabolismo será más lento, por eso es importante que bebamos un vaso de agua o bebidas sin azúcar antes de cada comida, y que incluyamos en nuestra dieta frutas y verduras que contengan agua de forma natural.
  • Toma café. Además de ventajas como un incremento de energía y concentración, beber café con moderación también puede aumentar nuestra tasa metabólica a corto plazo. El café nos ayudará a sentirnos menos cansados e incluso a aumentar nuestra resistencia mientras realizamos ejercicio.
  • Bebe té verde. El té verde o té oolong, además de antioxidantes contiene cafeína y catequinas, dos sustancias que nos ayudan a acelerar nuestro metabolismo durante un par de horas. Esto nos ayudará a quemar más calorías durante la realización de ejercicio durante un breve periodo de tiempo.
  • Huye de las dietas de choque. Las dietas muy estrictas, que marcan el número de calorías que se deben comer al día según el sexo, no son el mejor método si lo que pretendemos es aumentar nuestro metabolismo. Estas dietas pueden ayudarnos a bajar de peso, pero también pueden hacernos perder masa muscular, y eso ralentizará nuestro metabolismo. Al final, nuestro cuerpo acabará quemando menos calorías, y ganaremos peso de forma más rápida que antes de hacer la dieta. Además, estas dietas tan estrictas también pueden ser deficientes en algunos nutrientes importantes para nuestra salud.
  • Incluye alimentos ricos en omega-3. Los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, como pesacados como el atún o el salmón, nos ayudan a aumentar nuestro metabolismo. Además, los ácidos grasos también ayudan a reducir la resistencia a la leptina, que es una hormona que nos ayudará a perder peso.

Dedicando Tiempo a Practicar Ejercicio

Cuanto más activo seas, mayor número de calorías quemarás a través de tu nivel de actividad física. Además de mantenernos más sanos, también evitaremos ganar peso tan fácilmente. Veamos qué consejos nos ayudarán a acelerar nuestro metabolismo a través del ejercicio.

  • Práctica ejercicio aeróbico a diario. Es bien sabido que no hay nada como el ejercicio aeróbico para quemar calorías. Para conseguir acelerar nuestro metabolismo es aconsejable realizar al menos 150 minutos a la semana de actividades aeróbicas como caminar, running, hacer bicicleta o natación.
  • Realiza entrenamiento de fuerza. ¿Sabías que el tejido muscular quema más calorías que el tejido graso? Por esta razón, cuanta más masa muscular tengamos, más sencillo será perder peso. Por supuesto, no es necesario tener unas músculos de infarto, bastará con realizar entrenamientos de fuerza en los que fortalezcamos nuestros músculos. Lo ideal es que practiques este tipo de ejercicios un par de días a la semana o tres, y trabajes los diferentes músculos del cuerpo, como piernas, caderas, espalda, abdomen, pecho, hombros, brazos y glúteos.
  • Regula la intensidad de los ejercicios. Si cuando realizas un ejercicio incluyes intervalos en los que aumentas la intensidad del ejercicio, y luego regresas a una instensidad más moderada, conseguirás que tu cuerpo consuma más energía. De esta forma estarás fortaleciendo la capidad de las células para regenerarse y que tengan una mayor oxigenación. Además, modificando la intensidad de los ejercicios a intervalos emplearás menos tiempo para lograr tus objetivos.
  • Guarda un tiempo para descansar. Practicar ejercicio es esencial para nuestra salud, pero recuerda que también debemos descansar y dejar que nuestro cuerpo regrese a su estado de calma. Si no descansamos lo suficiente, no lograremos rendir lo mismo, y por tanto nuestro metabolismo no aumentará.
  • Despídete del sedentarismo. Ya te lo contamos en este otro artículo, el sedentarismo es un gran enemigo de nuestra salud. Pero podemos estar activos no solo con la práctica de ejercicio, sino también con pequeños cambios en nuestro estilo de vida, como ir caminando al trabajo o subir por las escaleras en vez de por el ascensor.

¡Consigue Un Metabolismo Rápido y Pierde Peso!

Ya lo sabes, aumentar nuestro metabolismo nos ayudará a bajar de peso sin tener que recortar el número de calorías de nuestra dieta, siempre que esta sea sana y equilibrada. Recuerda también que para poder adelgazar, además de aumentar nuestra tasa metabólica basal es muy importante no consumir más calorías de las que va a quemar nuestro cuerpo. Seguro que si pones en práctica los consejos sobre alimentación y práctica de ejercicio que te hemos dado consigues acelerar tu metabolismo y lograr la pérdida de peso.

¿Y tú? ¿Tienes algún remedio más para acelerar tu metabolismo? ¡Cuéntanoslo!

Deja tu comentario