Cómo Combatir el Acné: 18 Remedios para Acabar con Él

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (10 votos)
Cargando…

La piel es la barrera que protege tu organismo de muchas agresiones externas, y te conviene cuidarla todo lo que puedas.

Cuando se ve afectada por un problema como el acné, puedes cuidarla y mimarla con los recursos que puede ofrecerte la naturaleza, y por eso, en este artículo encontrarás las claves para combatir este problema de la forma más natural posible.

Seguro que en más de una ocasión te has peleado en mayor o menor medida con esos granos, espinillas o puntos negros. Descubre por qué aparecen y cómo acabar con ellos de la mejor manera.

¿Sabes qué es el acné?

El acné es un problema que aparece en la piel  cuando hay un exceso de producción de grasa que hace que los poros se obstruyan y se infecten apareciendo puntos negros y espinillas.

Hay una época, que ya de por sí es dura debido a la revolución hormonal que se experimenta durante la pubertad, en la que la piel, sobre todo la de la cara, puede aparecer afectada por un exceso de grasa y la aparición de unos molestos granos que pueden llegar a dejar, en los casos más graves, cicatrices que pueden afear el rostro.

Aunque la época donde más puede aparecer este problema es durante la adolescencia (acné juvenil), hay adultos que tampoco se libran de este problema, ya que a veces es normal que aparezca en situaciones donde hay un desequilibrio hormonal, como durante el embarazo o durante la menstruación, como consecuencia del consumo de algunos medicamentos, como consecuencia de atravesar una situación de estrés, además de haber una cierta predisposición genética a padecer este problema.

Joven

¿Sabes cómo puedes tratar el acné de la cara y/o de la espalda?

Probablemente en más de una ocasión te hayas preguntado qué hacer contra el acné, y lo primero que puedes haber hecho es lanzarte a comprar todos los productos que se anuncian en muchos espacios publicitarios que se anuncian infalibles para acabar con este problema.

Ante todo, debes recordar que la piel te protege de muchas infecciones, ya que es la barrera con la que tu organismo está en contacto con el entorno que te rodea, por eso, te conviene cuidarla y mimarla con todo lo que tengas a tu alcance, y nada mejor que cuidarla con los productos que la naturaleza puede ofrecerte, antes que someterla a muchos productos químicos y tratamientos, a veces demasiado abrasivos, que pueden perjudicar a la larga a tu piel, y por supuesto, a tu bolsillo.

Independientemente de la época de la vida en que aparezca este problema, y aunque se trate de algo crónico o simplemente ocasional, puedes encontrar en los remedios naturales, grandes aliados para ayudarte a combatir este problema. Eso sí, si pretendes encontrar un remedio milagroso que acabe con este problema de la noche a la mañana, no lo vas a encontrar aquí, ya que, para tratar tu piel vas a necesitar paciencia y constancia, pero a la larga te garantizo que los resultados sobre tu piel serán increíbles y tu economía te lo agradecerá enormemente.

Dado que este problema puede aparecer además de en la cara, en otras zonas del cuerpo como pueden ser la espalda o incluso el pecho, debes saber que los remedios que encontrarás aquí, se pueden utilizar en todas las zonas del cuerpo donde aparezca este problema, teniendo en cuenta, eso sí, que quizás el acné que aparece en la espalda puede ser un poco más difícil de tratar, por lo que requerirá de más tiempo y por tanto, más paciencia, que el que requiere el que aparece en la cara.

Cuidar voz

¿Influye la alimentación en el acné?

Seguro que siempre has pensado que la cura para este problema tiene que venir desde fuera, y aunque puede que no te falte razón, lo cierto es que lo que tomas se puede manifestar hacia fuera, por eso, es conveniente cuidar también un poco la alimentación para asegurarte tomar las cosas que más benefician a tu piel y seguir estos consejos:

  • Reduce el consumo de dulces y chocolate: seguro que has oído más de una vez que el chocolate es el enemigo número uno del acné, y aunque no hay una teoría científica que lo respalde, lo cierto es que el abuso de dulces en general y del chocolate en particular, no combina demasiado bien con una piel sana y radiante.
  • Evita las comidas demasiado grasas y los fritos: aunque este tipo de comidas no están directamente relacionadas con el empeoramiento de esta dolencia, lo cierto es que no ayudan a mejorarla, por lo que te conviene reducirlas al mínimo.
  • Bebe mucha agua: al menos dos litros al día, ya que, además de mantener hidratada tu piel, te ayudará a eliminar todas las toxinas que hacen que tu piel no luzca resplandeciente.
  • Aumenta el consumo de verduras frescas: elige sobre todo las más depurativas, como los espárragos, alcachofas, apio..etc.
  • Toma mucha fruta fresca: son especialmente importantes los frutos rojos como las fresas, grosellas o arándanos, por su alto contenido en antioxidantes, pero no te olvides de otras igualmente buenas para la piel como las manzanas, ciruelas, mango o melón.
  • Toma alimentos ricos en vitamina A y betacarotenos, como las zanahorias y las espinacas.
  • Elige alimentos ricos en vitamina B6, como el pollo, el arroz o el atún.

Y ahora si: los remedios

Clasificándolos en infusiones depurativas que puedes tomar, tratamientos de uso tópico que puedes aplicarte sobre las zonas afectadas y mascarillas caseras, aquí tienes los mejores remedios para el acné que hemos recopilado para tí:

Las mejores infusiones depurativas para el acné

1. Infusión de cola de caballo

Las infusiones de cola de caballo, por sus cualidades depurativas, están muy recomendadas en estos casos.

Para preparar este remedio con infusión de cola de caballo, tienes que añadir una cucharadita de la planta a una taza de agua que esté hirviendo y dejarla reposar unos cinco minutos tapada.

A continuación, tienes que colarla para separar los restos de la planta antes de beber.

Puedes tomar hasta tres tazas diarias de esta infusión para notar la mejoría.

2. Infusión de ortiga

La ortiga tiene propiedades depurativas, por lo que resulta un buen aliado para mejorar el acné.

Para beneficiarte de estas propiedades y preparar esta infusión de ortiga, tienes que poner en una taza una cucharadita de la planta de ortiga seca y añadirle agua hirviendo, dejando la infusión tapada durante unos 10 minutos.

Pasado este tiempo, puedes colar la infusión para separar los restos de la planta y beber el líquido resultante.

es recomendable tomar una taza tres veces al día antes de las comidas hasta que la dolencia mejore.

Te verde

Tratamientos externos para el acné

3. Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té tiene propiedades bactericidas y además te ayudará a eliminar el exceso de sebo en tu piel.

Para beneficiarte de estas propiedades y aplicar este remedio con aceite de árbol de té, lo primero que tienes que hacer es diluir una gota de aceite de árbol de té en 9 gotas de agua, mojar un bastoncillo de algodón o disco en la solución, y aplicarlo directamente en el área afectada sobre la piel limpia y seca.

Puedes aplicar después tu hidratante habitual.

4. Loción de té verde

El té verde es antibacteriano y astringente natural, con la ventaja añadida de no resecar la piel como otros astringentes. 

Para hacer la loción anti-acné con té verde, tienes que echar en cuatro tazas de agua hirviendo, tres cucharadas de té verde y dejarlo reposar unos 20 minutos.

Cuando se enfría, tienes que colar la infusión para separar los restos de la planta, y guardar el líquido resultante en una botellita con atomizador o en en recipiente.

Puedes aplicar la loción después de lavarte la cara con agua y jabón directamente con el atomizador o con la ayuda de un algodón.

5. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana, al ser alcalino, es capaz de equilibrar el ph de tu piel, por lo que dificultará la supervivencia de la bacteria que puede provocar esta dolencia, y te resultará efectivo para combatir el acné.

Para poner en práctica este remedio con vinagre de manzana, lo primero que tienes que hacer es lavar la zona afectada con agua templada y secar cuidadosamente con una toalla.

A continuación, mezcla una parte de vinagre de manzana con tres partes de agua y humedece un disco de algodón en la mezcla.

Aplica el algodón humedecido sobre la zona afectada y déjalo durante unos minutos sobre la piel. A continuación, puedes aclarar simplemente con agua la zona y sécala suavemente.

Puedes aplicarlo un par de veces al día sobre la zona afectada hasta que notes mejoría.

Procura no abusar de este remedio, ya que si resecas demasiado la piel, puedes tener un efecto rebote y causar que tus glándulas sebáceas tengan una sobreproducción de grasa obteniendo el efecto contrario.

6. Plátano para el acné

Los plátanos son un estupendo alimento repleto de buenas propiedades para la salud, y en esta ocasión, su cáscara contiene una sustancia llamada luteína, que es un poderoso antioxidante que reduce la rojez, la inflamación y acelera la regeneración celular, por lo que te ayudará a combatirlo.

Para poner en práctica este remedio con cáscara de plátano, lo que tienes que hacer es coger la cáscara del plátano después de pelarlo, y masajear la parte de dentro de la piel con movimientos circulares todo tu rostro.

Cuando ya hayas pasado la piel por todo tu rostro, deja actuar durante unos 25 minutos antes de retirarlo con ayuda de agua templada.

7. Áloe vera

El gel de áloe vera tiene estupendas propiedades para cuidar la piel, y en este caso, va a actuar como un anti-inflamatorio, reduciendo la rojez y el abultamiento que suele sufrir la zona afectada.

Para beneficiarte de esta propiedad y poner en práctica este remedio con áloe vera para el acné, tienes que aplicarte directamente el gel de áloe vera sobre la piel limpia y seca directamente, con las yemas de tus dedos si la zona afectada es grande, o con la ayuda de un bastoncillo si sólo quieres aplicarlo sobre alguna zona puntual, y dejarlo actuar.

Puedes aplicarlo hasta dos veces al día para notar la mejoría.

Joven

Y las mejores mascarillas para el acné

Mascarillas para el acné

8. Mascarilla de canela y miel

La canela tiene propiedades anti-bacterianas, y la miel puede actuar como un auténtico antibiótico, por lo que su combinación puede resultar muy efectiva. Para poner en práctica este remedio con mascarilla de canela y miel , tienes que mezclar dos cucharadas de miel con una cucharadita de canela molida, y mezclar ambos ingredientes hasta obtener una pasta homogénea.

Después de lavar tu cara con agua y jabón, y secar suavemente, tienes que aplicarte la mezcla de miel y canela sobre tu rostro, o sobre la zona a tratar, evitando el contorno de los ojos y los labios.

Tienes que dejar actuar la mezcla durante unos 15 minutos. A continuación, puedes retirarla con ayuda de los pañuelos de papel, dado que la mezcla es pegajosa, y aclarar tu rostro con agua para eliminar completamente los restos.

Debes aplicártela por lo menos dos o tres veces por semana para notar los efectos.

9. Mascarilla de cáscara de naranja

La cáscara de la naranja tiene propiedades astringentes y es rica en ácido cítrico, por lo que te ayudará a absorber el exceso de grasa y eliminar las células muertas que pueden obstruir los poros. Además, su contenido en vitamina C te ayudará especialmente a promover la regeneración celular, mejorando en general el aspecto de tu piel.

Para beneficiarte de estas propiedades y preparar este remedio con cáscara de naranja, tienes que triturar las cáscaras de la naranja todo lo que puedas, y agregar un poquito de agua hasta obtener una pasta que tenga la consistencia justa para aplicártela sobre el rostro limpio y seco.

Deja actuar como una mascarilla durante 20 o 25 minutos y retírala después con la ayuda de agua templada y toallitas de papel.

Puedes aplicarte después un poco de tu hidratante habitual si notas tu piel seca.

10. Mascarilla de clara de huevo

La clara de huevo está llena de proteinas y vitaminas que ayudan a la regeneración de las células de la piel afectada por esta dolencia, además de ayudara a absorber el exceso de grasa que hay en tu piel.

Para beneficiarte de estas propiedades y poner en práctica este remedio con clara de huevo para el acné, tienes que batir las claras de huevo en un cuenco con la ayuda de unas varillas o un tenedor hasta dejarlas casi a punto de nieve.

A continuación, tienes que aplicar las claras sobre la piel limpia y seca, especialmente en las zonas donde se encuentre el problema.

Mantén la mascarilla durante unos 20 o 25 minutos, y a continuación, retira la mascarilla con la ayuda de las toallitas de papel y un poco de agua templada.

Puedes aplicar tu hidratante habitual a continuación, ya que puede resecar un poquito la piel.

11. Mascarilla de aguacate y miel

El aguacate es una fuente de vitaminas y nutrientes que pueden ayudarte a calmar la piel irritada y a disminuir la hinchazón, y junto a las propiedades antibióticas de la miel, por lo que esta combinación te puede servir de utilidad para combatir el acné.

Para beneficiarte de estas propiedades y realizar esta mascarilla de aguacate y miel, tienes que mezclar la pulpa del aguacate junto con la cucharada de miel en un cuenco y remover bien hasta obtener una mezcla más o menos homogénea.

Tienes que aplicarte esta mezcla sobre la piel de tu rostro limpia y seca, y dejarla actuar durante unos 20 o 25 minutos, y retirarla después con ayuda de agua templada.

Puedes aplicarte esta mascarilla un par de veces a la semana para notar los efectos.

12. Mascarilla de avena

La avena se utiliza externamente para mejorar muchas dolencias de la piel, como el acné.

Para preparar esta mascarilla de avena, tienes que mezclar en un pequeño cuenco, media taza de leche caliente con tres cucharadas de avena y batir hasta que la mezcla espese.

Deja enfriar un poco antes de aplicarla en el rostro en forma de mascarilla, y déjala actuar durante 15 minutos antes de retirarla con aun poco de agua tibia.

Tienes que aplicarte esta mascarilla un par de veces por semana para notar los efectos sobre tu piel.

13. Mascarilla de bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene muchas aplicaciones, y en esta ocasión, puede ayudarte a combatir las bacterias que causen la infección, así como secar el exceso de grasa, por lo que te puede servir de utilidad para combatir esta dolencia.

Para preparar esta mascarilla de bicarbonato de sodio, tienes que mezclar a partes iguales bicarbonato de sodio y agua, y remover hasta obtener una pasta espesa.

A continuación, tienes que aplicarte la mascarilla sobre la piel limpia y seca con lentos movimientos circulares durante dos minutos.

Cuando tengas toda la piel del rostro cubierta, evitando el contorno de ojos y los labios, tienes que dejarla actuar durante unos 15 o 20 minutos, y a continuación, tienes que retirarla con ayuda de un poco de agua templada.

Puedes aplicarte esta mascarilla un par de veces a la semana para notar los efectos.

Bicarbonato

14. Mascarilla de fresas para el acné

Las fresas tienen un alto contenido en ácido acetil-salicílico, que es el componente que se utiliza en muchas cremas y lociones médicas contra el acné, por lo que te resultará de utilidad para combatirlo.

Para beneficiarte de esta propiedad y hacer la mascarilla de fresas, tienes que machacar las fresas hasta obtener un puré.

A continuación, tienes que aplicarte el puré de fresas sobre el rostro limpio o sobre la zona afectada a modo de mascarilla, y dejarlo actuar sobre la piel durante unos 15 minutos. Después, puedes retirar la mascarilla con un poco de agua y jabón.

Debes aplicarte esta mascarilla un par de veces a la semana para notar los efectos.

15. Mascarilla de fresas y miel

Las propiedades de las fresas junto con las propiedades bactericidas de la miel, hacen de esta combinación un buen arma para combatir el acné.

Para preparar esta mascarilla de fresas y miel, tienes que triturar las fresas y añadirle la cucharada de miel mezclando hasta obtener un puré más o menos homogéneo.

A continuación, tienes que aplicarte esta mezcla sobre el rostro limpio y seco y dejar actuar a modo de mascarilla, evitando el contorno de los ojos y los labios, durante unos 25 minutos.

Pasado este tiempo, tienes que retirar la mascarilla ayudándote de agua templada, y secar con suavidad la piel.

Debes aplicarte esta mascarilla dos veces por semana para notar la mejoría.

16. Mascarilla de papaya

La papaya es un buen remedio natural porque elimina las células muertas de la piel y el exceso de grasa sobre la piel, dejándola suave sin resecarla. Esta fruta contiene una una encima, la papaína, que reduce la inflamación y ayuda a prevenir la obstrucción de los poros, por lo que te resultará de gran utilidad para combatir el acné.

Para preparar esta mascarilla de papaya, tienes que machacar la pulpa de la papaya en un cuenco hasta conseguir una pasta consistente.

A continuación, tienes que aplicarte este puré sobre la piel limpia y seca y dejarla actuar durante unos 10 o 20 minutos antes de retirarla completamente con la ayuda de agua templada.

Puedes aplicarte un poco de tu crema hidratante habitual si notas que la piel queda un poco reseca después de aplicártela.

17. Mascarilla de yogur y miel

El yogur natural posee una acidez que tiene propiedades antibacterianas, y la miel actúa como un estupendo antibiótico natural, por lo que su combinación te ayudará a combatir el acné.

Para preparar esta mascarilla de yogur y miel tienes que mezclar una cucharada de yogur natural, que esté a temperatura ambiente, junto con una cucharada de miel y mezclar hasta conseguir una mascarilla homogénea.

Puedes aplicártela sobre la piel del rostro limpia con la ayuda de un algodón, dejando una capa espesa para que la mascarilla actúe sobre tu piel durante unos 15 minutos. Pasado este tiempo, puedes retirar la mascarilla con agua y secar cuidadosamente tu piel.

Debes aplicar esta mascarilla dos o tres por semana al menos para notar sus resultados.

18. Mascarilla de patata para el acné

La patata, además de ser un estupendo alimento, está llena de beneficios que pueden ayudarte, ya que entre otros componentes, contienen potasio, azufre y sulfuro que pueden ayudarte a reducir las inflamaciones y a secar las lesiones producidas por el acné, a la vez que te ayudará a la regeneración de tus células por los antioxidantes que contiene.

Para preparar este remedio con patata, tienes que rallar una patata pelada y aplicartela sobre la piel limpia y un poquito húmeda, con suaves movimientos circulares.

Cuando tengas toda la piel del rostro cubierta, puedes dejarte la mezcla durante 20 o 25 minutos sobre la piel y a continuación puedes retirarla con agua templada.

Mascarilla casera

¿Quieres añadir algo más?

Estos han sido los mejores consejos para que abordes este problema de la forma más natural posible, aunque quizás crees que hay algo más que se puede hacer para combatir este problema y que a mi se me haya podido olvidar. ¿Me lo quieres contar?

Disfruta de una vida alejada de los dolores

Descubre los hábitos, prácticas y remedios que te ayudarán a que tanto tú como aquellos a los que más quieres podáis disfrutar de una vida alejada de los dolores y molestias más comunes gracias a este libro físico de más de 200 páginas.