15 Increíbles Usos del Agua Oxigenada que Desconocías

misremedios.com

Si hay algo que no suele faltar en ningún botiquín de primeros auxilios es el agua oxigenada, también conocida como peróxido de hidrógeno. Este antiséptico suave que normalmente usamos para desinfectar las heridas, tiene muchas más aplicaciones que nos pueden ser muy útiles para el día a día. En el artículo de hoy te lo contamos todo. ¿Te quedas con nosotros?

Libro 365 Remedios Naturales

Agua Oxigenada o Peróxido de Hidrógeno

El peróxido de hidrógeno, o lo que conocemos más comúnmente con el nombre de agua oxígenada (H2O2), es un antiséptico suave que solemos usar en la piel para prevenir la infección de cortes, raspaduras o quemaduras leves. Ese es su uso más común, pero gracias a sus propiedades son muchas las aplicaciones que podemos darle.

Eso sí, para estos remedios, sobre todo los que tengan aplicación directa sobre la piel y los que afecten a la boca, nos aseguraremos de que el peróxido de hidrógeno que utilicemos sea de calidad alimentaria y de baja concentración, preferiblemente del 3% o 5%. Incluso lo diluiremos en agua para determinados casos. Y por supuesto, siempre usaremos cantidades pequeñas en los remedios.

15 Remedios Caseros con Agua Oxigenada

Son muchos los remedios y usos que podemos darle al agua oxigenada dentro de casa. A continuación, vamos a descubrir algunos de los más sorprendentes.

1. Cuidado de las Heridas

Si hay un uso conocido del agua oxigenada, o peróxido de hidrógeno, es como limpiador de heridas, ya sean cortes, raspaduras o quemaduras leves. Esto es así porque las heridas necesitan oxígeno para sanar, y prevenir infecciones tales como el tétanos. Así pues, el agua oxigenada al ser un agente oxidante fuerte, es un remedio altamente eficaz para combatir las infecciones.

2. Blanqueamiento de Dientes

En otras ocasiones te hemos recomendado una serie de remedios para blanquear tus dientes de una manera natural, y si hay uno que destaca es este con agua oxigenada. El peróxido de hidrógeno actúa como blanqueador dental, por lo que puedes diluirlo en agua, enjuagarte la boca con él y después enjuagarte con agua.

Otra opción es que utilices un bastoncillo de algodón, que empaparemos de agua oxigenada, que aplicaremos directamente a la zona manchada de nuestros dientes, y que finalmente enjaguaremos con agua.

Como ves, es una manera sencilla y muy económica para mantener nuestros dientes blancos. Y no solo eso, sino que además también cuida nuestra salud e higiene bucal.

3. Tratamiento para el Acné

El agua oxigenada es un desinfectante y eso nos ayudará a detener el crecimiento bacteriano en el acné. Para poder poner en práctica este remedio, coge un trocito de algodón y sumérgelo en agua oxigenada. A continuación empapa con él las zonas afectadas de acné.

Eso sí, es recomendable no abusar de este tratamiento, ya que del mismo modo que desinfectamos el acné, si abusamos de aplicar agua oxigenada a la zona en la que lo padecemos, podemos llegar a eliminar las bacterias buenas, eliminando así el equilibrio de nuestra piel.

4. Limpiador de Vidrio

¿Sabías que el peróxido de hidrógeno también sirve para mantener las ventanas y espejos de vidrio limpios? Olvídate del amoniaco, aplica con una botella pulverizante un poco de agua oxigenada y pasa un trapo. Tus cristales se quedarán perfectamente limpios.

5. Desinfectante de Cepillos de Dientes

Cuidar nuestra higiene bucal pasa por tener un cepillo de dientes que se mantenga en condiciones de limpieza buenas. El agua oxigenada puede ayudarnos a desinfectar éstos cepillos, algo de vital importancia sobre todo tras haber estado enfermos, así que remójalos en peróxido durante unos minutos y luego enjuágalos con agua para que estén limpios.

6. Producto de Limpieza en Accesorios de Cocina

El peróxido de hidrógeno desinfecta las superficies de forma natural, por lo que si lo colocamos en una botella pulverizante, podremos aplicarlo a las superficies de la cocina que hayamos ensuciado, incluso a las tablas de cortar, manteniendo éstas zonas limpias y desinfectadas, y sin utilizar productos químicos agresivos.

7. Blanquear la Ropa y Eliminar Manchas

¿Quieres blanquear tu ropa y que parezca más brillante? Pues el agua oxigenada puede ser el remedio que necesitas, ya que ésta es un excelente agente oxidante que nos ayudará a mantener la ropa blanca, y es mucho más suave que el cloro.

Para poner en práctica este remedio añade una taza de solución a la lavadora cuando vayas a lavar ropa blanca. Otra opción es que si deseas limpiar manchas específicas, como manchas de vino tinto o de la sangre de alguna herida, viertas un poco de agua oxigenada sobre la mancha y la limpies como lo haces habitualmente.

8. Remplazo del Líquido para las Lentillas

Si utilizas lentillas y alguna vez se te olvida la solución de limpieza para guardarlas cuando te las quites no te preocupes, el agua oxigenada puede salvarte de esta situación. Si te fijas, la mayoría de soluciones de limpieza  de lentes se componen de peróxido de hidrógeno, por lo que si ocasionalmente se te olvida llevar el líquido de lentillas contigo, puede ser un buen remedio.

9. Para Aclarar Mechas de Pelo

Gran parte de los tintes o productos que empleamos para el cabello están compuestos de agua oxigenada. En casa también podemos utilizarlo, con moderación, como un aclarador natural, y así iluminar algunos de nuestros mechones de pelo.

Para poner en práctica este remedio utilizaremos peróxido de hidrógeno de 3% y lo diluiremos en agua en la misma proporción. A continuación, lo aplicaremos poco a poco sobre el cabello mojado y lo peinaremos como de costumbre. Debes saber que los resultados no serán drásticos sino que irán apareciendo poco a poco. No es aconsejable utilizar mayores cantidades de agua oxigenada si deseamos obtener buenos resultados.

10. Eliminación de Malos Olores en la Ropa

Cuando la ropa o los zapatos cogen olor, incluso las toallas húmedas, el peróxido de hidrógeno también puede sernos de gran utilidad. Puedes agregar una o dos tazas de agua oxigenada a la lavadora y ejecutar un ciclo de agua caliente para que el mal olor desaparezca definitivamente.

11. Uso como Plaguicida Seguro

Muchas veces nos gusta tener en casa plantas que le den a nuestro hogar un toque natural y alegre, pero uno de los problemas a los que podemos enfrentarnos en estos casos es a las plagas de insectos. El peróxido de hidrógeno también puede ayudarnos en estos casos.

Diluye una taza en un litro de agua, y viértelo en una botella pulverizante. A continuación, rocía las plantas con generosidad para conseguir repeler a las plagas de bichos de forma natural y sin pesticidas artificiales, que suelen ser más dañinos y fuertes, e incluso tóxicos si se lo llevan a la boca las mascotas o niños pequeños.

12. Infecciones de Oído

Cuando sufrimos infección de oído nuestro canal auditivo empieza a albergar bacterias. Si añadimos unas gotas de peróxido de hidrógeno muy diluido en el oído podemos combatir la infección de manera rápida, pero recuerda siempre que éste tiene que ser de concentración baja (3%) y si fuera necesario aún diluirlo más en agua.

Para poner en práctica este remedio aplica 6 u 8 gotas en el oído e inclina la cabeza hacia el lado opuesto durante unos 5 minutos. A continuación ladea la cabeza hacia el lado en el que hayas aplicado el agua oxigenada y apóyala sobre una toalla para que el exceso de líquido vuelva a salir. Puedes repetir esta acción varias veces al día, aunque es aconsejable que consultes a tu médico antes, sobre todo en el caso de que la infección de oído la padezca un niño.

13. Tratamiento del Pie de Atleta

Además de eliminar bacterias, el peróxido de hidrógeno también nos ayuda a eliminar las infecciones producidas por hongos. Si sufres el pie de atleta, una dolencia de la que ya te hablábamos en este otro artículo y que se caracteriza por la aparición de hongos en el pie, prepara este remedio mezclando una o dos tazas de agua oxigenada en agua tibia, y a continuación remoja tus pies en ella, repitiendo el proceso al menos tres veces a la semana.

Además, si sueles pasar largos períodos de tiempo en zonas húmedas o tienes problemas con el mal olor de pies, este remedio también te ayudará a eliminar los patógenos que causan ese mal olor y así combatirlo.

14. Desinfectante de Juguetes

Es inevitable que los niños pequeños, al jugar, quieran llevárselo todo a la boca. Una forma de mantener desinfectados los juguetes u objetos con los que estará el niño, es desinfectándolos mediante una limpieza con peróxido de hidrógeno o agua oxigenada. Eso sí, recuerda que después de limpiarlos con esta solución deberás enjuagarlos muy bien con agua por seguridad.

15. Blanqueamiento de Uñas

Con las manos realizamos cientos de acciones diarias, y nuestras uñas pueden llegar a tener una apariencia mejorable. Para lograr que éstas obtengan un tono más blanco de forma fácil y rápida, utiliza el agua oxigenada. Tan solo tienes que empapar una bola de algodón y frotar tus uñas con ella.

¡Utiliza el Agua Oxigenada como Remedio!

¿Conocías todos estos usos del agua oxigena o peróxido de hidrógeno? Seguro que tú también tienes tus propios remedios con este producto. ¿Los compartes con nosotros en los comentarios?