12 Beneficios de las Almendras que Harán que Quieras Incluirlas en tu Dieta

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (9 votos)
Cargando…

Las almendras son uno de los frutos secos más consumidos en todo el mundo. Y no solo porque están riquísimas, que también, sino porque poseen grandes beneficios para nuestra salud. Las almendras nos ayudarán a mantener una buena salud y, además, también pueden ser usadas de manera cosmética. ¡Este maravilloso alimento sirve para todo!

¿Quieres conocer todas sus propiedades? No te pierdas el siguiente artículo.

¿Qué Contienen las Almendras?

Aunque técnicamente están consideradas un fruto seco, las almendras son realmente semillas, ya que se encuentran dentro del fruto del almendro. Sin embargo, tanto su composición como sus propiedades son las de un fruto seco, y por eso se les considera como tal.

Las almendras no solo están deliciosas, sino que tienen un perfil nutricional estupendo. Son ricas en vitaminas B y E, ácido fólico, muchos aminoácidos esenciales y minerales importantes como magnesio, cobre, calcio, potasio, fósforo, zinc y hierro. Además, también contienen proteínas de alta calidad, fibra y ácidos grasos monoinsaturados.

A causa de estos últimos, deberemos comerlas con moderación, ya que poseen bastantes calorías. Sin embargo, comer hasta 20 almendras al día (como máximo) nos aportará grandes beneficios para la salud, e incluso nos ayudarán a bajar de peso.

Podemos tomar las almendras de muchas maneras, como crudas, o en forma de harina de almendras, leche de almendras o mantequilla de almendras. Eso sí, no es recomendable tomarlas fritas ni saladas, ya que sus calorías se incrementan y su valor nutricional disminuye. Finalmente, también podemos encontrar aceite de almendras, especialmente beneficioso para usar de manera tópica.

12 Beneficios que las Almendras Aportan a tu Organismo

Como acabamos de ver, las almendras poseen un perfil nutricional muy completo, que las dota de unas propiedades magníficas para mejorar la salud de nuestro organismo. Entre sus beneficios más destacados encontramos los siguientes:

  1. Reducen el colesterol malo: Las almendras son ricas en grasas monoinsaturadas y fibra, nutrientes muy beneficiosos para reducir los niveles de colesterol LDL o “colesterol malo”. Tomar entre 7 y 20 gramos de almendras diarias te ayudará a reducir el colesterol de una manera saludable.

  2. Mejoran la circulación sanguínea: Las almendras son ricas en magnesio, que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo, protegiendo así órganos tan importantes como el corazón o los riñones. Además, al mejorar la circulación sanguínea también estamos incrementando el aporte de oxígeno y nutrientes a través de todo el cuerpo.

  3. Protegen el corazón: Las almendras poseen muchos nutrientes que mejoran la salud del corazón, como las grasas monoinsaturadas o la vitamina E, que ayudan a reparar los tejidos dañados, previniendo así el desarrollo de enfermedades del corazón. Además, tanto sus beneficios para reducir el colesterol como para mejorar la circulación sanguínea contribuyen a reducir la presión arterial alta, uno de los factores de riesgo para padecer un ataque cardíaco.

  4. Equilibran el azúcar en sangre: Gracias a sus grasas saludables y a su riqueza en vitaminas, minerales y fibra, las almendras son ideales para equilibrar los niveles de glucosa en sangre. Esto puede ayudar a prevenir el desarrollo de la diabetes, y también contribuirá al control de la enfermedad a los que ya la padecen.

  5. Mejoran la capacidad intelectual: Las almendras son ricas en vitamina E y también contienen zinc y magnesio, nutrientes esenciales para la salud cerebral. Su capacidad antioxidante contribuirá a proteger las células cerebrales del daño provocado por los radicales libres, además de ayudar a regenerar y reparar las células dañadas. Es por eso que las almendras son buenas aliadas para mejorar la capacidad de atención, de resolución de problemas y la memoria, además de prevenir el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como el parkinson o el alzheimer.

  6. Ayudan a perder peso: Pese a que las almendras contienen bastantes calorías, comerlas moderadamente puede ayudarnos a adelgazar. ¿Cómo es esto posible? Gracias a su contenido en fibra, proteínas y grasas monoinsaturadas, las almendras pueden hacerte sentir saciado durante más tiempo, evitando que comas en exceso o que piques entre horas. Además, sus vitaminas del grupo B y su contenido en zinc también te ayudarán a controlar los antojos dulces.

  7. Previenen el cáncer: Gracias a sus grasas saludables, las almendras son muy beneficiosas para prevenir el cáncer. Además, sus propiedades antioxidantes combaten los radicales libres, evitando así las alteraciones celulares que pueden derivar en cáncer. Por otra parte, gracias a su contenido en fibra las almendras también son muy eficaces para prevenir cánceres relacionados con el aparato digestivo, como el cáncer de estómago o de colon.

  8. Son ideales para mujeres embarazadas: Las almendras contienen ácido fólico, un nutriente esencial para todo el mundo pero, en especial, para las mujeres embarazadas. El ácido fólico contribuye a un crecimiento sano de las células y los tejidos del futuro bebé, previniendo así defectos de nacimiento o defectos congénitos, sobre todo en la zona cerebral.

  9. Mejoran la digestión: La fibra que contienen las almendras nos ayuda a mejorar la digestión, previniendo así problemas estomacales como la indigestión o el estreñimiento. Además, sus aceites saludables neutralizan los ácidos estomacales, previniendo así la acidez.

  10. Fortalecen los huesos: Las almendras contienen calcio, fósforo, magnesio y manganeso, todos ellos nutrientes esenciales para mantener la salud ósea. Estos minerales contribuirán a fortalecer los huesos para evitar posibles roturas e incluso a prevenir problemas relacionados con la edad, como la osteoporosis. Las almendras también ayudarán a bebés y niños, para que sus huesos se desarrollen fuertes y sin problemas.

  11. Mantienen la piel sana: Las almendras tienen propiedaes antioxidantes, que combaten a los radicales libres, responsables del deterioro celular, que provoca que aparezcan prematuramente signos de envejecimiento como manchas, líneas de expresión o arrugas. Además, su riqueza en vitamina E también te ayudará a mantener una piel hidratada y flexible, además de protegerla de los rayos ultravioleta del sol. Además de comer almendras, también puedes usar su aceite de manera tópica, para mantener tu piel tersa y radiante.

  12. Mejoran la salud del cabello: Gracias a su riqueza en vitamina E, y a su contenido en otros nutrientes esenciales como biotina, manganeso, cobre, zinc y ácidos grasos, las almendras son ideales para la salud del cabello. Además de proporcionarle a tu pelo brillo y volumen, las almendras te ayudarán a combatir la caspa, la caída del cabello y la picazón en el cuero cabelludo a causa de la sequedad. A parte de comer almendras, usar aceite de almendras a modo de mascarilla será muy beneficioso para tu pelo.

¡Incluye las Almendras en tu Dieta!

Ya has visto las maravillosas propiedades que poseen las almendras. Además, ¡están riquísimas! Puedes comerlas sin más, o añadirlas a tus platos como ensaladas, guisos o salsas. Además, no te olvides de usarlas a modo de cosmético para que tu piel y tu cabello luzcan radiantes y sanos.

¿Conoces algún otro beneficio de las almendras? ¿Quieres compartir con nosotros alguna deliciosa receta que las contenga? ¡Déjanos un comentario!