7 Beneficios de Incluir Alimentos Ricos en Antioxidantes en tu Dieta Habitual

misremedios.com
Beneficios antioxidantes

Las células del cuerpo humano cuerpo están expuestas constantemente a la acción de los radicales libres que producen su oxidación y la aparición de una serie de efectos negativos en el organismo.

Para combatir estos ataques, tu cuerpo necesita unas sustancias llamadas antioxidantes que son capaces de frenar estos efectos y de mejorar la capacidad de respuesta de tu sistema inmunológico frente a diversas enfermedades.

Si quieres saber cuáles son los alimentos más ricos en este tipo de sustancias y los beneficios que pueden aportarte, no dejes de leer este artículo.

Libro 365 Remedios Naturales

¿Qué son los antioxidantes y por qué es tan importante incluirlos en tu dieta habitual?

Los antioxidantes son moléculas que son capaces de frenar el proceso de oxidación que sufre tu cuerpo como consecuencia de la acción de los radicales libres. Los radicales libres son los responsables de la oxidación, y hacen que las células se desgasten y se deterioren, produciendo su muerte en algunos casos. Cuando las células se deterioran, pueden producir daños en la piel, los órganos y los demás tejidos de tu cuerpo.

Cuando incluyes alimentos ricos en antioxidantes en tu dieta habitual, le estás facilitando a tu cuerpo la capacidad de auto-regenerarse y de prevenir el envejecimiento prematuro, ayudando de esta forma a que tu organismo goce de una buena salud y belleza y reduciendo las posibilidades de enfermar.

Beneficios antioxidantes

¿Qué tipos de antioxidantes hay?

Hay una gran cantidad de antioxidantes y no todos actúan de la misma manera sobre tu organismo, aunque lo más importante es que proporciones a tu cuerpo una buena cantidad de estas sustancias al día para que tenga la energía y fuerza suficiente que necesita para realizar sus funciones habituales.

Además de vitaminas como la E y la C, minerales como el selenio, el zinc y el cobre o aminoácidos como la cisteína, hay otros grupos de antioxidantes muy importantes que te voy a contar a continuación, y los alimentos en los que los puedes encontrar:

    • Catequinas: estos antioxidantes tienen la capacidad de activar las enzimas del hígado, que son las responsables de eliminar las toxinas. Puedes encontrarlas principalmente en el té verde, ya que es su principal compuesto. Además, tiene buenas propiedades para prevenir enfermedades como la artritis.
    • Sulforano: este antioxidante te ayuda a desintoxicar tu organismo, y su propiedad más importante es la de eliminar los agentes cancerígenos que se puedan encontrar en algunos tipos de tumores. Puedes encontrar una buena fuente en alimentos como las coles de Bruselas, el rábano, el berro, la coliflor y el brócoli.
    • Resveratrol: este antioxidante actúa sobre las enzimas encargadas de regular la acción de algunos genes y retrasar el envejecimiento. Puedes encontrar este componente en las uvas, el vino tinto, los arándanos, las frambuesas, las ostras, los cacahuetes y las nueces, entre otros.
    • Licopeno: se considera uno de los más importantes ya que es bueno para prevenir el cáncer y para mejorar la circulación de la sangre evitando así los problemas cardiovasculares. Lo puedes encontrar sobre todo en el tomate y en la sandía, ya que precisamente es el que les aporta su característico color rojo.
    • Quercetina: la principal propiedad de este antioxidante es que resulta ser un buen protector hepático, aunque también ayuda a prevenir el asma, es un gran vasodilatador, reduce considerablemente los niveles de azúcar en la sangre y previene las enfermedades cardiovasculares. Lo puedes encontrar con facilidad en el té verde, el mosto de uva y la cebolla.
    • Limoneno: es el que produce el olor característico de la naranja y el limón, y lo puedes encontrar en la cáscara de estos cítricos. Su principal propiedad es que es capaz de reducir el riesgo de padecer de infarto, hipertensión, cataratas, algunas enfermedades degenerativas así como ciertos tipos de cáncer.
    • Flavonoides: te ayudarán a prevenir enfermedades cardiovasculares, enfermedades degenerativas o cáncer. Puedes encontrarlo en frutas como las manzanas
    • Ácido elágico: es un potente antioxidante que también tiene propiedades hemostáticas y antitumorales. Puedes encontrarlo en frutas como los aránadanos y en frutos secos como las nueces, almendras y avellanas.

.

Como habrás podido ver, estos antioxidantes los puedes encontrar con mayor facilidad en frutas y verduras frescas, así como en algunos frutos secos o legumbres. Pero te voy a contar ahora los mayores beneficios que puede aportar a tu salud que incluyas estos alimentos ricos en antioxidantes en tu dieta habitual.
Beneficios antioxidantes

Beneficios de los antioxidantes para tu salud

A continuación te voy a contar los 7 principales beneficios de incluir los suficientes antioxidantes en tu dieta habitual. Recuerda que una dieta sana y equilibrada es esencial para gozar de buena salud, y que las frutas y verduras frescas deben estar presentes en tu dieta diaria para obtener estos y otros beneficios:

1. Te ayudan a luchar contra la oxidación y la acción de los radicales libres

Como ya te he adelantado antes, los antioxidantes son sustancias que combaten los efectos de los radicales libres y luchan contra la oxidación que sufren las células de tu cuerpo.

Acciones como fumar, beber alcohol, el efecto de la contaminación , infecciones, estar expuesto a sustancias tóxicas radiaciones, e incluso la luz solar, pueden hacer que los radicales libres actúen sobre tu organismo produciéndole a la larga perjuicios.

Precisamente, los antioxidantes lo que hacen es inhibir su acción y mantenerla en unos bajo niveles, minimizando de esta manera los riesgos sobre tu salud.

2. Refuerzan tu sistema inmunológico

Un buen ejemplo de antioxidantes es la vitamina C, que tiene la capacidad de prevenir y reducir las consecuencias de los los resfriados gracias a su acción sobre el sistema inmunológico.

Aunque la mayoría de las frutas y verduras proporcionan un poco de esta vitamina, no te olvides de incluir en tu dieta cítricos como el limón o la naranja, los kiwis, las fresas, los tomates y el pimiento rojo, que es una de las verduras que más vitamina C contiene.

También la vitamina A es necesaria para un sistema inmunológico saludable, y por eso, no te olvides de incluir en tu dieta alimentos con carotenoides como las frutas de color amarillo, naranja o rojo así como verduras y hortalizas como la calabaza, los tomates, las zanahorias, el melón y la sandía.

3. Te ayudan a luchar contra el envejecimiento

Los antioxidantes presentes en algunos alimentos te protegerán contra algunos signos de envejecimiento como la aparición de las arrugas prematuras y contra algunos de los efectos degenarativos que producen las enfermedades relacionadas con la edad, como combatir la pérdida de algunas funciones cerebrales que se asocian al envejecimiento.

En este caso, son especialmente importantes los antoxidantes que se encuentran en los arándanos, fresas y espinacas entre otros alimentos que te ayudarán a combatir estos efectos.

4. Te protegen frente a enfermedades cardíacas

Los antioxidantes juegan un papel muy importante en la prevención de enfermedades cardíacas y te pueden ayudar a reducir el riesgo de muerte por enfermedades relacionadas con el corazón.

En este caso, cuantas más frutas y verduras frescas incluyas en tu dieta, mejor.
Beneficios antioxidantes

5. Protección frente al cáncer

La acción de los radicales libres puede conducir a la larga a la aparición de cáncer, por lo que aquí tienes otra razón de peso para incluirlos en tu dieta.

El betacaroteno es una forma de vitamina A que se encuentra en vegetales y algunas frutas de color amarillo o anaranjado y posee un efecto protector contra el cáncer de pulmón. Gracias al licopeno que contienen los tomates y algunas frutas como la sandía y el pomelo, reducirás el riesgo de padecer cáncer de próstata.

Para protegerte frente a la aparición de tumores, te interesa tomar antocianinas que podrás encontrar en frutas y verduras de color rojo y azul-morado, así como compuestos fenólicos, que podrás encontrar en las frutas cítricas en los cereales y en las legumbres.

La luteína está presente en vegetales de hoja verde, y te ayudará a reducir el riesgo de padecer cáncer de mama. Por otro lado, la vitamina C también te ayudará a protegerte contra el cáncer oral, de estómago, esófago, recto, páncreas y el cáncer cervical.

Por último, no puedes olvidarte del selenio, que tiene el poder de reducir el crecimiento de los tumores, y está vinculado a una menor tasa de muerte por cáncer de próstata, pulmón y colon. Algunos ejemplos de buenas fuentes de selenio puedes encontrarlas en verduras, frutos secos y semillas, además de en algunas frutas como las ciruelas, uvas y melones, entre otras.

6. Reducen la inflamación

Algunos antioxidantes también son capaces de reducir la inflamación al mejorar la circulación sanguínea y el metabolismo de las células.

Para este caso, son muy buenos los antioxidantes que se encuentran en frutas comos los limones y naranjas, y en hortalizas como las zanahorias y los pepinos. Incluso los que se encuentran en algunas especias como la cúrcuma o el jengibre, son excelentes para tratar la inflamación.

7. Mejoran el estado de la piel

Los antioxidantes te ayudarán a revertir los signos de la edad en tu piel mejorando su firmeza y retrasando la aparición de arrugas prematuras, además de mejorar determinadas dolencias como el acné o el daño que sufre la piel por causa de los rayos solares.

No te olvides de incluir en tu dieta frutas como arándanos, frambuesas, fresas, moras, kiwis, sandía y verduras y hortalizas como el brócoli, judías verdes, tomates, cebollas, pimientos y apio, entre otras.
Beneficios antioxidantes

¿Quieres añadir algo más?

Aunque hay muchos más alimentos ricos en antioxidantes y muchos más beneficios, hoy te quería mostrar la importancia de incluirlos en tu dieta habitual, aunque seguro que tú quieres aportar algún dato más para animarnos a incluir estos alimentos a diario. ¿Me lo quieres contar?