Descubre los Múltiples Beneficios de la Sandía, la Fruta del Verano

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (3 votos)
Cargando…

Refrescante y dulce, la sandía es una de las mejores frutas para la época veraniega. Suele gustar a todos los miembros de la familia, desde los más pequeños hasta los más grandes, y además es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales.

¿Conoces todos y cada uno de los beneficios que aporta la sandía a nuestra salud? En este artículo te los contamos todos. ¡Quédate con nosotros!

Sandía: La Fruta del Verano

¿Sabías que aproximadamente el 92% de la sandía está compuesta por agua? Eso sin duda la convierte en una de las frutas más refrescantes que hay. Su famoso rojo se debe a que es una fruta rica en licopeno, el colorante que la tiñe de este color, y que también podemos encontrar en otras frutas como los tomates, por ejemplo. Pero el licopeno no solo le otorga color, sino que además al ingerirlo se convierte en un potente antioxidante que puede ayudarnos a prevenir muchas enfermedades.

sandia7

Su sabor dulce es otra de las características propias de esta fruta, que es uno de los alimentos estrella del verano. Pero no solo son estas las cualidades que nos atraen de ella, sino que además está llena de nutrientes, entre ellos vitaminas y minerales. La sandía tiene desde vitamina C, hasta calcio, magnesio, fibra o potasio.

Pero ¿para qué pueden servirnos todos estos nutrientes? ¿Qué razones existen para que finalmente nos decidamos por incluir esta refrescante fruta en nuestra dieta? ¡Vamos a descubrirlo!

Los 11 Beneficios de la Sandía

A continuación, te presentamos los beneficios que te convencerán de incluir definitivamente la sandía en tu dieta. ¡Veamos cuáles son!

  1. Nos ayuda a controlar la presión arterial alta. La sandía contiene una buena cantidad de potasio y magnesio, dos nutrientes de gran importancia para mantener regulada nuestra presión arterial. Gracias al potasio se libera la tensión de los vasos sanguíneos y se estimula el aumento del flujo sanguíneo, reduciendo el estrés sobre nuestro sistema cardiovascular.

    Y con los carotenoides, los responsables de que la sandía tenga ese color rojizo, también estamos fortaleciendo nuestras paredes arteriales y venas, para que así se reduzca la presión arterial y la prevención de coágulos de sangre, de forma que ayudamos a prevenir los derrames cerebrales o los ataques cardíacos.

    sandia

  2. Cuida tu corazón. Gracias al alto contenido en potasio de la sandía nuestro corazón estará más protegido para combatir las enfermedades del corazón y ayudaremos a mantenerlo sano. Como te decíamos antes, también contiene licopeno, así como betacaroteno y vitamina C que nos ayudarán a reducir el colesterol y prevenir problemas cardíacos. Ya sabes que si quieres mantener tu corazón sano es esencial que huyas del colesterol y que tu dieta sea rica en antioxidantes, algo que sin duda cumple esta refrescante fruta.

  3. Es rica en antioxidantes y antiinflamatoria. La sandía contiene grandes antioxidantes como la vitamina C y diversos flavonoides que nos ayudarán a mantener nuestro estado de salud y prevenir muchas enfermedades. Esto ocurre porque los antioxidantes son los encargados de luchar contra los radicales libres, que pueden ser responsables de causar dolencias como inflamación, artritis reumatoide, asma o ataques cardíacos, entre otros. 

    Comer sandía también puede proteger nuestra piel del daño producido por los rayos ultravioletas del sol, y de muchos contaminantes atmosféricos que son nocivos y tóxicos. Esto sin duda puede ayudarnos a prevenir el envejecimiento prematuro.

    Su contenido en vitamina C ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico, protegiéndolo de alergias estacionales e infecciones comunes.

    sandia4

  4. Nos ayuda a perder peso. La sandía no contiene apenas calorías, y tampoco grasa ni colesterol, por lo que va a ser un gran aliado si nuestro objetivo es perder peso y adelgazar. Además, al tener un alto contenido en agua, eso conseguirá que nos saciemos rápidamente.

  5. Mantiene hidratado nuestro cuerpo. Como ya te lo comentábamos antes, más del 90 por ciento de esta fruta está compuesta por agua, y eso nos ayudará a mantener nuestra sed saciada y nuestro cuerpo hidratado. Las sales de calcio, el magnesio, el potasio y el sodio que contiene la sandía nos ayudan a mantener hidratada nuestra piel y reducen el riesgo de deshidratación. Por esta razón, plantéate comer un par de cortadas al día, o beber un vaso de zumo de sandía, porque seguro que tu cuerpo te lo agradece.

  6. Cuida la salud de nuestros ojos. La sandía es una excelente fuente de betacaroteno, el cual una vez ingerido se convierte en vitamina A y nos ayuda a mantener nuestros ojos sanos. Junto con el licopeno, nos protegerá dela degeneración macular, la ceguera nocturna y otros problemas de la vista asociados a la edad. Por no hablar de que su contenido en vitamina C también nos ayudará en este propósito.

    sandia3

  7. Mantiene tus riñones sanos y tiene propiedades depurativas. La sandía actúa como diurético natural, lo cual resulta muy beneficioso para nuestros riñones. La sandía favorecerá la eliminación de toxinas nocivas limpiando así nuestro hígado, estimulando el correcto funcionamiento de nuestros riñones y disminuyendo la cantidad de ácido úrico en la sangre.

  8. Mejora nuestro estado de ánimo. La sandía no solo tiene beneficios para nuestro cuerpo, sino que también posee beneficios para nuestra mente y así mejorar nuestro estado de ánimo, gracias a su alto contenido en vitamina B6. Además, al tener también vitamina C nos protege del daño producido por los radicales libres, que son los responsables de contribuir al deterioro cognitivo, la irritabilidad o la depresión.

    Comer sandía equilibra nuestras hormonas, y si la incorporamos a nuestra dieta de forma regular podemos ayudar a que nuestro estado de ánimo mejore, reduzcamos el estrés y combatamos la ansiedad y la depresión.

  9. Previene el cáncer. El licopeno que contiene la sandía es un antioxidante muy ligado a la prevención de diferentes tipos de cáncer, entre ellos el cáncer de próstata, de mama, de pulmón y de colon, entre otros. Por eso es importante consumir de forma regular la sandía, ya que estaremos brindando a nuestro cuerpo de una buena protección contra esta enfermedad.

    sandia5

  10. Mejora nuestra vida sexual. La arginina que contiene la sandía es beneficiosa para combatir la disfunción eréctil, y además ayuda a aumentar la libido, por lo que puede ayudarnos a mejorar nuestra vida sexual.

  11. Te da un empujón de energía. Al ser rica en vitamina B6, la sandía nos ayuda a incrementar nuestros niveles de energía. También por su contenido en magnesio, potasio, vitamina C y betacaroteno, los cuales son todos ingredientes que nos brindan energía de forma natural. Por lo tanto, si necesitas un empujón de fuerzas, comer una tajada de sandía te ayudará a conseguir tu propósito.

Formas de Consumir la Sandía

Puedes comértela en tajadas o cortarla en forma de cubitos. Otra forma de consumirla que probablemente te encantará es en forma de refrescante batido. ¿Y por qué no? ¡También en una ensalada de frutas!

sandia2

Además aunque estemos acostumbrados a comernos solo la carne roja de esta fruta que es la más jugosa y dulce, sus semillas y su cáscara también son comestibles y muy ricas en nutrientes.

¡Disfruta Este Verano de la Sandía!

Ahora que has descubierto que además de estar riquísima y de ayudarte a refrescarte en los días más calurosos, tiene múltiples beneficios ¿te animas a incluirla en tu dieta?

¿Cuál es tu manera favorita de consumirla? ¡Cuéntanoslo!

sandia8

Disfruta de una vida alejada de los dolores

Descubre los hábitos, prácticas y remedios que te ayudarán a que tanto tú como aquellos a los que más quieres podáis disfrutar de una vida alejada de los dolores y molestias más comunes gracias a este libro físico de más de 200 páginas.