Conoce los Beneficios que la Vitamina C Aporta a tu Cuerpo

misremedios.com

La vitamina C es uno de los nutrientes esenciales para nuestro cuerpo. Su deficiencia puede provocar problemas graves de salud, por lo que es imprescindible en cualquier dieta sana y equilibrada.

En este artículo podrás conocer todos sus beneficios, qué problemas podemos padecer si carecemos de los niveles óptimos de esta vitamina, y cómo incorporarla a nuestra dieta a través de los alimentos más ricos en ella. ¡No te lo pierdas!

Libro Remedios Caseros

¿Qué Propiedades Tiene la Vitamina C?

La vitamina C es un gran antioxidante, importante para conservar una buena salud. De hecho, la vitamina C es un nutriente esencial para nuestro cuerpo. Es imprescindible para un crecimiento y desarrollo normales.

Además, la vitamina C es esencial en la formación del colágeno, una proteína encargada de mantener unidos todos los tejidos de nuestro cuerpo, como músculos, órganos, ligamentos, tendones, la piel e incluso los huesos. El colágeno crea unas fibras que básicamente se encargan de mantener toda nuestra estructura corporal unida.

La carencia de vitamina C puede provocar diversos problemas de salud importantes como:

La vitamina C no se acumula en nuestro cuerpo, es por eso que necesitamos ingerirla diariamente para no sufrir deficiencias de esta vitamina.

9 Beneficios de la Vitamina C

La vitamina C es un nutriente esencial que requerimos incluir en nuestra dieta, ya que nuestro cuerpo no es capaz de producirla. Además, no se almacena en nuestro organismo, por lo que necesitamos ingerir diariamente cierta cantidad de vitamina C (80-90 mg./día) para no sufrir carencias que puedan provocarnos problemas de salud. Pero no te preocupes, es sencillo alcanzar esta cantidad. Simplemente tomando una dieta rica en frutas y verduras no tendrás ningún problema.

Los beneficios de la vitamina C son muy importantes:

  1. Reduce la presión arterial: La vitamina C mejora la flexibilidad de los vasos sanguíneos y ayuda a dilatarlos, mejorando así la circulación sanguínea. Gracias a esto, la presión arterial alta disminuye, protegiéndonos así contra problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Mantener una presión arterial normal también nos ayudará a cuidar nuestros riñones, ya que se encargan de filtrar la sangre y soportar una tensión demasiado elevada podría causarnos problemas renales.

  2. Fortalece el sistema inmunológico: La vitamina C fortalece el sistema inmunológico, protegiendo así a nuestro organismo contra agresiones externas. Gracias a esto nuestro cuerpo puede ser mucho más resistente contra infecciones bacterianas, víricas o fúngicas. Es especialmente beneficiosa para prevenir y tratar infecciones leves, como por ejemplo el resfriado o la gripe.

  3. Mejora la salud de la piel: Como te comentaba antes, la vitamina C es vital en la formación del colágeno, un compuesto esencial para el desarrollo y reparación de la piel. Además, esta vitamina también es un poderoso antioxidante. Los antioxidantes combaten a los radicales libres, que son los responsables del deterioro celular. Este deterioro causa la aparición de los signos de la edad en la piel, como las arrugas o las manchas, ya que pierde tonicidad y elasticidad. Por eso, gracias a la vitamina C podrás conservar una piel mucho más joven y tersa durante más tiempo.

  4. Fortalece los huesos: El colágeno del que te hablaba no solo está presente en los tejidos del cuerpo sino también en los huesos. Es por eso que la vitamina C ayuda a fortalecer los huesos y a prevenir posibles fracturas. Además, gracias a este fortalecimiento de los huesos podemos prevenir enfermedades como la osteoporosis.

  5. Combate la anemia: La vitamina C es necesaria para absorber adecuadamente el hierro, un mineral imprescindible para muchas funciones vitales como, por ejemplo, transportar el oxígeno a todo nuestro organismo. La anemia ferropénica (por déficit de hierro) es la más común de las anemias, y puede ser muy peligrosa en según qué grados. Por eso, tomar vitamina C te ayudará a asimilar mejor este mineral esencial para el buen funcionamiento del cuerpo.

  6. Mejora la salud ocular: Las propiedades antioxidantes de la vitamina C ayudan a proteger nuestros ojos de problemas oculares degenerativos. Además, al actuar como un vasodilatador natural, la vitamina C contribuye a mejorar el flujo sanguíneo en los ojos. Esto puede ayudarte a prevenir problemas oculares como por ejemplo la degeneración macular relacionada con la edad o las cataratas.

  7. Mejora la salud bucal: La vitamina C es importante para nuestra salud bucal porque proporciona fortaleza a nuestras encías y las mantiene sanas, previniendo así problemas como la gingivitis. Mantener unas encías saludables será indispensable para conservar los dientes a largo plazo.

  8. Reduce el dolor articular: El colágeno es esencial para mantener unido nuestro cuerpo, y esto es especialmente importante en las articulaciones. Una carencia de colágeno puede causar inflamación y dolor articular. Gracias a la vitamina C podrás ayudar en la producción de colágeno de tu cuerpo, aliviando así posibles problemas articulares provocados por este motivo.

  9. Previene el cáncer: Gracias a su poder antioxidante, la vitamina C combate los radicales libres, responsables del deterioro celular. Este deterioro de las células puede provocar su mutación, lo que podría derivar en cáncer. Es por eso que tomando vitamina C podemos prevenir que estas células muten en células cancerígenas.

15 Alimentos que Contienen Vitamina C

Ahora que ya has visto la gran cantidad de beneficios que aporta la vitamina C a tu organismo, seguro que te estás preguntando cuáles son los mejores alimentos para conseguir esta vitamina tan impresionante, ¿verdad?

Se suele pensar que la vitamina C solamente se encuentra en las frutas cítricas, como naranjas, limones o pomelos. Sin embargo, podemos encontrar esta fantástica vitamina en muchas otras frutas y también en multitud de verduras. Es por eso que si tomas una dieta rica en frutas y verduras no vas a tener ningún problema a la hora de incorporar la cantidad diaria necesaria de vitamina C en tu organismo.

A continuación encontrarás una lista con los alimentos más ricos en vitamina C:

  1. Papaya
  2. Pimientos (sobre todo los rojos)
  3. Brócoli
  4. Kiwi
  5. Fresas
  6. Naranjas
  7. Pomelo
  8. Grosellas y otros frutos rojos
  9. Coles de bruselas
  10. Coliflor
  11. Piña
  12. Melón
  13. Col rizada o kale
  14. Perejil
  15. Guayaba

¡Aumenta la Vitamina C de tu Cuerpo!

Como has podido ver la vitamina C es muy importante para la salud de nuestro organismo, y su carencia puede provocar problemas graves. Lo mejor es que tomando una dieta sana y equilibrada, rica en frutas y verduras, no tendremos ningún problema a la hora de incorporarla a nuestra vida cotidiana. Así que no esperes más, ¡y disfruta de la vitamina C en tu dieta!

¿Conoces algún beneficio más de la vitamina C? ¿Quieres compartir con nosotros alguna receta rica en esta fantástica vitamina? ¡Te escuchamos!