Combate la Cistitis con 10 Remedios Naturales

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (3 votos)
Cargando…

Las infecciones de las vías urinarias más comunes son las producidas por bacterias, como en el caso de la cistitis.

Lo más importante es combatirla en cuanto aparecen los primeros síntomas , para evitar que el cuadro empeore y no tener que recurrir a antibióticos, siempre y cuando sea posible.

¿Quieres conocer los mejores remedios para prevenir y combatir la cistitis de una forma natural? ¡No dejes de leer este artículo!

Libro Aliviar Dolores

¿Qué Es la Cistitis?

Los riñones filtran la sangre y se va formando la orina con las sustancias de deshecho. Así, la orina se va almacenando en la vejiga y después tiene que ser expulsada del cuerpo a través de la uretra. En algunas ocasiones, pueden aparecer bacterias en la vejiga que se quedan adheridas a sus paredes, produciéndose la cistitis, que es una infección que puede aparecer acompañada de una sensación de ardor, dolor en el bajo vientre y la sensación de necesitar orinar frecuentemente.

Otros síntomas que pueden aparecer con la cistitis son dolor al orinar, la aparición de una orina muy espesa y oscura, con olor, que puede ir acompañada de sangre o de pus, e incluso de fiebre en algunos casos.

La cistitis puede aparecer indistintamente en el hombre y en la mujer, pero es más frecuente que aparezca en la mujer porque la uretra es más corta en el cuerpo femenino, por lo que las bacterias necesitan recorrer menos distancia para llegar hasta la vejiga. Además, las mujeres tienen más probabilidad de contraer esta infección que los hombres si la higiene es incorrecta porque es más fácil que las bacterias entren en la uretra al estar esta más cerca del ano y de la vagina.

 

Consejos para Prevenir la Cistitis

No hay mejor remedio que una buena prevención, por lo que te interesa conocer estos consejos que puedes poner en práctica desde hoy mismo:

1. Bebe al menos dos litros de agua al día.

Este consejo es válido para evitar muchas enfermedades, y en este caso, esta cantidad de agua hará que elimines con la orina las sustancias de deshecho de tu organismo evitando que las bacterias se queden alojadas en la vejiga produciendo una posible infección.

2. Utiliza ropa interior de algodón.

El algodón es el tejido que mejor transpira y evita que el sudor que pudiera producirse en la zona se convierta en un foco donde proliferen bacterias que puedan entrar en contacto con el tracto urinario. Además, es aconsejable evitar el uso de prendas ceñidas y ropa sintética por la zona genital que no deje transpirar.

En el caso de las mujeres, es preferible que utilicen prendas holgadas que permitan airear la zona y en el caso de los hombres es preferible la ropa interior de algodón holgada a los boxer que quedan más pegados.

3. Evita las bebidas alcohólicas y excitantes.

Las bebidas alcohólicas pueden resultar muy irritantes para la vejiga, por lo que están totalmente desaconsejadas en caso de padecer cistitis.

Ocurre lo mismo con bebidas excitantes como el café, té o los refrescos que contengan cafeína, dado que pueden resultar irritantes de las vías urinarias y producir más dolor.

Tampoco son recomendables si tienes alguna otra infección en la vejiga que tarde tiempo en sanar.

4. No te aguantes las ganas de orinar.

Si tienes necesidad de orinar, no esperes demasiado para ir al baño a orinar, por dos motivos principalmente. Primero porque la vejiga necesita expandirse y luego no tendrá la fuerza suficiente para eliminar toda la orina, y segundo porque cuando la orina se encuentra retenida durante más de dos o tres horas las bacterias pueden multiplicarse y causar infección.

Además, es muy importante orinar antes y después de mantener relaciones sexuales, para evitar que las bacterias suban por el tracto urinario y se alojen en la vejiga.

5. Utiliza jabones neutros.

Es preferible que utilices jabones neutros para lavar la zona, y procura lavarte siempre de delante hacia atrás para evitar que las bacterias del ano o de la vagina, en el caso de las mujeres, entren en contacto con la uretra. Para secarte, recuerda siempre hacerlo en la misma dirección, de delante hacia atrás. Aproximadamente, el 80% de las bacterias que provocan infecciones urinarias provienen de las heces.

Además, conviene que en tu aseo diario te duches en lugar de darte un baño, dado que en el caso del baño, las bacterias que pudieran encontrarse en la bañera podrían entrar en contacto con las vías urinarias. No son recomendables las duchas vaginales, por lo que te conviene evitarlas.

6. Evita el estreñimiento.

Procura combatir el estreñimiento y no pospongas la hora de evacuar, ya que la acumulación de heces podría colonizar los tejidos cercanos al tracto urinario y provocar una infección.

7. Evita el uso de diafragamas, tampones…etc.

El diafragma presiona la uretra y dificulta el vaciado de la vejiga, por lo que si su utilización está asociada a la aparición de infecciones, te convendría reconsiderar otros métodos anticonceptivos alternativos para evitar las infecciones.

Lo mismo ocurre con el uso de tampones, si la aparición de infecciones es más frecuente durante la época menstrual por la utilización de tampones, te convendría valorar su utilización.

8. Evita la utilización de salvaslips a diario.

Los protectores tipo salvaslips, limitan la transpiración de la zona y favorecen la aparición de humedad en la misma, por lo que pueden ser un foco de proliferación de bacterias que pueden provocar infección después. Por eso, no es conveniente utilizarlos a diario para permitir a la zona que respire.

9. No te quedes con ropa mojada.

Después de bañarte o hacer deporte, procura cambiarte el bañador o la ropa de deporte por ropa seca, ya que, si te quedas con esa humedad pegada al cuerpo, estás aumentando las probabilidades de sufrir una infección.

infeccion-orina-chica-menstruacion

Remedios Naturales para Combatir la Cistitis

Ante la primera señal o síntoma de infección, tienes que tomar mucho líquido, y sería bueno que tomaras al menos un vaso de agua cada hora. Pero además, puedes combinar con alguno de estos remedios que te voy a dar a continuación para hacer que la infección desaparezca lo antes posible:

1. Zumo de arándano rojo

El arándano rojo tiene muy buenas propiedades para evitar que las bacterias se adhieran a las paredes de la vejiga, por lo que resulta estupendo tanto para prevenir como para tratar la cistitis una vez que ha hecho su aparición.

Para beneficiarte al máximo de sus propiedades, sería conveniente que consumieras el zumo de arándanos recién hecho, para conservar todas sus vitaminas y componentes sin alterar.

La cantidad ideal es beber unos tres vasos de zumo de arándanos rojos al día para prevenir la aparición de esta dolencia y para acelerar la recuperación en caso de que haya hecho ya su aparición.

2. Zumo de moringa

La moringa tiene un importante valor medicinal, y todas las partes de este árbol se han aprovechado tanto por sus usos culinarios como medicinales.

En este caso, tienes que mezclar tres tazas de jugo de moringa junto con media taza de agua de coco, y tomar un vaso de esta mezcla hasta cuatro veces al día para notar lo efectos.

3. Jugo de rábano

Las propiedades antibióticas y diuréticas del rábano hacen de esta hortaliza un buen aliado para combatir la cistitis y ayudar a tu organismo a expulsar las bacterias que pudiera haber en la vejiga a través de la orina.

Para preparar este remedio, tienes que licuar un puñado de rábanos hasta obtener media taza de su jugo y tomar, por lo menos, tres veces al día.

Además, puedes recurrir a este remedio como método de prevención si tienes tendencia a padecer cistitis con frecuencia, e incluir rábanos en tu dieta habitual.

4. Jugo de espinaca

Las espinacas son una gran fuente de antioxidantes, vitaminas y minerales, que además te resultarán de gran utilidad para combatir la cistitis.

Para preparar este remedio, tienes que licuar un puñado de espinacas frescas, hasta obtener unos 100 ml de jugo. A continuación, tienes que mezclar con una cantidad igual de pulpa de coco, y tomar un vaso una vez al día para notar los efectos.

5. Infusión de perejil

El perejil es un excelente diurético natural, que te ayudará a aumentar la función renal y la producción de orina, ayudándote así a mantener tu vejiga urinaria libre de gérmenes y bacterias.

Para beneficiarte de estas propiedades tienes que preparar una infusión de perejil, y para ello tienes que poner a calentar medio litro de agua y añadir un puñado de perejil cuando hierva. A continuación puedes apagar el fuego y dejarlo reposar unos 10 minutos, antes de colar para separar los restos de perejil. Tienes que tomar dos vasos al día de esta infusión hasta notar la mejoría.

6. Agua de cebada

Los principales beneficios de la cebada tienen que ver con su alto contenido en fibra, antioxidantes y aminoácidos esenciales, que podrían ser buenos hasta para bajar los niveles de azúcar en la sangre. Pero la principal propiedad que te interesa en este caso es su gran poder diurético que te ayudará a eliminar más líquido y a mantener limpio el tracto urinario, combatiendo así los síntomas de la cistitis.

Para preparar este remedio con agua de cebada, tienes que poner a hervir un litro de agua y añadir media taza de granos de cebada cuando llegue a ebullición, dejando cocer a fuego lento durante unos 40 minutos. Transcurrido este tiempo puedes colar la preparación para separar los restos de la cebada del líquido resultante. Tienes que beber dos vasos al día de este líquido, ya frío, para notar los efectos.

7. Zumo de limón

Aunque tiene un sabor ácido, el limón tiene propiedades antivirales, antimicrobianas y antibacterianas que te pueden ayudar para aliviar los síntomas de la cistitis.

Cuando notes los primeros síntomas, tienes que poner el zumo de un limón en un vaso y añadir agua templada hasta llenarlo. Tienes que tomar este remedio dos veces al día para notar los efectos.
jugo-limon-exprimido-zumo

8.Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene la propiedad de alcalinizar el organismo, por tanto, hará que tu orina sea menos ácida aliviando así la irritación de las vías urinarias. Además, gracias a su poder bactericida, te resultará de utilidad para eliminar las bacterias causantes de la infección.

Este sencillo remedio consiste en añadir una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y remover hasta su total disolución antes de beberlo. Tienes que tomar dos vasos de agua con bicarbonato al día para notar la mejoría.
agua-y-bicarbonato

9. Abedul

El abedul, entre otras buenas propiedades, es antibacteriano y diurético, por lo que se convierte en un buen aliado para combatir la cistitis de forma natural.

Para beneficiarte de estas propiedades, en este caso tienes que preparar una infusión poniendo a calentar una taza de agua y añadiendo un puñadito de hojas secas cuando comience a hervir. A continuación, tienes que apagar el fuego y dejar reposar para que se enfríe antes de colarla para separar los restos de la planta. Puedes beber un par de tazas del líquido resultante al día para notar los efectos, y si te gusta, puedes añadirle una cucharada de miel para endulzar.
infusion-sauco-florres

10. Caldo de cebolla

Gracias a la propiedad bactericida de la cebolla, puedes preparar este caldo que te ayudará a eliminar las bacterias de la vejiga.

Para prepararlo necesitarás hervir en un litro de agua cuatro cebollas cortadas en pedacitos, y dejarlas cocer a fuego lento unos 5 minutos. A continuación, tienes que dejar reposar el agua durante otros 10 minutos por lo menos, y colarla para separar los restos de cebolla.

Tienes que beber este agua a lo largo del día para que te ayude a combatir la cistitis.
Cebolla

¡Cuéntanos tu Remedio para Acabar con la Cistitis!

Seguro que si alguna vez la has padecido puedes ayudarme a aumentar el número de consejos y de remedios para combatir la cistitis y acabar con ella si aparece. ¿Quieres contarme tu experiencia?

Deja tu comentario