Los 15 Consejos que te Ayudarán a Combatir el Estrés

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (7 votos)
Cargando…

El estrés es una reacción fisiológica que tiene nuestro organismo en la que se activan diversos mecanismos de defensa para hacerle frente a una situación que se percibe como amenazante, o ante la que debemos prestar especial atención.

Aunque son diversas las causas que pueden desencadenar el estrés como ya te contábamos en este otro artículo, las responsabilidades en el trabajo y la situación familiar son las dos más conocidas y repetidas. Además, son dos causas que pueden tener una relación directa entre sí, ya que ese estrés puede extenderse de un ámbito al otro.

Si quieres conocer cuáles son las claves que te ayudarán a aprender a combatir el estrés y a evitar que con el tiempo esta dolencia aumente el riesgo de padecer problemas de salud, no puedes perderte la siguiente información.

Libro Aliviar Dolores

Identificando los Factores del Estrés

estres-trabajo-hombre

Si hay algo que puede servirnos para identificar qué es aquello que nos provoca estrés, es llevar un diario en el que apuntemos cuáles son las situaciones o las personas que han aumentado nuestro nivel de estrés. Apuntar cómo nos ha hecho sentir esa situación y la reacción que hemos tenido ante ella nos ayudará a conocer cuáles son las causas que lo desencadenan, para después poder actuar en consecuencia.

15 Consejos que Te Ayudarán a Combatir el Estrés

Aunque ya te contábamos cuáles eran los remedios que podían ayudarte a combatir el estrés en nuestro libro de “365 Remedios Caseros“, a continuación te proponemos una serie de prácticas que también te ayudarán a conseguirlo, así como al mismo tiempo disminuirán el riesgo de padecer problemas de salud.

  1. Mantente activo y haz ejercicio. Cuando hacemos ejercicio nuestro cuerpo libera endorfinas, ayudando a mejorar nuestro estado de ánimo, y eso resulta de gran ayuda para reducir el estrés. No hace falta que te machaques y lleves al límite en el gimnasio, basta con que cada día le dediques algo de tiempo a dar un paseo o ir en bicicleta, por ejemplo. Verás cómo eso te ayuda a desconectar, a poner en orden tus pensamientos y tomarte los problemas con más calma.

    caminar-paseo-ejercicio-calzado-zapatos

  2. Ten tiempo para ti. Está claro que el trabajo es importante, pero el tiempo que te dedicas a ti mismo no lo es menos. Establece en tu calendario semanal alguna tarde o alguna noche en la que le dediques tiempo a lo que te gusta. Sal a cenar con tu pareja, mira esa colección de películas que siempre has querido ver, lee ese libro que te espera en la mesita de noche… Haz lo que te gusta, aunque sean pocos los momentos que puedas reservarte para ellos, pero hazlo. Te sentará mejor de lo que piensas.

  3. Rétate a ti mismo. Ponerse retos y cumplirlos nos genera confianza en nosotros mismos, lo que ayudará a lidiar con el estrés. Conforme más aprendemos, nos hacemos emocionalmente más fuertes y activos.

  4. Contacta con la gente, comparte lo que te está pasando. Seguro que has oído alguna vez lo de quien tiene un amigo tiene un tesoro, y es que hablar con la gente que nos importa y a la que queremos nos ayuda a relajarnos y a tranquilizarnos. Cuando sientas que tu estrés empieza a superarte, no lo dudes, llama a un amigo o a un ser querido, y queda con él. Comparte con esa persona la situación por la que estás pasando, desahógate con ella, busca su apoyo. Seguro que tras el encuentro notas que te sientes mucho mejor.

    cafe-pareja-amistad-hablar-feliz

  5. Evita los hábitos poco saludables. Fumar o beber no te ayudarán a combatir el estrés sino más bien todo lo contrario. Estos malos hábitos a los que se puede recurrir en un momento determinado pueden proporcionarnos un alivio momentáneo, pero no solucionan el problema. Tenemos que enfrentarnos al estrés para poder superarlo.

  6. Ayuda a otras personas y sé agradecido. El hecho de ayudar a personas que lo están pasando peor que nosotros nos ayuda a ver nuestros problemas con perspectiva, y otorgarles la importancia debida. Ayudar a los demás nos hace ser más fuertes, y saber que con nuestra ayuda hemos contribuido a mejorar algún aspecto de la vida de otra persona, inevitablemente nos hace sentirnos más felices. Y no es necesario ser voluntario de una ONG, sino que con acciones sencillas como ayudar a cruzar a una persona mayor la calle o hacerle un favor a un amigo, ya nos aportarán esa felicidad.
    bigstock-Close-up-of-psychiatrist-hands-75989468

  7. Prioriza las tareas de tu trabajo. No somos incansables y el trabajo no tiene fin, así que intenta aprender a priorizar y a entender que a veces no podemos abarcar todo lo que quisiéramos. Empieza por las tareas más importantes, y las que no puedas terminar hoy, retómalas mañana.

  8. Sé positivo y toma el control. Confía en ti mismo y en creer que puedes ganar la batalla al estrés. Cuestiónate por qué has llegado hasta el punto en el que te encuentras y trata de trazar el camino que vas a seguir para superarlo. Porque lo vas a conseguir, no lo dudes. Haz un esfuerzo y trata de ver el vaso medio lleno.

    Postura correcta (2)

  9. Acepta que hay cosas que no pueden cambiar. No siempre podemos tener control sobre la situación, y eso puede generarnos estrés. Trata de aceptar que hay en ocasiones en las que no podremos salir victoriosos de una jugada, y que ante ello solo nos queda buscar un nuevo camino por el que seguir, y hacerlo con optimismo.

  10. Practica la meditación y los ejercicios de respiración. Estas prácticas tienen más que ver con llevar hábitos de vida saludable que a la larga nos aportarán grandes beneficios. La meditación, el mindfulness, el yoga o incluso la práctica de pilates y el tai chi, nos ayudarán a relajarnos combinando ejercicios físicos y mentales, y haciendo que el estrés se aleje cada vez más.

    meditacion-relajacion-yoga

  11. Duerme mejor. Cuando estamos estresados es fácil que nos cueste dormir, pero debes saber que la falta de sueño es una de las principales causas de la tensión. Esto quiere decir que si no conseguimos combatir esa falta de sueño e incluso el insomnio, con el paso del tiempo el estrés empeorará. Trata de hacer un esfuerzo y dormir unas siete u ocho horas al día. Que tu cuerpo y tu mente tengan el tiempo que necesitan para desconectar y descansar. Esa puede ser una de las soluciones más eficaces contra el estrés.

  12. Escucha música. Escuchar música tiene muchísimos beneficios, y si sufres de estrés, puede ayudarte a relajar tu cuerpo y tu mente, disminuyendo así la presión arterial y reduciendo el cortisol, que es una hormona relacionada con el estrés. No te lo pienses más, tomate un momento, cierra los ojos y prueba a escuchar música tranquila, como la clásica, o sonidos que suaves como el del mar o la naturaleza.
    mujer-escuchar-musica-cascos

  13. Come bien. Una alimentación adecuada y una dieta equilibrada, es la base para llevar una vida sana y que nuestra salud no se resienta, y entre los muchos beneficios de comer bien, reducir el estrés es uno más de ellos.

    Ocurre en muchas ocasiones, que al estar concentrados en el trabajo no tenemos tiempo ni para tomarnos una pausa y comer tranquilamente. En vez de ello optamos por picar alimentos entre horas y que suelen ser precocinados o bollería industrial. Si tu objetivo es acabar con el estrés este no es el camino. Resérvate un momento al día para comer y hacerlo tranquilamente y sin prisas, porque de lo contrario lo único que conseguirás es aumentar los niveles de estrés. Las frutas y verduras y el pescado pueden ser muy buenas opciones para ti.

  14. ¡Ríete! Cuando nos reímos nuestro cuerpo libera endorfinas, al igual que cuando realizamos ejercicio, y eso desencadena en mejores estados de ánimo y una disminución del estrés, causado por las hormonas cortisol y adrenalina.

    bigstock-Happy-couple-in-love-on-beach--85188443

  15. Cambia el café por el té. Si tomamos cafeína en abundancia nuestra presión arterial acaba por subir, favoreciendo la aparición del estrés. Por eso, es recomendable que huyas del consumo de café o bebidas energéticas. Puede sustituirlos por té verde por ejemplo, siempre que sea un consumo moderado, ya que contiene la mitad de cafeína que el café. Además, el té verde contiene multitud de beneficios para nuestra salud, siendo el más destacable para este caso su efecto calmante y relajante sobre el sistema nervioso.

Un, Dos… ¡No Estrés!

Ahora que ya conoces cuáles son algunas de las claves que pueden ayudarte a liberarte y combatir el estrés ¿Te animas a ponerlas en práctica y así mejorar tu salud?

Y si conoces más técnicas y consejos para acabar con el estrés, no dudes en compartirlas con nosotros. Te escuchamos.

libertad-estres-feliz-relax

Deja tu comentario