Aprende Cómo Combatir Definitivamente la Retención de Líquidos

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (8 votos)
Cargando…

Seguro que más de una vez, sobre todo si eres mujer, te habrás notado hinchada sin saber por qué. Abdomen, piernas… sabes de lo que te hablo, ¿verdad? Esto se debe a una retención de líquidos excesiva en nuestro cuerpo. Esto no sólo nos hace sentir pesadas y fatigadas, sino que también influye directamente sobre nuestra belleza, dando pie a un aumento de peso o contribuyendo a la aparición de la famosa “piel de naranja”.

¿Quieres aprender a librarte de esos líquidos de más? Quédate con nosotros y averigua cómo.

Libro Aliviar Dolores

Causas Comunes de la Retención de Líquidos

Barriga dolor

La retención de líquidos puede ser causada por múltiples factores:

  1. Factores fisiológicos: los cambios hormonales que sufre nuestro cuerpo en los días previos a la menstruación, durante el embarazo, o en la menopausia, pueden provocar una retención excesiva de líquidos, que nos hará sentir fatigadas y aumentar de peso.

  2. Factores cotidianos: nuestra vida cotidiana influirá directamente en nuestra retención de líquidos. Si no hacemos ejercicio y llevamos una vida más bien sedentaria, o si no seguimos una dieta saludable y equilibrada estaremos contribuyendo directamente a que aumente nuestra retención. Sobre todo el exceso de sal, el alcohol y el tabaco pueden producir una retención excesiva. Además, otros factores pueden influir, como la ingesta de ciertos medicamentos.

    frutas_y_verduras2

  3. Factores ambientales: no sólo qué hacemos y comemos influye en la retención de líquidos. También hay factores climáticos como el calor o la humedad, o incluso si estamos pasando una época de mucho estrés puede hacer que nuestra retención de líquidos se dispare.

  4. Enfermedades: ciertas enfermedades como la hipertensión y otros problemas cardíacos pueden tener como síntoma la retención de líquidos. También suelen afectar a la retención afecciones relacionadas con los riñones o el aparato digestivo. No hay que alarmarse, ya que la retención puede estar producida por todo lo que ya hemos dicho anteriormente, pero si vemos que no conseguimos reducirla sería conveniente visitar a nuestro médico para descartar posibles problemas de salud.

Así que, como puedes ver, el origen de nuestra retención de líquidos excesiva es tan diverso que es complicado evitarla. Pero, ¿qué podemos hacer para prevenirla, o para eliminarla cuando aparece?

Cómo Reducir la Retención de Líquidos con 8 Sencillas Acciones

Con estas 8 acciones conseguirás reducir la retención de líquidos:

  1. Bebe agua: Aunque pensemos que es meter más líquido en nuestro cuerpo, beber agua nos ayuda a eliminar toxinas y limpiar nuestro organismo, por lo que nos ayudará a reducir la retención de líquidos. Ya sabéis que siempre es recomendable tomar entre 1,5 y 2 litros de agua al día. Se desaconseja tomar refrescos y bebidas gaseosas, ya que el gas contribuirá a que nuestro cuerpo se sienta todavía más hinchado.Agua-jarra

  2. Toma infusiones: Tomar infusiones no sólo nos ayudará a consumir esa cantidad recomendada de agua diaria, sino que ciertas plantas son muy efectivas para la reducción de la retención de líquidos. Entre ellas encontramos el perejil, el enebro, las hojas de olivo, la cola de caballo, el diente de león, el hinojo o el té verde.

  3. Sigue una dieta sana y equilibrada: Será importante reducir el consumo de sal, y consumir alimentos ricos en potasio, como las frutas y las verduras. También es aconsejable consumir proteínas, como el pescado (fresco o congelado pero nunca en conserva, ahumado o salado) y las carnes magras, evitando la comida rica en grasas.

  4. Haz ejercicio: ¡Di adiós al sedentarismo! Hacer ejercicio activa el metabolismo y ayudará a tu organismo a librarse de todos los residuos, incluido todo ese líquido de más. Sobre todo es aconsejable ejercitar las piernas, ya que son una parte donde se suele acumular más el líquido.bici (1)

  5. Evita la ropa ajustada: La ropa demasiado ajustada (incluidos los calcetines) dificultará la circulación y eso hará que la hinchazón de nuestro cuerpo no se rebaje, e incluso sea mayor.

  6. Nuestra postura corporal es importante: Evitar pasar mucho tiempo de pie o sentada ayudará a que nuestro cuerpo retenga menos líquidos y se sienta más deshinchado, aunque si debemos permanecer mucho rato sentados, se recomienda mantener las piernas en alto. También es aconsejable no sentarse con las piernas cruzadas, ya que esta postura dificulta la circulación.

  7. Masajes relajantes: Un buen masaje en piernas, tobillos y pies con gel o crema calmante es una manera muy efectiva de reducir la hinchazón de tus extremidades inferiores, sobre todo después de haber permanecido muchas horas de pie o sentada.

  8. Descansa correctamente: Dormir 7 u 8 horas diarias no sólo ayudará a tu cuerpo a funcionar correctamente. También reducirá el estrés y aliviará la hinchazón de tu cuerpo, sobre todo de las piernas, después de una larga jornada.

bigstock-Beautiful-girl-sleeps-in-the-b-87285971

Cuéntanos tu experiencia

Como has podido ver, si mantenemos unos hábitos de vida saludable podremos reducir muy fácilmente la retención de líquidos, y esto contribuirá a que nos sintamos mejor tanto a nivel físico como a nivel psicológico, ya que no solo tendremos una mejor salud, sino también un mejor aspecto. Y esto nos motivará a continuar llevando una vida sana y una dieta equilibrada. Así que ya sabes, ¡que no te venza la retención!

¿Y tú? ¿Tienes algún truco infalible para librarte de esa molesta hinchazón que nos provoca la retención de líquidos? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Deja tu comentario