Cómo Combatir el Estrés de la Forma Más Natural Posible

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (3 votos)
Cargando…

El estrés es la respuesta natural de nuestro cuerpo para afrontar una situación que requiere una especial atención especial porque requiere un cambio en nuestra forma de actuar a la que estamos acostumbrados.

Aunque a veces esa respuesta es positiva, ya que es la que nos hace reaccionar, y en cierta manera, sobrevivir, si no se maneja adecuadamente, puede generar demasiada tensión o ansiedad y provocar consecuencias negativas para la salud.

Si quieres saber qué puedes hacer para intentar evitar las consecuencias negativas que puede traer para tu salud el estrés, no te pierdas esta información.

¿Qué es el estrés y por qué puede afectar el estrés a tu salud?

El estrés está producido por el instinto del organismo de protegerse de las presiones físicas, emocionales, que conllevan las situaciones que nos rodean en nuestra vida diaria.

Aunque la mayoría de las veces esos instintos son los que nos hacen reaccionar y afrontar las cosas, si tu organismo reacciona de una forma exagerada y percibe las situaciones que tiene que afrontar como amenazantes o de peligro, pueden presentarse complicaciones en tu organismo que traigan consigo efectos como la depresión, ansiedad, dolores de cabeza, indigestión, palpitaciones y nerviosismo entre otras.

Por tanto, es bueno saber manejar esas reacciones de nuestro cuerpo para evitar las respuestas exageradas, o por lo menos, que esas situaciones no se prolonguen demasiado en el tiempo para evitar esas terribles consecuencias.

Estrés-2

¿Por qué puede aparecer el estrés?

Aunque la mayoría de las veces que pensamos en estrés lo asociamos al trabajo, bien porque la presión a la que estás sometido es bastante exigente, o al contrario, porque te encuentras atrapado por un trabajo en el que sientes que tus expectativas no se cumplen y te genera cierta dosis de frustración, en realidad hay muchas circunstancias de la vida que pueden desencadenarlo, como puede ser el simple hecho de tener que enfrentarte a un atasco de tráfico a diario.

Puede ser normal que se dé esta circunstancia cuando se adquieren nuevas responsabilidades personales, como puede ocurrir al casarse, por ejemplo, o al tener un hijo, cuando se pierde a un familiar muy querido, tras romper una relación o separarse, al experimentar un despido o cuando se pasa demasiado tiempo desempleado, cuando se tienen deudas a las que no se puede hacer frente, al enfrentarse a una enfermedad, ya sea propia o de algún ser querido…etc.

Incluso, el estrés puede estar causado por ciertos medicamentos de los que se hace un uso prolongado, como pueden ser inhaladores para el asma, medicamentos para la tiroides, cápsulas y pastillas para las gripes y resfriados e incluso por algunas cápsulas para adelgazar.

Por eso, es bueno saber identificar la causa que puede estar produciendo tu problema, ya que te ayudará a ponerle remedio de una forma más sencilla.

Estrés-3

¿Cómo puedes prevenir el estrés?

Consejos contra el Estrés

La forma ideal de afrontar estas situaciones es hacerlo con naturalidad, y para que tu cuerpo esté lo más preparado posible y puedas tener la mejor capacidad para adaptarte a las situaciones difíciles de la vida, aquí tienes unos buenos consejos que te ayudarán:

1. Intenta dormir por lo menos 8 horas al día

Dormir las hora que tu cuerpo necesita te ayudará a recuperar las energías que has gastado durante el día y así, podrás afrontar mejor las circunstancias que se producen en el día a día. Por el contrario, cuando no duermes las horas que tu cuerpo necesita, te sentirás fatigado y más susceptible al mal humor.

2. Olvida las preocupaciones innecesarias y céntrate en el momento presente

Tienes que aprender a ser más consciente de tu momento presente, y no dejar que se amontonen las cosas en tu mente, procurando no darle importancia a las cosas que realmente no la tienen. De esta manera, evitarás la nostalgia que pueda traerte el pasado y la ansiedad que te puede producir el futuro. Puedes recurrir a técnicas y ejercicios de meditación para discernir lo que realmente es importante de lo que no lo es, y lo que puede estar en tu mano arreglar y lo que no. A veces, basta con poner un poco de orden en tus pensamientos para poder relativizar los problemas y conseguir darles otro enfoque.

3. Practica algún deporte

Después de pasar horas en el trabajo o en clase, la práctica de algún deporte, es el método ideal para liberar tensión, y si puedes practicarlo al aire libre, siempre será mejor que meterte en un gimnasio o en un recinto cerrado sin respirar aire puro. Deportes como la natación o el atletismo te pueden ayudar a liberar tensión de forma segura y saludable, además de ayudarte a fortalecer los músculos y aligerar algunos dolores lumbares. Pero si estás pasando por una etapa de demasiado estrés, ten cuidado con los juegos de equipo, ya que pueden resultar demasiado competitivos para ti.

4. Sal a caminar

Siempre que te resulte posible, tienes que salir a dar un paseo al aire libre. Si puedes, pasea por la playa, por el campo o por un parque, ya que te ayudará a relajar tu mente y a alejar las preocupaciones. Siempre es bueno respirar aire puro y cambiar de aires, porque te ayudará a pensar mejor y fluirán por tu mente mejores y nuevas ideas.

Estrés-4

5. Aliméntate bien

Una alimentación sana y equilibrada, con abundancia de productos frescos es clave para que tu cuerpo y tu cerebro estén preparados para afrontar mejor el estrés. En tu dieta habitual no pueden faltar productos como cereales, legumbres, frutas y hortalizas frescas, carne, pescado y frutos secos. Huye de las comidas precocinadas, las que sean demasiado grasosas y de la comida basura, que no te beneficiará.

Además, es bueno que evites la cafeína, ya que bebidas como el café o los refrescos de cola, a los que a veces recurres para estar más despierto, lo que hacen es elevar el ritmo cardíaco, y a la larga, te quitan horas de sueño, por lo que tu sistema nervioso se verá atacado.

6. Busca métodos de distracción

No puede ser todo trabajar, estudiar o hacer cosas en el hogar. Tienes que buscar tu momento al día, o por lo menos un par de veces a la semana, para hacer lo que más te gusta, como puede ser escuchar música, leer, ver la televisión, salir con los amigos o incluso dibujar. Cualquier cosa que te apasione puede convertirse en una excelente terapia para huir de la rutina y del estrés.

7. Intenta ser positivo siempre

Un mismo acontecimiento puede generar reacciones muy distintas en dos personas a quienes les haya ocurrido, incluso puede generar una reacción distinta en la misma persona si le ocurre en dos momentos de tiempo distintos. Por eso, siempre es bueno que busques el lado positivo de las cosas que te ocurren y de la gente que tienes a tu alrededor. Esto te va a ayudar a liberarte de la ansiedad.

8. Rodéate de gente y cuida tus relaciones sociales

Siempre es bueno que te relaciones con las personas de tu entorno, ya sean tu familia, tus amigos o tus compañeros de trabajo que se preocupen por ti, para poder conversar, intercambiar opiniones, resolver dudas y fortalecer amistades. Por regla general, las relaciones sociales suelen ser relajantes y terapéuticas, te ayudarán a sentirte más sano y menos estresado.

Estrés-6

Siempre puedes recurrir a nuestros remedios naturales

Infusiones para el Estrés

Aunque el estrés tiene un fuerte componente anímico que no se puede curar totalmente con plantas medicinales, éstas pueden ayudar a tu cuerpo a estar mejor preparado para adaptarte a esas situaciones, y ponerte en una mejor situación física desde donde poder enfrentarte de una forma más positiva a tus problemas.

Por eso, en nuestra página tenemos documentados hasta 10 remedios que te pueden ayudar a combatir el estrés, y son los siguientes:

1. Baño de agua caliente con manzanilla
2. Baño de melisa, lavanda y menta
3. Infusión de albahaca para el estrés
4. Infusión de hierbabuena y azahar
5. Infusión de hojas de naranjo amargo
6. Infusión de melisa para el estrés
7. Infusión de tila, valeriana y espino blanco
8. Infusión de ulmaria para el estrés
9. Infusiones de lavanda
10. Masaje con aceites de canela y de almendra

Estres-5

¿Quieres añadir algo más?

Seguro que entre todos estos remedios y consejos puedes encontrar algo que te resulte útil para preparar mejor a tu organismo para afrontar este problema, pero como siempre, si quieres añadir algo más que no está recogido en este artículo, puedes compartirlo. ¿Me lo quieres contar?.

Disfruta de una vida alejada de los dolores

Descubre los hábitos, prácticas y remedios que te ayudarán a que tanto tú como aquellos a los que más quieres podáis disfrutar de una vida alejada de los dolores y molestias más comunes gracias a este libro físico de más de 200 páginas.