Los 10 Consejos Definitivos para Tener un Embarazo Sano

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (1 votos)
Cargando…

Un embarazo siempre nos provoca muchas dudas. Sobre todo en madres primerizas, es normal que al principio no sepas muy bien cómo actuar, qué consumir y qué no, o qué cosas pueden afectar negativamente a tu futuro bebé.

Por eso hemos decidido hacer este artículo, para orientarte en el proceso de tu embarazo. Siguiendo estos sencillos consejos favorecerás un embarazo sano y sin complicaciones. ¡No te lo pierdas!

Estoy Embarazada: ¿Qué Debo Hacer?

En primer lugar, ¡enhorabuena! Un embarazo siempre es motivo de alegría. Sin embargo, sobre todo si es el primero, puede que estés un poco perdida a la hora de saber qué hay que hacer y qué no.

Todo lo que hagas y consumas va a influir directamente en el desarrollo del futuro bebé, por eso es tan importante cuidarte correctamente. Por supuesto, será imprescindible que acudas a un médico que te vaya guiando durante todo el proceso, para tener un embarazo saludable y sin problemas.

Pero, además, nosotros queremos brindarte una serie de consejos esenciales para que sepas orientarte en esta nueva etapa de tu vida: el embarazo.

embarazada-2

10 Consejos para Tener un Embarazo Sano

Salvo problemas aislados, tener un embarazo sano es fácil de conseguir si seguimos una serie de consejos básicos. Estos consejos te ayudarán a cuidarte tanto a ti misma como a tu futuro bebé, ya que ambos estáis conectados a través del cordón umbilical. Esto significa que todo lo que hagas y consumas va a influir directamente en tu pequeño.

1. Toma una Dieta Equilibrada

Tomar una dieta sana y equilibrada será vital para el desarrollo de tu pequeño. Además, te ayudará a combatir la anemia y la fatiga, dos problemas más comunes de lo que piensas durante el embarazo. El desarrollo del feto requiere muchos nutrientes esenciales, por lo que estar bien alimentada será completamente necesario para la salud de ambos: madre y futuro bebé.

No hace falta que “comas por dos”, como se suele decir, pero sí vas a tener que incrementar el consumo de ciertos alimentos como vegetales, fruta, pescado, legumbres, productos lácteos, cereales de grano entero y frutos secos. Estos alimentos te ayudarán a incrementar tus niveles de vitaminas, antioxidantes, calcio, hierro, grasas saludables y otros nutrientes imprescindibles para el desarrollo del feto. También será muy importante que bebas suficiente agua, al menos 2,5 litros diarios.

Si quieres saber todo lo necesario sobre la alimentación durante el embarazo, te recomiendo que leas nuestra Guía Definitiva de Alimentación durante el Embarazo.

Embarazada-ensalada-comida-sana

2. Evita Ciertos Alimentos

De la misma manera que hay alimentos necesarios para el desarrollo del nuestro bebé, también va a haber otros alimentos que pueden resultar perjudiciales para él.

Algunos alimentos pueden contener toxinas, o pueden provocarte infecciones y enfermedades que pueden afectar gravemente al desarrollo cerebral y nervioso del bebé. Por tanto, deberías evitarlos a toda costa. Entre ellos encontramos:

  • La carne y el pescado crudos o poco hechos.

  • Los huevos crudos (y salsas, postres u otros alimentos realizados con ellos).

  • Los embutidos curados y el jamón.

  • Los alimentos ahumados, marinados o salados.

  • Las vísceras, como el hígado y los riñones, y alimentos hechos con ellos, como el paté.

  • La leche cruda o sin pasteurizar, y sus derivados.

  • Algunos pescados ricos en mercurio y otros metales pesados, como el pez espada, el tiburón, el atún rojo o el lucio.

  • El azúcar refinado y productos procesados que lo contengan.

  • La harina refinada y productos procesados que la contengan.

  • Bebidas con cafeína (café, , chocolate o refrescos) o quinina (tónica o bitter).

  • Las bebidas energéticas.

  • Infusiones de hierbas (consulta siempre al médico o herborista antes de tomarlas).

También deberás tener muy en cuenta la higiene tanto de los alimentos como de los utensilios usados para cortarlos y cocinarlos. Lava a conciencia todos los alimentos, sobre todo los que vayas a comer frescos, como frutas y verduras. Después, limpia bien todos los utensilios que hayas usado con ellos.

Si quieres conocer a fondo todos estos “productos prohibidos”, encontrarás mucha más información en nuestra Guía Definitiva de Alimentación durante el Embarazo.

Sushi

3. Toma los Suplementos Necesarios

Como te comentaba antes, un embarazo requiere muchos nutrientes esenciales para que, en primer lugar, la madre tenga la fuerza suficiente para poder gestar al futuro bebé y, en segundo lugar, para que ese bebé pueda desarrollarse correctamente. Es por eso que muchas futuras mamás requieren suplementos alimenticios, como por ejemplo hierro, calcio, ácido fólico o algunas vitaminas.

Siguiendo una dieta equilibrada, como hemos visto en los puntos anteriores, conseguiras tener los nutrientes necesarios para ti y para tu bebé. Sin embargo, cada cuerpo es un mundo, y es posible que, por algún motivo, tu cuerpo no esté recibiendo o asimilando bien todos los nutrientes necesarios para tener un embarazo sano y sin complicaciones.

Por eso, es muy importante realizarse chequeos y análisis periódicos en el médico, para comprobar que todos los niveles de vitaminas, minerales y otros nutrientes son adecuados. Si no lo son, él será el que decida recetarte los suplementos necesarios. Nunca consumas suplementos sin que te los recete un médico, ya que solo él podrá saber mediante los análisis qué cantidades requiere tu cuerpo. Recuerda que no siempre más es mejor, y que en muchas ocasiones, tomar exceso de ciertas vitaminas o minerales también puede ser perjudicial.

embarazada-corazon

4. Haz Ejercicio Regularmente

Hacer ejercicio regularmente durante el embarazo ayuda a aliviar muchos problemas comunes en el embarazo, como el estreñimiento, los calambres musculares, la hinchazón de tobillos, el dolor de espalda o los problemas para conciliar el sueño. Además, te proporcionará la energía necesaria para vencer la fatiga que suele ocasionar el embarazo.

Realizar ejercicio también prepara a la madre para el momento de dar a luz. La actividad física regular hará que tu cuerpo esté más flexible y sea capaz de dar a luz más fácilmente. Además, esto también te ayudará a recuperar la figura después del parto, ya que todo volverá a su sitio más rápido. Por otra parte, el ejercicio regular también contribuirá al desarrollo cerebral del feto.

Los mejores ejercicios para el embarazo son caminar, correr, nadar, disciplinas como el pilates, el yoga o el taichi, o las clases específicas prenatales. Evita ejercicios que requieran excesivo esfuerzo o demasiada presión en las articulaciones. También evita ejercicios que impliquen riesgo de caídas o de recibir golpes.

ejercicio-embarazada6

5. Realiza Ejercicios de Suelo Pélvico

Realizar ejercicios de suelo pélvico, también conocidos como los ejercicios de Kegel es muy beneficioso para fortalecer las paredes vaginales y los músculos que sujetan la vejiga. Fortalecer estos músculos no solo te será de ayuda para dar a luz, sino que te servirá para que tus músculos vuelvan a su sitio fácilmente después del parto. Por otra parte, también te ayudarán a prevenir los problemas de incontinencia urinaria que suelen darse después del parto.

Para realizar los ejercicios de Kegel correctamente, sigue estos pasos:

  1. Contrae los músculos de tu suelo pélvico durante 5 segundos. Es el mismo movimiento que realizarías si quisieras contener la orina. Asegúrate de que mientras haces este movimiento no contraes los músculos de las piernas, del trasero o los abdominales.

  2. Afloja los músculos del suelo pélvico poco a poco, y relájalos durante 5 segundos más.

  3. Repite este proceso 10 veces seguidas, y repite la serie 3 veces al día.

Pese a que para conocer bien el movimiento se compara con retener la orina, no es conveniente que lo hagas para retenerla o podrías incrementar el riesgo de sufrir una infección del tracto urinario. Asegúrate de realizar estos ejercicios con la vejiga vacía.

embarazada-piel-cuerpo

6. Descansa lo Suficiente

Descansar correctamente es vital en cualquier etapa de la vida, pero lo es todavía más durante el embarazo. Sentir fatiga es algo común en el embarazo, ya que es la causa de todos los cambios hormonales que se sufren en ese periodo. Así pues, es importante dormir correctamente para evitar sentirse constantemente fatigada.

Además, dormir bien también ayudará a que el futuro bebé se desarrolle correctamente. También le proporcionará a la madre fuerzas suficientes para la gestación y, sobre todo, para la labor del parto. Gracias a un correcto descanso, reducirás las probabilidades de tener que sufrir una cesárea para dar a luz.

Si te cuesta conciliar el sueño a causa de los dolores de espalda, intenta dormir sobre tu lado izquierdo, con las rodillas dobladas. También puedes colocar una almohada debajo de tu vientre para reducir la tensión en la espalda.

Además, puedes intentar relajarte respirando profundamente, con un masaje o realizando ejercicios tranquilos como el yoga o el pilates. También puedes tomar una pequeña siesta a media mañana o después de comer, para compensar los problemas para dormir por la noche.

descansar-dormir-embarazada

7. Reduce el Estrés

Padecer estrés cuando estás embarazada es completamente normal. No solo por todos los nervios que provoca la llegada del nuevo bebé, sino también porque los cambios hormonales que se sufren incrementan los niveles de cortisona, provocando más estrés.

Sufrir de mucho estrés durante el embarazo puede provocar que el feto no reciba un flujo de sangre normal, y eso impida que reciba los nutrientes necesarios para desarrollarse correctamente. Además, el estrés también afectará a la madre, que se sentirá superada y constantemente fatigada, por no poder descansar bien. Por otra parte, sufrir demasiado estrés durante el embarazo puede producir contracciones que podrían provocar un parto prematuro.

Por todo esto es muy importante que controles tu estrés durante el embarazo. Relájate, encuentra tiempo para ti, realiza algún hobby, practica ejercicio, haz respiraciones profundas o practica alguna disciplina relajante como el yoga, la meditación o el mindfulness.

embarazada-relax-estres-libertad

8. Deja Completamente el Tabaco

Como habrás escuchado más de una vez, el consumo de tabaco puede ser muy perjudicial para el desarrollo del feto. Puede provocar malformaciones coronarias, frenar el desarrollo haciendo que el peso del bebé sea más bajo de lo normal al nacer, provocar un parto prematuro o incluso un abroto espontáneo.

Además, también perjudicará a la madre en muchos sentidos, provocando nauseas y vómitos, sangrado vaginal, desprendimiento prematuro de la placenta o causar un embarazo ectópico, muy peligroso tanto para el bebé como para la madre.

Será importante no solo que dejes de fumar, sino que también evites a toda costa ser fumadora pasiva, es decir, inhalar el humo de otros fumadores.

fumar-embarazada

9. Restringe el Consumo de Alcohol

Todo lo que consumes también lo consume tu futuro bebé, ya que estáis conectados a través del cordón umbilical. Eso significa que si tomas alcohol, tu bebé también va a tomarlo. Si consumes alcohol regularmente durante el embarazo afectará al desarrollo del feto y a su salud en general. Además, el consumo de alcohol se relaciona con el aumento del riesgo de aborto, de parto prematuro o de bajo peso del bebé al nacer.

Incluso, si el consumo fuera excesivo, tu futuro bebé podría padecer el síndrome de alcoholismo fetal, en el cual el niño puede presentar, después del nacimiento, anormalidades físicas, problemas visuales y auditivos, problemas motores, mentales y de crecimiento.

embarazada-beber-alcohol

10. No te Automediques

Los medicamentos suelen tener muchos posibles efectos secundarios, y estos se incrementan cuando estás embarazada, ya que pueden afectar al desarrollo del futuro bebé. Así pues, es muy importante que consultes con tu médico cualquier tratamiento, por simple que te parezca. Aunque simplemente padezcas un dolor de cabeza o un ligero resfriado, es esencial que consultes con tu médico antes de tomar cualquier tipo de medicamento.

Por otra parte, muchas infusiones de plantas también pueden afectar negativamente al feto, por lo que antes de tomar cualquiera te recomiendo que consultes a tu médico o al herborista.

embarazada-pastillas-automedicacion

Cuídate y Disfruta de Esta Nueva Etapa de tu Vida

Como has podido ver, siguiendo estos sencillos consejos puedes reducir enormemente muchos de los riesgos más temidos durante el embarazo. Tanto tu salud como la de tu futuro bebé están en tu mano, así que es muy importante que no las descuides.

Además, también será muy importante que tu embarazo esté supervisado por un médico, y que acudas regularmente a los chequeos pertinentes. Cualquier precaución es poca cuando la vida de tu futuro bebé está en juego, ¿verdad?

¿Conoces algún consejo más que nos ayude a tener un embarazo sano y sin complicaciones? ¡Compártelo con nosotros!

embarazada-relax-estres

Disfruta de una vida alejada de los dolores

Descubre los hábitos, prácticas y remedios que te ayudarán a que tanto tú como aquellos a los que más quieres podáis disfrutar de una vida alejada de los dolores y molestias más comunes gracias a este libro físico de más de 200 páginas.