Consejos para Cuidar nuestra Salud Cuando nos Vamos de Viaje

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (1 votos)
Cargando…

Hacer un viaje es algo que a la mayoría de gente nos llena. Visitar ciudades extranjeras, ir con la familia de camping a un sitio maravilloso, hacer un crucero o coger un avión para ir a visitar el país de tus sueños.

Cuando hacemos un viaje lo que queremos es disfrutar del lugar, disfrutar de la compañía con la que vamos y descubrir cosas nuevas mientras nos lo pasamos bien. Por eso es importante cuidarnos, y evitar que aparezcan dolencias que nos impedirían disfrutar del viaje en toda su plenitud.

En Mis Remedios hoy te traemos una lista de consejos para que tengas en cuenta a la hora de realizar tus viajes, y así puedas disfrutar totalmente de ellos sin miedo a ponerte malo.

Libro Aliviar Dolores

La Importancia de la Planificación

No importa que sea un viaje de visita a la familia ahora que llega la navidad, que te vayas de vacaciones con tu pareja o que viajes solo por negocios, pero tienes que planificarte.

viajes5

¿En cuanto a qué? Pues en prepárate cosas que te servirán en el viaje, en saber qué itinerarios vas a hacer, dónde vas a comer… Porque está claro que un día puede pillarte por sorpresa y que comas algo de picoteo sabroso pero poco sano, pero si tu viaje va a durar diez días y haces eso repetidamente tu salud lo notará.

Planificarse antes del viaje nos aportará seguridad y tranquilidad, dos conceptos que tienen que ver mucho con nuestra salud.

¡Veamos qué necesitamos para viajar de forma segura y manteniendo nuestra salud!

Cuida tus Comidas

Cuando realices un viaje, lleva siempre una bolsa con aperitivos sanos que no sean perecederos, así siempre que te entre el gusanillo podrás echar mano de ella. Si pueden ser alimentos ricos en nutrientes y bajos en calorías, mejor, como por ejemplo los frutos secos.

Otra cosa importante es no saltarse las comidas. A veces queremos ver tantas cosas que nos olvidamos de que tenemos que alimentarnos para poder recuperar las fuerzas necesarias y seguir nuestro viaje con ganas.

viajes

Además, en la medida de lo posible hay que tratar de comer sano. Que las prisas no sean una excusa para acabar comiendo comida rápida. Puede haber una excepción, pero si tu viaje va a ser de varios días, trata de prepararte tú las comidas o de acudir a restaurantes en los que tengas más variedad y sea más saludable.

Y bebe mucha agua. Eso te mantendrá bien hidratado, además de otros muchos beneficios que te aportará beber agua. Para prevenir la aparición de problemas de estómago, procura beber agua que esté embotellada.

Descansa Bien

Debes procurar descansar y dormir las horas necesarias. Esto es importante porque de no hacerlo cada día que pase te sentirás más agotado y el estar cansado hará que no tengas ganas de visitar todas las cosas que tenías planeadas. Si descansas lo suficiente disfrutarás muchísimo más.

Mantente Activo

Ya sea tu primera visita al lugar al que viajas, o sea un lugar al que acudes en tus vacaciones, aprovecha y haz algo de actividad. No hace falta que vayas al gimnasio o hagas los ejercicios que incluyes en tu rutina, recuerda que estás de vacaciones y has ido a relajarte y disfrutar.

viajes2

Pero sí que puedes darte un paseo por esa ciudad tan bonita, hacer una excursión por el monte con tu pareja o llevar a tus hijos a la piscina o a la playa para que disfruten y nades con ellos, por ejemplo.

Lo importante es mantenerse activos y evitar estar todas las vacaciones sentados en un sofá. Hay tiempo para todo.

Infórmate sobre el Lugar que Vas a Visitar

No es lo mismo viajar al pueblo donde te criaste que ir al desierto o la selva. Infórmate bien sobre el lugar al que vas a ir, y sobre todo, ten en cuenta si debes vacunarte antes de ir, porque en caso de necesitarlo deberás hacerlo con el tiempo suficiente para que la vacuna sea efectiva cuando vayas.

Además, informarte también te servirá para conocer la climatología del lugar y llevar así la ropa y el calzado adecuado. ¿No querrás estar más pendiente del frío que tienes que de la ciudad que estás visitando, no?

El Botiquín del Viajero

Cuando nos vamos de viaje está claro que vamos a pasárnoslo bien, por eso es importante que lleves remedios para combatir la aparición de posibles malestares durante el transcurso de este. Llevar un pequeño botiquín con algunos medicamentos y/o remedios naturales pueden ayudarte ante determinadas situaciones.

viajes3

¿Y qué cosas puede llevar ese botiquín de viajes?

  • Objetos esenciales como: vendas, gasas, tiritas, agua oxigenada, alcohol 96º, o termómetro.
  • Analgésicos para adultos y/o niños: paracetamol, ibuprofeno o aspirina.
  • Medicamentos o remedios naturales ante posibles problemas estomacales.
  • Repelentes contra insectos y medicamentos para las picaduras.
  • Crema solar, si el lugar lo va a requerir.

Además, debemos tener en cuenta que si estamos con algún tratamiento, deberemos llevar reservas suficientes para el período de vacaciones que vayamos a estar fuera de casa.

Para los Propensos a los Mareos

Si eres de los que sufre mareos mientras viajas, es mejor prevenir que curar. En el caso de que viajes en coche, lo mejor es que te sientes en el asiento delantero y te concentres en el camino que recorre el coche. Trata de adivinar y prever los movimientos que va a recorrer, y abre un poco la ventana para que el aire te ayude a despejarte.

Si son los niños los que se marean, trata de conseguir que miren al exterior por las ventanas, y entretenlos con algún juego para animarlos. Sobre todo, evita que lean o jueguen con el móvil o alguna consola durante el viaje.

Si sabes que vas a viajar, evita las comidas copiosas. Pídele al conductor que tome las curvas de manera suave y haz paradas por el camino para despejarte y respirar un poco de aire fresco.

viajes4

Si tu viaje es en avión, trata de elegir asientos situados cerca de las alas del avión, que es donde más estabilidad hay. Acomódate en el asiento, mantén la cabeza inmóvil y cierra los ojos.

Si el viaje se realiza con barco, estando en el exterior de esté intenta fijar la mirada en el horizonte, y si te encuentras en el interior, acude a la zona del barco más estable o échate, manteniendo la cabeza inmóvil y los ojos cerrados.

Si te planteas viajar próximamente, puede que estos consejos te sirvan de ayuda. Si se te ocurre algún consejo más para mantener nuestra salud durante un viaje, ¿te animas a contárnoslo?

Deja tu comentario