Aprende a Convivir con tu Diabetes con Estos 8 Consejos

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (4 votos)
Loading...
feliz-sonrisa-seguridad-autoestima-belleza-cutis-3

Convivir con la diabetes puede sonar muy duro al principio, y puede ser un cambio brusco en tu vida si no lo tratas como es debido. En este artículo conocerás los mejores consejos para cambiar tu estilo de vida gradualmente, para poder convivir con tu diabetes sin que te afecte drásticamente. ¿Quieres descubrirlos? ¡No te lo pierdas!

Me Han Diagnosticado Diabetes. ¿Y Ahora Qué?

Puede que en el momento en el que sabes que padeces de diabetes te sientas descolocado y confuso. Es una reacción normal, ya que es una situación nueva a la que tendrás que enfrentarte a partir de ahora. Sin embargo, es posible convivir con ella, y tratarla de una manera lo más natural posible te ayudará a vivir tu día a día con normalidad.

Para sobrellevar tu diabetes diariamente, deberías hacer unos ligeros cambios en tu estilo de vida. No te lo tomes como una obligación, porque el cambio será más duro. Simplemente deberás concebirlo como una etapa más en tu vida. Recuerda que eres tú el que debe controlar a tu diabetes, y no ella a ti. Si dejas que te controle, puede que desarrolles malestar y ansiedad, y esto sólo empeorará tu condición. Así que deberás tomártelo con calma, y asumir que estos cambios serán positivos para ti, para poder llevar una vida normal.

A continuación encontrarás una serie de consejos para ayudarte a cambiar tu estilo de vida poco a poco, para ayudarte a controlar tu diabetes. Recuerda que los cambios deben hacerse gradualmente para que no sean tan bruscos como para agobiarte. También será importante marcarte objetivos alcanzables a corto plazo. Exigirte demasiado en poco tiempo también te causará estrés y ansiedad.

feliz-sonrisa-seguridad-autoestima-belleza-cutis

1. Baja esos Kilos de Más

El primer cambio que tendrás que hacer en tu estilo de vida es un cambio de alimentación. La acumulación de grasa y colesterol en el organismo puede influir negativamente en la acumulación de glucosa en la sangre, por lo que será recomendable perder peso si tienes sobrepeso y obesidad.

Recuerda que cuanto más tejido graso tenga tu cuerpo, más difícil será para él crear y utilizar la insulina de manera adecuada, por lo que cada kilo que pierdas será beneficioso para controlar tus niveles de glucosa en sangre.

Será importante que te marques objetivos alcanzables a corto plazo, ya que perder peso de manera demasiado rápida no sólo es poco saludable, sino que normalmente no suele ser efectivo, y finalmente se acaba recuperando el peso perdido, como te comentábamos en este artículo.

Pregunta a tu médico qué alimentos son más recomendables y cuáles deberías evitar, pero la lista de alimentos prohibidos incluirá:

  • Azúcar: Lógicamente el azúcar o cualquier alimento que lo contenga estará prohibido, como los dulces, las mermeladas, los zumos artificiales, el chocolate o la miel. Existen muchos sustitutos para el azúcar que puedes tomar, como la stevia o el jarabe de agave.

  • Frituras: Los fritos se convierten en azúcar en sangre cuando pasan a nuestro organismo, y además aumentan el colesterol. En lugar de freírlos, procura cocinar los alimentos a la plancha, al horno, al vapor o cocerlos. Serán mucho más saludables, ya no sólo para las personas diabéticas sino para todo el mundo en general.

  • Grasas: Las grasas aumentan no sólo los niveles de azúcar en sangre sino también el colesterol malo. Así pues, evita las carnes que no sean magras y los embutidos, y limita las yemas de huevo semanales.

  • Harina refinada: Las harinas refinadas también pueden ser muy perjudiciales para tus niveles de glucosa. Están presentes en el pan blanco, la masa de pizza, la pasta, los bizcochos y las galletas. Puedes sustituirla por la harina de trigo integral.

  • Sal: La sal y sus derivados tampoco son recomendables para los niveles de azúcar en sangre, por lo que será importante que limites la sal de mesa, los frutos secos, las salsas y aderezos preparados y los snacks salados.

  • Lácteos enteros: La leche entera y sus derivados son ricos en grasas y azúcares, por lo que será necesario evitarlos. Entre ellos encontramos la leche entera, la mantequilla y la margarina, los quesos, el yogur, la crema y la nata. En su lugar, puedes tomar lácteos descremados o light.

2. Aumenta tu Actividad

correr-ejercicio-perder-peso-adelgazar-running-playa-sol

El ejercicio no sólo te ayudará a bajar de peso sino que también ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre y mejora la respuesta de la insulina. Puedes combinar ejercicios aeróbicos con ejercicios de resistencia, para quemar grasa y tonificar tu cuerpo a la vez.

Como te comentaba antes, será importante que te marques objetivos alcanzables a corto plazo, y que empieces poco a poco, incrementando el tiempo y el esfuerzo que dedicas al ejercicio de manera gradual. Recuerda que cada persona tiene su propio ritmo; no fuerces tu cuerpo.

3. Evita el Alcohol y el Tabaco

El consumo de alcohol y de tabaco puede causar inflamación en ciertos órganos, como el páncreas, lo que afectará negativamente a la regulación de los niveles de azúcar en sangre. Por eso, será importante evitar tomar alcohol y restringir por completo el consumo de tabaco.

4. Toma Más Fibra

Tomar una buena cantidad de fibra diaria te ayudará a equilibrar los niveles de azúcar en sangre. Así pues será beneficioso tomar alimentos ricos en fibra como las frutas, las verduras, las legumbres, los frutos secos o las semillas. También puedes tomar cereales y arroz integral, y sustituir la pasta normal por pasta de trigo integral.

fibra-fruta-avena

5. No Pienses, Actúa

Sobre todo al principio, es posible que cuando detectes una subida o bajada de azúcar, le des muchas vueltas al “por qué”, es decir, te pongas a analizar todo lo que has hecho o has dejado de hacer, buscando una razón para esta subida o bajada.

Sin embargo, en lo que deberías centrarte es en actuar, y no perder el tiempo preocupándote acerca de qué lo causó, ya que muchas veces no tiene por qué haber una razón lógica, simplemente ocurre. Así que deja tus preocupaciones a un lado, y actúa rápidamente para llevar a tu glucosa a niveles normales, sobre todo si tu nivel de azúcar en sangre se sitúa por debajo de los 70 mg/dl.

6. Controla los Cambios de Humor

La diabetes es una enfermedad que altera tu organismo, por lo que tu estado de ánimo también se verá afectado. Muchas personas manifiestan cambios bruscos de humor, estados de ansiedad o depresión, irritabilidad e agresividad, e incluso bipolaridad.

Por eso, será necesario que controles tu humor e intentes relajarte y desestresarte. También será importante que consideres acudir a un especialista si ves que no puedes controlar tus cambios de humor, o si sientes que no puedes superar tu ansiedad o depresión.

estres-irritabilidad-andropausia-gritar-dolor-hombre

7. Rodéate de Buenas Compañías

Acostumbrarte a convivir con la diabetes puede ser un proceso duro, y es algo que requiere un proceso de aceptación y de adaptación. Muchas veces nos encerramos en nosotros mismos cuando tenemos que enfrentarnos a un cambio como éste, y es entonces cuando aparecen problemas como los que te comentaba antes, como la ansiedad, la depresión o la irritabilidad.

Por eso es importante que no te encierres en ti mismo y te rodees de las personas que te quieren. La diabetes no es un problema que debas sufrir en silencio. Habla con tu familia y amigos, desahógate y déjate ayudar. Sentirte querido y apoyado te ayudará a acostumbrarte a los cambios más rápidamente, y a adoptar una actitud más positiva.

8. Cambia de Actitud

Como último cambio, te propondré el cambio más importante de todos: un cambio de actitud. Puede que te sientas abrumado por tener que asumir un cambio en tu estilo de vida para sobrellevar la diabetes, pero recuerda que verlo todo de manera negativa sólo empeorará tu condición.

Debes estar motivado para cambiar, pensar de manera positiva y, sobre todo, tener claro que vas a ser tú el que controle a la diabetes y no al revés. Solo así, con esta actitud, podrás tener éxito y ser capaz de vivir esta nueva etapa de tu vida de manera normal. Recuerda que si quieres, puedes.

autoestima-confianza

¡Convive con tu Diabetes!

Como has visto, los cambios en tu estilo de vida son necesarios cuando te diagnostican diabetes, pero eso no significa que vaya a cambiar a peor. Recuerda que convivir con tu enfermedad no tiene por qué controlar tu vida, sino solo formar parte de ella. Así que dale la vuelta a tu actitud, introduce los cambios poco a poco y de manera gradual, y no dejes que la diabetes te pare.

¿Padeces diabetes o conoces a alguien cercano que la padezca? ¿Quieres comentarnos algún consejo más para convivir con ella? ¡Te escuchamos!

libertad-playa-estres-ansiedad-feliz

Deja tu comentario