10 Alimentos que Deberías Excluir de tus Desayunos Para Mantener la Línea

Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (3 votos)
Cargando…

Suele decirse que el desayuno es la comida más importante del día, y a este dicho popular no le falta razón. El desayuno es primordial para aportar a nuestro organismo la energía que necesita para afrontar el nuevo día.

Sin embargo, mucho de lo que desayunamos está afectando a nuestro peso, e incluso a nuestra salud en general. ¿Quieres conocer qué no deberías desayunar si pretendes mantener una dieta saludable? ¡Quédate con nosotros!

Libro Aliviar Dolores

¿Por Qué el Desayuno es la Comida Más Importante del Día?

El desayuno es la comida más importante del día, de eso no hay duda. Es la primera comida que toma nuestro cuerpo después de haber pasado muchas horas descansando, por lo que necesita reponer nuevas energías para afrontar un nuevo día. Sin embargo, no nos valdrá cualquier cosa, y eso es lo que vas a aprender hoy, en este artículo.

Antes de empezar a comentar qué alimentos se desaconsejan para desayunar, debemos primero tener en cuenta algunas recomendaciones sobre el desayuno:

  • No te saltes el desayuno: Saltarte el desayuno puede llegar a ser tan perjudicial para tu peso como tomar uno poco saludable. Por una parte, puede que a media mañana te asalte un hambre voraz que te haga comer de más y desequilibre tu dieta. Y, por otra parte, te hará aumentar de peso.

    Aunque creas que al no darle a tu organismo los nutrientes necesarios para funcionar correctamente consumirá reservas (y te hará adelgazar), lo que ocurrirá es que después de ello tu cuerpo decidirá almacenar mucho más en tu próxima comida, preparándose para cuando vuelva a no recibir esos nutrientes. En cuyo caso, en lugar de perder peso, aumentarás tu acumulación de grasas.

    Además, saltarse el desayuno ya no solo será perjudicial para tu peso, sino para tu salud en general. Si tu cuerpo no recibe los nutrientes adecuados te notarás más fatigado, cansado, e incluso puedes sufrir mareos o desmayos. Es muy importante alimentarse correctamente, y aún lo es más por las mañanas, en la primera comida de día.

    tostadas-desayuno-saludable-peso-adelgazar

  • Debe ser abundante: Como ya te comentaba en este otro artículo, el refrán de “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”, tiene muchísima razón. Y es que el desayuno debe ser abundante, porque como decía, debe darnos ese empujón matinal para reponer la energía después de haber dormido.

    Hacer un desayuno demasiado pobre puede provocarte las mismas consecuencias que hemos visto que ocurren cuando te lo saltas.

  • No desayunes con prisas: El desayuno, como hemos dicho, debe ser abudante y saludable. Esto significa que necesitarás un tiempo para prepararlo y también para comerlo tranquilamente. Levantarte a última hora y con prisas solo hará que no desayunes, o que desayunes mal, y esto repercutirá tanto en tu dieta como en tus energías durante la mañana.

    Por otra parte, comer con prisas nunca es bueno. Está demostrado que ingerir los alimentos sin masticar adecuadamente y demasiado rápido, empeora la digestión y eso nos hace aumentar de peso.

    Además, al ingerir tan rápido la comida, no le damos tiempo a saciar nuestro estómago, causando que comamos más de lo debido y después nos sintamos hinchados. Y esto es lo peor que podemos hacer para mantener nuestra línea.

10 Alimentos que Deberías Evitar Tomar para Desayunar

Además de ser beneficioso para mantener la línea, tomar un desayuno saludable también nos ayudará a mejorar el rendimiento, a mejorar nuestro metabolismo, a mejorar nuestra concentración sobre todo por la mañana, y a mantener una buena salud en general.

Así pues, a continuación encontrarás una lista de los alimentos que deberías evitar en tu desayuno si quieres desayunar de manera saludable. Además, encontrarás sugerencias más saludables para sustituir a cada uno de ellos.

1. Cereales Azucarados

cereales-desayuno-azucar

Los cereales son considerados un alimento ideal para desayunar, y pueden serlo, siempre y cuando elijamos los adecuados. Debemos evitar por completo todos los cereales que contengan azúcares añadidos, ya que son extremadamente calóricos.

Todo ese azúcar extra se convertirá en grasa acumulada si no lo quemamos con una gran cantidad de ejercicio. Así que lo mejor es, directamente, evitar tomarlos. Por otra parte, los cereales azucarados suelen llevar colorantes y conservantes poco saludables, por lo que siempre es mejor optar por cereales más naturales.

Los cereales ideales suelen estar hechos de granos enteros, y con altas cantidades de fibra, que te ayudarán no solo a mantener la línea sino a mantenerte saciado durante más tiempo. Además contienen vitaminas, antioxidantes y minerales que te ayudarán a luchar contra la obesidad y a mantener tu organismo sano.

Por otra parte, los cereales azucarados suelen llevar colorantes y conservantes poco saludables, por lo que siempre es mejor optar por cereales más naturales.

2. Zumos de Frutas

Por una parte, debes saber que cualquier zumo de frutas que esté procesado (es decir, que no hayas exprimido tú directamente de la fruta), contiene azúcares añadidos y conservantes que no serán nada recomendables ni para tu peso, ni para tu salud en general.

Además, este tipo de zumos suele perder la mayor parte de su valor nutritivo, por lo que serán muy pobres en las vitaminas, minerales, antioxidantes, fibras y enzimas que nos proporcionan los zumos de frutas naturales.

zumo-de-naranja

Por otra parte, aunque los zumos de frutas naturales son mucho más recomendables que los procesados, para desayunar es mejor tomar la propia fruta entera, antes que hacerla zumo. Esto es porque al exprimir la fruta no estamos comiendo la pulpa y, en algunas frutas, la piel, que comeríamos si las tomáramos enteras.

De esta manera estamos perdiendo los nutrientes y la fibra que nos proporcionan estas partes de la fruta, y que son muy necesarias en el desayuno, tanto para aportarnos la energía que necesitamos, como para mantenerte con una sensación de saciedad durante más tiempo.

3. Alimentos Ricos en Grasas Saturadas

Cualquier alimento demasiado grasiento, como por ejemplo el bacon o cualquier fritura, está completamente desaconsejado si lo que estamos buscando es tomar un desayuno saludable.

Este tipo de alimentos contienen excesivas grasas saturadas, sodio y nitrato, lo que puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas o cáncer.

huevos-fritos-bacon-grasa-engordar-peso

Evita cualquier tipo de carne roja, y opta por carnes magras cocinadas a la plancha, evitando así usar demasiado aceite. Por otra parte, el fiambre de pavo, de pollo, o el jamón dulce también son proteínas muy bajas en grasas, por lo que también estarían consideradas parte de un desayuno saludable.

4. Barritas de Cereales

Las barritas de cereales están muy de moda, y lo peor es que son una supuesta “moda saludable”. Pero lo cierto es que de saludables tienen bien poco. La mayoría son altas en azúcares, grasas saturadas y sal, por lo que son bastante altas en calorías.

Sin embargo, hay barritas de cereales que sí son saludables y sí serían un buen componente para nuestros desayunos. Se trata de las barritas con cereales integrales, y sin azúcares añadidos.

También podemos encontrar barritas de cereales con calcio, que pueden ser muy beneficiosas para nuestros huesos, en especial para las mujeres, ya que suelen padecer más problemas óseos, como la osteoporosis.

barrita-cereales-muesly-desayuno-saludable

5. Bollería Industrial

La bollería industrial es una de las peores opciones que podemos elegir tanto para desayunar como para tomar a cualquier hora del día. Este tipo de alimentos suelen estar fritos, y contienen grandes cantidades de azúcar, harina blanca y grasas trans, además de no contener nada de fibra.

Estos alimentos ya no solo son perjudiciales para mantener la línea, sino para mantener tu buena salud. Este tipo de grasas insaturadas se han relacionado con un aumento significativo del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, enfermedades coronarias y diabetes de tipo 2.

Por otra parte, aunque la bollería casera o de pastelería sea más saludable, sigue siendo igualmente alta en azúcares y especialmente calóricas como para mantener la línea, por lo que también se deberá evitar.

donuts-bolleria-peso-desayuno

6. Noodles o Fideos Instantáneos

Los noodles o fideos instantáneos pueden ser una opción cómoda y rápida para desayunar con prisas, acorde con el frenético ritmo que llevamos hoy en día. Se abre el bote, se echa agua hirviendo y, volià, ya tenemos listos nuestros fideos. Sin embargo, estos fideos pueden ser tan perjudiciales como rápidos se cocinan.

Los noodles contienen dos conservantes (el BHA y el TBHQ) que han sido relacionados con un aumento del riesgo de padecer cáncer, si se consumen a largo plazo. Además, puede aumentar el riesgo de sufrir síndrome metabólico, lo que suele derivar en problemas cardíacos o en el desarrollo de diabetes de tipo 2.

Por otra parte, los noodles están repletos de calorías vacías y contienen un exceso de sodio, lo que repercutirá irremediablemente en nuestro peso.

7. Pan Blanco

pan-blanco-sandwich

El pan blanco tiene un índice glucémico alto. Esto significa, que está hecho de granos refinados, que se absorben rápidamente durante la digestión, haciendo que aumente el azúcar en sangre, y con ello los niveles de insulina. Por esta causa, el consumo de pan blanco puede derivar en un aumento de peso, en el desarrollo de diabetes de tipo 2, y de enfermedades del corazón.

Además, este tipo de panes son bajos en fibra, por lo que no ayudan a nuestra digestión y además sacian mucho menos. Por otra parte, al estar refinados, este tipo de panes pierden gran parte de sus nutrientes esenciales, por lo que también son poco nutritivos.

En lugar de pan blanco, utiliza panes hechos con granos enteros, como el de trigo, el de avena o el de centeno, y siempre integrales, ya que nos proporcionarán más fibra.

8. Tortitas

Las tortitas o panqueques pueden ser un desayuno muy delicioso y atrayente. Sin embargo, contienen harina blanca, azúcar, sodio y mantequilla, por lo que son rica en grasas saturadas, lo que las hace especialmente calóricas.

Además, estos ingredientes ya no solo son perjudiciales para mantener la línea, sino que también pueden provocar:

  • El aumento de los triglicéridos y el colesterol, lo que aumenta el riesgo de padecer enfermedades coronarias.

  • El aumento de los niveles de azúcar en sangre, lo que puede provocar el desarrollo de diabetes de tipo 2.

tortitas-pancakes-crepes-panqueques

Por otra parte, no contienen ni fibra ni proteínas, por lo que la sensación de saciedad que nos proporcionan desaparecerá en poco tiempo.

Sin embargo, podemos hacer nosotros mismos tortitas más saludables, utilizando ingredientes como granos enteros, nueces picadas y molidas, y frutas y verduras para añadir un toque de sabor y de nutrientes esenciales.

9. Yogur de Sabores

Los yogures de sabores también suelen usarse a menudo en el desayuno, y no son para nada saludables. Contienen colorantes y aromatizantes artificiales, además de una gran cantidad de azúcar, para nada recomendable para nuestro organismo.

Sin embargo, el yogur natural sí puede ser una buena opción para desayunar. Es una fuente natural de calcio, proteínas y probióticos que mantienen el intestino sano. Además, puedes añadir frutas, cereales o frutos secos al yogur para darle sabor y más valor nutritivo.

yogur-natural-cereales-frutos-rojos-fibra

10. Café

Tomar café para desayunar no tiene por qué ser un problema, a no ser que sufras de hipertensión o alguna enfermedad en que la cafeína no esté recomendada. Sin embargo, el problema está con qué lo acompañamos: leche y azúcar.

  • Leche: Tomar el café con leche lo suaviza un poco. Sin embargo, abusar de la leche de vaca puede no ser bueno para nuestra salud, ya que se ha relacionado con el desarrollo de asma, alergias, resfriados y otitis, dado su alto contenido en caseína.

    Por esto, tomar el café solo es la mejor opción, aunque si quieres rebajar el café con leche puedes hacerlo, pero te recomendamos usar leche de soja, que además es mucho menos calórica.

    Si decides seguir usando leche de vaca, procura que sea leche desnatada, ya que, aunque no tanto como la de soja, es mucho menos calórica que la leche entera o semidesnatada.

  • El azúcar refinado: El azúcar blanco o refinado puede ser perjudicial para nuestra salud, ya que para poder asimilarlo correctamente nuestro cuerpo consume vitamina B y calcio, lo que provocará que disminuyan. Además, el azúcar refinado es muy calórico, por lo que si estás intentado adelgazar no te hará ningún bien.

    Como alternativas al azúcar blanco, te recomendamos azúcar moreno o edulcorantes naturales, como la stevia, el jarabe de arce, el azúcar de abedul o la miel.

cafe-leche-solo

Por otra parte, también cabe decir que sustituir el café por un té verde también puede traer beneficios a nuestra salud, ya que tiene multitud de propiedades de las que nos podemos beneficiar, y siempre será más sano para nuestra salud cardíaca.

¡Empieza el Día con Buen Pie!

Como has podido comprobar, empezar el día con un desayuno sano y equilibrado no sólo nos ayudará a mantener la línea, sino también a afrontar la mañana con energías suficientes para rendir en los estudios, el trabajo, ¡o en cualquier cosa que se nos ponga por delante!

¿Conoces alguna receta saludable para desayunar? ¡Compártela con nosotros!

dormir-bien-mujer-levantarse

 

Deja tu comentario