Los Mejores Consejos para Evitar un Sistema Inmunológico Débil

misremedios.com

Cuando nuestro sistema inmunológico se debilita somos mucho más propensos a enfermar, por eso es importante conocer cuáles son las causas más comunes que harán que esto ocurra.

En el artículo de hoy comprobaremos que no llevar una dieta adecuada o no disfrutar de las horas de sueño suficientes pueden afectar a la debilidad de nuestro sistema inmunológico. Si quieres conocer las causas más comunes por las que caerás enfermo antes y así poder ponerles remedio, quédate conmigo que te lo cuento.

Libro 365 Remedios Naturales

Evitar que tu Sistema Inmunológico se Debilite

¿Eres de los que se caen enfermo antes que nadie? Un resfriado, una gripe… Si la respuesta es sí, quizás debas plantearte a qué puede deberse eso, y qué cosas puedes fortalecer tu sistema inmunológico.

resfriado-constipado

El sistema inmunitario es el que se ocupa de la defensa natural de nuestro cuerpo. Células, tejidos y órganos que se unen para proteger nuestro cuerpo de los invasores, entre los que se incluyen bacterias, virus, parásitos y hongos, que causarán que enfermemos. Éstos invasores se encuentran en todas partes, pero nuestro sistema inmunitario nos protege de ellos creando una barrera que impide que entren en el cuerpo.

Si nuestro sistema inmune funciona correctamente podrás evitar numerosos problemas de salud, que pueden ir desde una simple gripe o resfriado, hasta un cáncer.

7 Causas que Podrían Favorecer que Enfermes

A continuación vamos a repasar cuáles son las causas más comunes que provocan que nuestro sistema inmunológico se debilite.

1. No Llevar Una Dieta Adecuada

dieta-sana-2

Ya sabes que siempre te recalcamos la importancia que tiene el llevar una dieta sana y equilibrada. Nuestra salud lo va a agradecer, y además podrá hacerle frente a posibles infecciones que se presenten.

Somos lo que comemos. Si nuestra dieta es variada y equilibrada y nos aporta los nutrientes y vitaminas esenciales, nuestro cuerpo será capaz de funcionar con eficacia y combatir las infecciones.

Recuerda incluir en tu dieta los alimentos orgánicos, y huir de aquellos alimentos que estén procesados y sean ricos en azúcares.

2. No dormir las horas suficientes

dormir

Te hemos hablado en anteriores ocasiones de la importancia de dormir las horas suficientes y del efecto negativo que puede tener para nuestra salud la falta de sueño. Si no dormimos lo suficiente, seremos más vulnerables ante una posible infección.

Esto ocurre porque el sueño permite a nuestro cuerpo descansar y recuperarse. El sistema inmune produce proteínas que son capaces de combatir la inflamación y las enfermedades. Cuando estamos enfermos o estresados nuestro cuerpo no es capaz de producir las suficientes proteínas para combatir las dolencias, por eso es muy importante que cuidemos nuestras horas de sueño.

Además, muchas enfermedades están íntimamente ligadas con la privación del sueño, como es el caso de las enfermedades del corazón, la obesidad o la diabetes.

3. El Estrés

estres-cansancia-ansiedad

Nuestro ritmo de vida cada vez es más acelerado, y es normal que tengamos un poco de estrés en nuestro día a día. En pequeñas dosis, el estrés incluso puede ser saludable. Pero el problema viene cuando ese estrés afecta a nuestra salud de una manera muy significativa y se alarga en el tiempo.

El estrés crónico acaba afectando directamente a nuestro sistema inmunológico, debilitándolo y haciéndonos más vulnerables ante las enfermedades. Y no solo puede contribuir a dolencias menores, sino que puede acabar favoreciendo la aparición de enfermedades del corazón, cardiovasculares e incluso la obesidad.

Además, el exceso de estrés puede conducir también a la segunda causa que hemos nombrado, la falta de sueño. Cuando estamos preocupados por algo dormir no va a ser una tarea fácil, y eso, al final, acaba contribuyendo a debilitar nuestro sistema inmunológico.

Si quieres ponerle fin al estrés, te recomendamos que le eches un vistazo a los consejos que te dábamos en este otro artículo. Actividades como el yoga, la meditación, los ejercicios de respiración y el mindfulness pueden ayudarte a combatirlo.

4. Beber Alcohol en Exceso

Beber cantidades moderadas de alcohol parece tener efectos positivos en nuestra salud, como por ejemplo reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Pero moderado es no tomar más de una o dos bebidas alcohólicas al día, puesto que si abusamos de ellas el efecto que producirán será el contrario.

Beber demasiado alcohol puede llegar a disminuir la resistencia de nuestro sistema inmunológico ante posibles infecciones, así que evitar beber alcohol en exceso.

5. Falta de Nutrientes y Vitaminas

dieta-sana

Como te decíamos, una dieta saludable es esencial, y es importante que sea variada para que obtengas todos los nutrientes que tu cuerpo necesita para hacerle frente al día a día. Pero es cierto, que hay algunos de esos nutrientes que son especialmente buenos para protegernos ante posibles infecciones y enfermedades.

  • El magnesio. Este nutriente nos ayuda a controlar el estrés, combatir enfermedades e incluso combatir el frío que sentimos.

  • Vitamina D. La vitamina D es una vitamina esencial para muchas de las funciones básicas de nuestro cuerpo, y aunque en invierno puede resultarnos más complicado conseguirla a través del sol, consumiendo productos como huevos, pescado o leche podremos obtener los niveles recomendados.

  • Vitamina C. Es la vitamina por excelencia, uno de los componentes más esenciales en la batalla contra infecciones y enfermedades, y que nos ayudará a proteger nuestro sistema inmune.

6. La Deshidratación

beber-agua

Beber la suficiente cantidad de agua al día es algo a lo que no prestamos mucha atención, pero tiene una gran importancia en nuestra lucha contra las infecciones y enfermedades.

Nuestro cuerpo está compuesto en un 70% de agua, y para que funcione correctamente necesitamos reponer ese agua. Al cabo del día perdemos una gran cantidad de agua a través del intestino, del sudor o la orina, por lo que si no bebemos lo suficiente nuestros órganos vitales y nuestros músculos lo notarán, produciéndose la deshidratación.

No llegues hasta ese punto en el que tu cuerpo no sea capaz de sustituir los líquidos perdidos de manera adecuada, porque entonces caer enfermo será mucho más fácil.

7. Tomar Antibióticos en Exceso

antibioticos

Si eres de los que a la primera señal o síntoma de dolencia te tomas un antibiótico, debes saber que con el tiempo tu cuerpo puede hacerse resistente a ellos, pudiendo ocasionar infecciones aún más graves.

Intenta tomar antibióticos solo en caso de infecciones bacterianas y cuando te lo indique tu médico. Como alternativa, puedes combatir la dolencia que te afecte con algunos de nuestros remedios naturales.

¡Protege Tu Organismo!

pelo-cabello-mujer-feliz

Como has visto, el mejor remedio para evitar que nuestro sistema inmune se debilite es adoptar unos hábitos de vida saludables. Cuidar de nuestra dieta, evitar la falta de sueño y huir del estrés son algunas de las claves que te ayudarán a fortalecerlo y poder combatir posibles infecciones y enfermedades.

¿Cómo cuidas tu de tu salud? ¿Añadirías algún consejo para fortalecer tu sistema inmunológico y así proteger tu salud frente a posibles enfermedades?